ENTREVISTA CON EL LÍDER DE MÁS PAÍS

Íñigo Errejón: "No hay alternativa al desbloqueo si no es en el sentido progresista"

El candidato de Más País no contempla otro escenario que no sea conseguir grupo propio. Tampoco cree que se forme una gran coalición, aunque no descarta una abstención del PP

Su obsesión es la movilización del electorado progresista que podría quedarse en casa el 10-N y su temor que la situación en Cataluña acabe produciendo un vuelco electoral. Las movilizaciones independentistas previstas para la jornada de reflexión podrían tener consecuencias imprevisibles en el peso electoral de los bloques, pues la cuestión territorial es un marco en el que siempre se mueven mejor las derechas. Íñigo Errejón, el candidato de Más País, no contempla otro escenario que no sea conseguir grupo propio en el Congreso. Tampoco cree que se forme una gran coalición, aunque no descarta una abstención del PP que solo daría oxígeno a Sánchez hasta los próximos Presupuestos. El desbloqueo, dice, será mediante un Gobierno progresista o no será.

El que fuera número dos de Podemos recibe a El Confidencial, con la voz ya algo tocada por la sucesión de mítines, en la sede de campaña de Más País, situada en el madrileño distrito de Arganzuela. El epicentro de la izquierda alternativa, donde también se sitúan las sedes del PCM, la morada de Podemos o los cuarteles de sectores políticos más autónomos como Anticapitalistas y Madrid 129.

PREGUNTA. Vamos a una repetición electoral en un contexto de hartazgo y de creciente distanciamiento entre el electorado y sus representantes. Más País, precisamente, justificó su salto a las generales para combatir esta situación. No parece que su presencia esté surtiendo efecto para paliarla.

RESPUESTA. Yo entiendo que la gente esté harta y cansada porque tiene motivos para estarlo. La gente hizo su trabajo y los representantes políticos no. Maltrataron la confianza recibida y, por tanto, mucha gente se pueda sentir víctima de un secuestro caprichoso: les tienes que votar porque es una necesidad histórica y después de votar te dicen que tienes que volver a ir a votar. El problema es que lo hacen sin garantizarte que no van a volver a hacer lo mismo. Me parece obvio que si los españoles votan lo mismo, sucederá lo mismo. El electorado de derechas no está desmovilizado, la desmovilización es de la gente progresista. El riesgo es que la gente progresista se quede en casa, pero precisamente por eso hace falta una fuerza progresista que diga que es parte de la solución y no del problema.

Íñigo Errejón en la entrevista con este diario.
Íñigo Errejón en la entrevista con este diario.

P. Viendo las encuestas y las posiciones de máximos que mantienen los líderes políticos todo apunta a que ese bloqueo puede seguir produciéndose después del 10-N. ¿Qué papel puede jugar Más País?

Sánchez e Iglesias nunca le deberían haber regalado a Vox y al PP una segunda oportunidad

R. No es un análisis solo de qué haga yo o de qué haga Más País. Es un análisis de qué ha hecho el PP. Cuando personas estrechamente vinculadas al PP se han gastado miles de euros en 'fake news' en páginas de Facebook falsas, incluso con suplantación de mi propia identidad, para difundir mensajes que alienten al electorado progresista a la abstención, el PP está dando en el clavo. Estas elecciones las puede decidir la abstención. Todo el votante que quiere votar por el trío de las derechas lo va a volver a hacer porque le ha llovido una oportunidad del cielo. Sánchez e Iglesias nunca le deberían haber regalado a Vox y al PP una segunda oportunidad. Que la aprovechen o no depende de la abstención progresista y seguramente nuestra principal contribución es garantizar a mucha gente que estaba harta, que sepa que tiene un voto que va a respetar su voluntad.


P. ¿Puede pasar el desbloqueo por una gran coalición?

R. No hay alternativa al desbloqueo si no es en un sentido progresista. Incluido algún tipo de pacto soterrado entre PSOE y PP. No creo que vaya a haber una gran coalición, sino quizás un intento de algún tipo de pacto por el que el PSOE reciba una abstención del PP y se pongan de acuerdo en dos o tres cosas, como unos Presupuestos que le gusten a las élites y Bruselas, algún tipo de consenso sobre Cataluña y sobre el mecanismo de la investidura, para que se parezca más a la de Asturias o a la del País Vasco. Pero esto es un gobierno con las patas muy cortas. El PP nunca es leal en la oposición. Se equivocaría el PSOE si cree que así va a tener un camino estable. Eso sería una especie de 'bonus track' del bloqueo. No se repiten elecciones en dos meses pero se repiten en seis. Lo único que soluciona el problema es un gobierno progresista.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, durante la entrevista.
El líder de Más País, Íñigo Errejón, durante la entrevista.


P. Hay quien está viendo guiños en el PSOE hacia esa opción, tanto por el plan presupuestario enviado a Bruselas como por su posición respecto a Cataluña. ¿Cree que la desaceleración económica y un agravamiento de la crisis en Cataluña empujan a Sánchez hacia esa dirección?

El PSOE tiene una especie de tic compulsivo porque le veo una campaña de titubeo permanente y es imprescindible que sean claros

R. Al PSOE le veo guiñar ojos en todas las direcciones. Es una especie de tic compulsivo porque le veo una campaña de titubeo permanente y es imprescindible que sean claros. Titubeos como eliminar el federalismo y luego volver a incluirlo, renunciar a equilibrar la balanza fiscal en nuestro país o en cuestión de la reforma laboral. Tampoco estoy de acuerdo con el planteamiento que está haciendo Pablo Iglesias, pero está siendo honesto. Dice que el Gobierno tiene que ser de coalición y que si no tengo los ministerios que quiero no va a haber gobierno. No lo comparto, pero es franco. Le pido la misma franqueza a Sánchez. Si va a haber gobierno progresista o no y en qué condiciones.


P. ¿Ustedes descartan formar parte de un gobierno de coalición o dependerá de sus resultados?

Íñigo Errejón.
Íñigo Errejón.

R. Descartamos que eso sea lo fundamental. El PSOE especuló con eso e incluso creo que Ábalos dijo que yo podría ser ministro. No tienen que confundirse con nosotros. Como empecemos otra vez con el maldito juego de las sillas volvemos otra vez al bloqueo. Nosotros no queremos poner los carros por delante de los bueyes. Lo fundamental es qué prioridades va a tener el nuevo gobierno, y en ese sentido nos interesa más ponernos de acuerdo con el PSOE y Unidas Podemos sobre qué vamos a hacer con el mercado laboral en España que en quién ocupa cada posición. Se ha dicho que solo si se tienen ministerios se controla un Gobierno. Yo creo que hay que ser serios y saber qué es un Gobierno. Un gobierno es uno y por tanto todos los ministros dependen del presidente del Gobierno, no son compartimientos estancos. Puede haber discusión política, pero lo importante es poner sobre la mesa cómo queremos desbloquear nuestro país.

P. ¿Para evitar unas terceras elecciones, si fuera necesario el concurso de Ciudadanos, que también podría despejar la opción de esa gran coalición blanda vía abstención, lo apoyarían como mal menor para ustedes?

Un gobierno es uno y por tanto todos los ministros dependen del presidente, no son compartimientos estancos

R. Creo que es imposible porque los números no van a dar. El único posible entendimiento del PSOE, si no es para un gobierno progresista, pasa por el PP. El otro motivo, además del aritmético, es el ideológico. Ya es tarde, mucha gente ha abandonado Ciudadanos esperando que recuperara algunas de las posiciones para hablarle a españoles que venían de posiciones diferentes y con algo de incidencia en la regeneración política. El Ciudadanos de la regeneración política está manteniendo a la Ayuso de Avalmadrid, al PP de Madrid de la Gürtel y de la Púnica, pero también el que mantiene al PP en Murcia y allí donde puede, tengan los casos de corrupción que tengan. Y el Cs del europeísmo va de la mano con una formación política de ultraderecha como Vox, que hace que se sonrojen sus propios socios en Europa, es tarde para eso. Pudieron jugar un papel en la política española pero decidieron otra cosa, ubicarse al lado de Vox y creo que eso le está pasando una cierta factura electoral.


P. Volviendo a Cataluña, han abandonado la idea del referéndum y propuesto un modelo federal, como el que ha recuperado el PSOE en su programa después de un amago de suprimirlo del programa que presentaron para el 28-A. ¿Creen que son el partido más cercano al PSOE a la hora de buscar una salida?

R. Creo que dentro del PSOE y sobre todo del PSC hay voces que saben que la situación en Cataluña solo se va a arreglar con más política y que no le pueden trasladar a los jueces y a la policía, que están para otra cosa, la solución de los problemas de convivencia. Pero no se atreven a hacerlo porque están en campaña electoral, prefiriendo una suerte de sobreactuación, pensando que eso les va a dar resultados. El encaje de Cataluña en el resto de España tiene que nacer de un pacto político que luego tiene que ser refrendado por todos los catalanes. El Brexit nos enseña que el orden de los factores sí altera el resultado. No es lo mismo votar y luego adoptar un acuerdo, que intentar acordar y luego votarlo. En Cataluña hace falta un gran acuerdo que incluya a la inmensa mayoría de catalanes y luego se refrende. Hay que reconstruir un acuerdo de convivencia primero entre los catalanes y abandonar la creencia de unos y de otros de que se puede construir una Cataluña estable y con concordia ignorando a la otra mitad.

P. ¿Cómo les afecta que Cataluña se haya vuelto un asunto central en la campaña, cuando el marco de Más País se centraba más en el desbloqueo?

Convocar elecciones sabiendo lo que iba a pasar en Cataluña es una inmensa irresponsabilidad política

R. Ni siquiera se está centrando en Cataluña, se está centrando en el orden público. No se está centrando en cómo alcanzar un acuerdo primero entre la sociedad catalana y luego con el resto de España. Pero Cataluña es el resultado del bloqueo político y la falta de política no de ahora, sino ya de Rajoy y de cuando el PP recogió firmas contra el Estatut. Convocar elecciones sabiendo lo que iba a pasar en Cataluña es una inmensa irresponsabilidad política. Esta situación nos hubiese cogido mejor con un Gobierno progresista, igual que el referéndum del 1-O.

P. El día después de las elecciones. Si le tiene que enviar un documento con propuestas al PSOE en base a las que pactar, ¿cuáles serán esas medidas concretas?

R. La primera, lo más importante, avanzar hacia un gran acuerdo verde en España. Tiene que enfrentar el cambio climático, que es algo que no sucede a miles de kilómetros, sino que sucede en el mar Menor, en las riadas en el sur de Alicante y que todos los días envenena el aire que respiramos, la comida que comemos, inunda los ríos o incendia los montes. La UE dice que los países del Mediterráneo están en situación de emergencia climática y hay que tomárselo en serio y combatirlo. Aspiro a descarbonizar la economía al 50% en el 2030 o producir medio millón de empleos verdes con la apuesta por las energías renovables. El mayor reto es emprender una transición ecológica transformando el modelo energético y productivo, movilizando tanto el sector público como el privado.

P. Ustedes aspiran a tener grupo propio, pero de momento las encuestas no lo aseguran. ¿Cuál es su suelo para que ustedes abran una reflexión interna sobre la hoja de ruta de Más País?

El mayor reto es emprender una transición ecológica transformando el modelo energético y productivo

R. Nosotros abriremos sin duda una reflexión el día después de las elecciones porque Más País no es un partido político, sino una candidatura conformada a partir de la alianza entre mucha gente que quería un desbloqueo progresista. Tendremos un tiempo de discusión y reestructuración. Hay mucho espacio para una fuerza que una lo verde y la justicia social en España. Estamos llamados a ocuparlo y profundizarlo. Ya lo empezamos a hacer en Madrid y creo que tendrá recorrido en la política española en el futuro.

P. ¿Y sobre los resultados?

R. Tengo que decir que yo ya he vivo una campaña electoral en la que una marca poco conocida se presenta a las elecciones y las encuestas le dan resultados modestos, sobre el 7 u 8%, y las urnas le dan finalmente un 15%. Esto es porque es difícil medir por las encuestas a una nueva fuerza política que acaba de irrumpir con un nombre nuevo. Nosotros vamos a tener sin la menor duda un muy importante grupo parlamentario que va a formar parte de una mayoría progresista y del desbloqueo.

Íñigo Errejón posa durante la entrevista con El Confidencial.
Íñigo Errejón posa durante la entrevista con El Confidencial.

P. Usted mantiene su acta de diputado en la Asamblea de Madrid. ¿En caso de que no tenga grupo propio descarta volver a la Asamblea o se mantendría en el Grupo Mixto?

R. No contemplo otra posibilidad porque vamos a tener grupo parlamentario.

P. ¿Cómo se construirá Más País? ¿Será una cooperativa de partidos? ¿Cogerán la mano que tiende Alberto Garzón para que los actores de la izquierda alternativa al PSOE vuelvan a unirse?

R. Alberto Garzón está demostrando amplitud de miras y se ha movido hacia posiciones que me parecen más sensatas. En todo caso nosotros pondremos por delante lo que más le importa a la gente. Lo fundamental es que las candidaturas progresistas, más allá de las siglas, puedan hacer unos Presupuestos, el BOE, leyes. A la gente le importa más que seamos capaces de cambiar la reforma laboral que cuál sea la relación entre las fuerzas progresistas. Habrá que ver cómo queda configurado el escenario político, pero el pueblo español se alejará si no somos capaces de tener política útil y debemos demostrarlo. En lo ideológico nosotros queremos estar en el espacio verde y con respecto a la forma organizativa vamos junto con Chunta, Equo o Compromís y, por tanto, al día siguiente habrá que ver cómo ese espacio político se estructura y mira hacia el futuro.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios