PRIMER NOMBRAMIENTO DE LA XIII LEGISLATURA

Pedro Sánchez elige al catalán Miquel Iceta como nuevo presidente del Senado

El líder del PSC relevará al popular García-Escudero y ocupará el escaño de José Montilla. Iceta será el primer catalán en dirigir la Cámara Alta. Es un dirigente de la total confianza del presidente

Foto: Miquel Iceta y Pedro Sánchez, el pasado 31 de marzo en Tarragona, durante la clausura de la convención municipal del PSC. (EFE)
Miquel Iceta y Pedro Sánchez, el pasado 31 de marzo en Tarragona, durante la clausura de la convención municipal del PSC. (EFE)

Pedro Sánchez ya ha hecho su primera elección, y muy simbólica, en la XIII Legislatura que ahora arranca. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, de 58 años, será el nuevo presidente del Senado, en sustitución del popular Pío García-Escudero, que dirigía la Cámara Alta desde 2011.

Será el martes 21 de mayo, cuando se constituyan las Cortes Generales salidas de las urnas el pasado 28 de abril, cuando se materialice el nombramiento del dirigente catalán, que está asegurado porque el PSOE dispone de mayoría absoluta en el Senado. Pero el anuncio, adelantado por el diario 'El País' y confirmado a este periódico por fuentes del partido y de la Moncloa, ya es todo un gesto en sí mismo. Sánchez premia a uno de sus hombres de su confianza, a un dirigente que siempre le ha apoyado, incluso en los momentos más duros, y que es la voz de los socialistas en Cataluña, quien encarna en la comunidad su apuesta por el diálogo y la "convivencia". Iceta es además un político muy experimentado, buen fajador de acuerdos, muy respetado en sus filas y también por los partidos rivales.

Puertas para fuera, el jefe del Ejecutivo lanza un mensaje a Cataluña, situando a un dirigente veterano como Iceta a la cabeza de una Cámara que, según la Constitución, ha de ser el foro de interlocución territorial. La designación tiene ese carácter también: potenciar el Senado como Cámara territorial, que refleje la pluralidad y diversidad de España. Pero también tiene su simbolismo por otra razón: el Senado es que el que, con su mayoría absoluta, debe respaldar la aplicación de un nuevo 155 en Cataluña, puesta en marcha, por tanto, que en caso de aprobarse, se produciría con un catalán al frente. PP, Ciudadanos y Vox demandan otra intervención de la comunidad, destitución de Quim Torra mediante. De hecho, Albert Rivera exigió ayer al jefe del Ejecutivo en funciones un nuevo 155 y le ofreció sus escaños —irrelevantes numéricamente— para activarlo. Iceta siempre defendió que la intervención de Cataluña en 2017 fue necesaria y ponderada, aunque ese apoyo le costara tirones internos. En aquel momento se había celebrado un referéndum de autodeterminación ilegal y una declaración unilateral de independencia. Ahora, casi dos años después, entiende, como Sánchez, que no hay razones para ir a un nuevo 155, por más que Quim Torra gesticule.

Pedro Sánchez elige al catalán Miquel Iceta como nuevo presidente del Senado

La elección de Sánchez no necesita pasar por el filtro de las negociaciones con otros partidos, porque el PSOE ha recuperado la mayoría absoluta en el Senado, de la que no disponía desde hace más de 20 años. Eso sí, Iceta deberá antes ser nombrado senador por designación autonómica por el Parlament de Catalunya, por lo que sustituirá al 'expresident' José Montilla. En principio, el dirigente tiene previsto compatibilizar ambos escaños, en Barcelona y en Madrid, según fuentes de su entorno consultadas por este diario.

La elección de Iceta está asegurada porque el PSOE dispone de mayoría absoluta en la Cámara Alta. Sánchez lanza un mensaje a Cataluña


Del 28-A salieron 123 senadores socialistas electos, a los que hay que añadir en torno a una veintena más designados por las comunidades autonómas. En 12 de ellas hay elecciones este 26 de mayo, en otras cuatro ya están nombrados según el peso de cada partido en cada Parlamento regional —Cataluña, Euskadi, Andalucía y Galicia— y en otra más, en la Comunidad Valenciana, han de elegirse tras las autonómicas de hace diez días.

Iceta se convertirá en el cuarto socialista en dirigir el Senado, tras José Federico de Carvajal (1982-1989), Juan José Laborda (1989-1996) y Javier Rojo (2004-2011), y el décimo en tutelar la institución. Pero será el primer catalán en presidir la Cámara Alta desde la Transición. Sus predecesores son los andaluces Antonio Fontán (1977) y Cecilio Valverde (1979-1982), ambos de UCD; el malagueño José Federico de Carvajal, los vascos Juan José Laborda y Javier Rojo —del PSOE—, el extremeño Juan Ignacio Barrero (1996-1999), los madrileños Esperanza Aguirre (1999-2002) y Pío García-Escudero (2011-2019) y el castellanoleonés Juan José Lucas (2002-2004) —del PP—.

ERC y PNV no estarán en la Mesa del Congreso

El nombre de Iceta no había circulado en las quinielas del partido. La elección que parecía más obvia a ojos de muchos dirigentes era la de la presidenta del PSOE, la exministra Cristina Narbona, por su trayectoria y su currículum institucional. Pero Sánchez lanza un mensaje muy distinto, y más potente, optando por el primer secretario del PSC.

El PSOE quiere presidir el Congreso, y quedarse en la Mesa con tres puestos. Unidas Podemos tendría dos, igual que PP y Cs. La correlación queda 5-4

La Mesa del Congreso sí es objeto de negociación y será más complicada de configurar. Los socialistas quieren una mayoría de progreso que garantice que sus iniciativas salen adelante, al contrario de lo que pasó en la última legislatura, en la que PP y Ciudadanos obstruían las medidas de carácter social, y que gozaban del respaldo de la mayoría del pleno, porque eran quienes controlaban el órgano rector de la Cámara Baja.

Fuentes socialistas explicaban esta mañana que la configuración que quiere Sánchez es la siguiente: tres puestos para el PSOE, dos para Unidas Podemos, dos para el PP y dos para Ciudadanos. O sea, un 5-4 a favor de la izquierda, a la inversa de la última legislatura. Los socialistas no tienen intención alguna de incorporar a la Mesa del Congreso a ERC y PNV, porque no necesitan a ambos y porque sería un mensaje inconveniente a cinco días de las elecciones autonómicas, municipales y europeas.

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, este 8 de mayo tras recoger su acta de diputada en el Congreso. (EFE)
La vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, este 8 de mayo tras recoger su acta de diputada en el Congreso. (EFE)

Los socialistas aspiran además a presidir también la Cámara Baja, y para ello hacen valer su condición de primera fuerza (123 diputados) y su amplia ventaja sobre el segundo, el PP (66). La encargada de negociar la composición será la portavoz parlamentaria y número dos del partido, Adriana Lastra, que este miércoles, cuando acudió al Congreso a presentar sus credenciales, señaló que las conversaciones han de ser "discretas" y que conllevan "mucha negociación, entendimiento y diálogo". Su esperanza, dijo, es "tener una Mesa que al fin responda al sentir mayoritario del hemiciclo, que ha estado tres años bloqueado por una Mesa que se ha comportado más como 'hooligan' del PP que como órgano de gobierno" del Parlamento, informa EFE. Desde Unidas Podemos, la persona que pilotará las conversaciones es también la portavoz en el Congreso, Irene Montero.

Pedro Sánchez elige al catalán Miquel Iceta como nuevo presidente del Senado

Lo que queda para negociar después del 26-M será el Gobierno central presidido por Sánchez. Narbona, en un desayuno informativo del candidato en la capital, Pepu Hernández, incidió en que su partido "de momento" no contempla la entrada de ministros de Unidas Podemos.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
70 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios