ENTREVISTA CON EL JEFE DEL EJECUTIVO (II)

"No es cuestión de arrepentirse de Pedralbes. Es un tema de convivencia entre catalanes"

El presidente defiende su estrategia con Cataluña y remarca que la independencia nunca se producirá. Confía en que los ciudadanos valoren el "esfuerzo" del Gobierno y no a los que intentan "crispar"

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su entrevista con El Confidencial, este 5 de abril en el Salón Tàpies de la Moncloa. (Jorge Álvaro Manzano)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su entrevista con El Confidencial, este 5 de abril en el Salón Tàpies de la Moncloa. (Jorge Álvaro Manzano)

Cataluña es uno de los ejes centrales de la campaña del 28 de abril. Los socialistas no querían que colonizase el viaje hacia las urnas, pero ahora el presidente del Gobierno tiende a hacerlo emerger en sus últimas intervenciones públicas para defender su política de distensión y su apuesta de "ley y diálogo". Pedro Sánchez (Madrid, 1972), durante su entrevista con El Confidencial, insiste que el problema es de "convivencia" y desliza una reflexión sobre su estrategia en los últimos meses, muy criticada por la oposición: el Gobierno central ha de garantizar que primero sean los nacionalistas y los no nacionalistas los que hablen entre sí, y que ese diálogo fluya en el marco de la legalidad. Es la mirada retrospectiva que echa sobre las negociaciones de los últimos meses, marcadas por la reunión con Quim Torra y su Govern en el Palau de Pedralbes, en diciembre, y abortadas dos meses más tarde con la aceptación de la polémica figura del relator, cuestionada dentro del propio PSOE. El jefe del Ejecutivo insiste en que ni su Gobierno ni él se han movido un milímetro de su posición en todo este tiempo.

PREGUNTA.- Usted dijo que no volvería a tropezar en la misma piedra de la Declaración de Pedralbes. ¿Qué corregiría? ¿Qué no habría hecho en estos meses de distensión política con Cataluña?

RESPUESTA.- Siempre he dicho que en Cataluña el problema no es la independencia. Es más, creo que tanto el independentismo como la derecha sabe que la independencia no se va a producir. Y yo por eso siempre he instado al independentismo a dar un paso al frente, ser valiente y decirle…

P.- Le pregunto en qué se equivocó usted.

R.- Ahora voy a eso. Punto uno: los líderes independentistas deberían decir a todos los que les creyeron, 'nos hemos equivocado, os hemos engañado y la independencia no es posible, tenemos que retomar la senda constitucional'. Punto dos: siempre he dicho que si el problema es la convivencia, quien tiene que hablar es Cataluña con Cataluña, la parte nacionalista con la parte no nacionalista en Cataluña. Planteamos en el Congreso una comisión de evaluación del Estado autonómico que fue boicoteada por el independentismo y por la derecha española, y planteamos una mesa en el Parlament de Catalunya que ha sido boicoteada también, por su ausencia, por PP y Ciudadanos, y porque no han creído en ella las fuerzas independentistas, en particular ERC y el PDeCAT, porque la CUP rechazó estar en ella.

Por tanto, ¿qué es lo que quiero decir con esto? Que si el problema es la convivencia, lo que se tiene que hacer desde el Gobierno de España es facilitar ese diálogo entre las dos partes en Cataluña. Y es evidente que en la Declaración de Pedralbes y en las reuniones que yo mantuve en esos días con el señor [Quim] Torra y los líderes del Govern... Es ahí donde hay que exigirles que hagan una suerte de diálogo con la otra parte de Cataluña que todavía no se ha producido.

El independentismo y la derecha saben que la independencia no se producirá. El independentismo debe decir que ha engañado


P.- Entiendo que de lo que se arrepiente quizá es no haber insistido más en esa vía de diálogo entre catalanes.

R.- No es una cuestión de arrepentirse o no arrepentirse. Es una cuestión simplemente de que este es un problema de convivencia, y que tienen que ser los propios catalanes quienes hablen entre ellos para resolver una crisis de convivencia. Esa es la primera obligación que tiene que tomar cualquier Gobierno central. A partir de ahí, tenemos que garantizar que los términos de ese diálogo se produzcan dentro del marco constitucional, de la legalidad estatutaria, que es donde siempre se ha movido el PSOE.

Entrevista Pedro Sánchez | BLOQUE 2:CATALUÑA

P.- ¿Se siente decepcionado con los partidos independentistas? ¿Cree que no han respondido a su llamada al diálogo? ¿Son unos socios de fiar de cara a la siguiente legislatura?

R.- Mire, nosotros en esta legislatura hemos dejado una cosa clara: en la moción de censura no pedimos nada a nadie. Lo único que exigimos fue que cada cual asumiera su responsabilidad. Ofrecimos una salida al país después de una sentencia ejemplar por parte de la Audiencia Nacional a un caso de corrupción del PP y dijimos: 'Ofrecemos una salida constitucional, el artículo 113 [de la Carta Magna]'. Un Gobierno alternativo al que teníamos. Y es lo que hemos hecho. Y a partir de ahí, semana tras semana, comenzamos a dialogar con todas las fuerzas parlamentarias. Si hasta incluso que hayan votado en contra las derechas y el independentismo es la prueba del algodón de que este Gobierno no tenía ninguno de esos acuerdos que decían PP y Cs.

P.- ¿Y en ese sentido las palabras del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, cuando aseguró que si el 65% de los catalanes quisiera la secesión, la democracia debería "encauzar" ese sentimiento, no hacen daño a su campaña, puesto que han introducido la duda de si aceptaría un referéndum de autodeterminación?

R.- Él mismo se ha retractado de esas palabras…

P.- Luego las considera inapropiadas.

No nos hemos movido de la posición sobre Cataluña nunca, ni antes, ni ahora ni mañana. El PP, desgraciadamente, sí

R.- Se ha retractado de esas palabras. No me saque un titular que no le quiero dar. Yo lo que le digo es que la posición del PSOE es bastante clara. Es clara porque usted me pregunta cosas que yo ya he hecho. Cuando era líder de la oposición y ocurrieron las cosas que ocurrieron, con el referéndum ilegal del 1 de octubre…

P.- ... su partido contribuyó a aplicar el 155.

R.- Pero las cosas hay que repetirlas muchas veces, porque parece que se olvidan. No nos hemos movido de esa posición nunca, ni antes, ni ahora ni mañana. El PP, desgraciadamente, sí. Y por eso les pido una oposición de Estado. Yo puedo entender que el PP haga oposición al Gobierno de España, pero no que haga oposición al Estado, porque precisamente la no unidad de las fuerzas que creemos en la integridad territorial, en la soberanía nacional y en nuestra Constitución en un asunto tan serio como es la convivencia en una parte de nuestro territorio como Cataluña lo que hace es debilitar la respuesta del Estado ante ese desafío. Yo espero que en la próxima legislatura los españoles reconozcan el esfuerzo que se ha hecho en trabajar por la convivencia por parte de este Gobierno y rechacen a los que están intentando crispar y confrontar territorios y a los españoles.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios