SÁNCHEZ E IGLESIAS, DISCUSIÓN POR LAS CLOACAS

Del zasca a Rosa María Mateo al detector de la verdad: los seis momentos clave del debate

Rivera empezó fuerte pidiendo la dimisión de Mateo y asegurando que Sánchez lleva la palabra 'indultos' en la frente. Iglesias no dio tregua al abordar las cloacas del Estado

Foto: Banderas españolas al lado de una pantalla de televisión con la imagen de Pedro Sánchez en el debate. (Reuters)
Banderas españolas al lado de una pantalla de televisión con la imagen de Pedro Sánchez en el debate. (Reuters)

La tensión se cortaba en el ambiente cuando todavía quedaban muchos minutos para que diera comienzo el debate. Los saludos entre candidatos se sucedieron en los pasillos de los estudios de RTVE casi sin mirarse. Caminaron en fila hasta llegar al plató, donde se hicieron la esperada foto de familia. Y empezó la batalla. El de este lunes, el primer debate de los dos que tendrán lugar en apenas 24 horas, puede ser decisivo en esta recta final.

"Rosa María Mateo debería dimitir"

Desde luego, el líder de Ciudadanos se lo tomó al pie de la letra. Arrancó su primera intervención con una ironía: "Estamos aquí de milagro, porque el señor Sánchez lleva una semana intentando que no se produzca este debate". No rebajó el tono y continuó: "La señora Rosa María Mateo debería dimitir, y el señor Sánchez entender que esta casa no es suya". Recordó al presidente del Gobierno que "la tele pública es de todos porque la pagamos todos los españoles" y le reprochó no solo "haber puesto a dedo" a Mateo al frente "sino enchufar a otros muchos en empresas públicas".

Del zasca a Rosa María Mateo al detector de la verdad: los seis momentos clave del debate

"Habría que poner un detector de la verdad"

Poco tiempo después intervenía Pedro Sánchez —que no lo logró apenas momentos destacados durante el debate— para lanzar su primer ataque "a las derechas". "Uno ya está acostumbrado a estas mentiras, falsedades, descalificaciones hiperbólicas de la derecha, del señor Casado y del señor Rivera. En lugar de un detector de mentiras, habría que poner un detector de la verdad, a ver si dicen alguna". En ese momento, el líder de Ciudadanos le interrumpió: "Hombre, usted con la tesis doctoral podría también decir la verdad. Porque va dando lecciones...".

El jefe del Ejecutivo hizo oídos sordos y continuó con su intervención: "En estos meses, desde que llegamos al Gobierno en junio, se están creando 1.483 empleos diariamente. Hemos aumentado la protección social a los autónomos, hemos puesto en marcha un plan de empleo digno, un plan de lucha contra el paro de larga duración y del desempleo juvenil".

Del zasca a Rosa María Mateo al detector de la verdad: los seis momentos clave del debate

"Del no es no" al "no me sea carca"

Como era previsible, la violencia de género salió a colación a raíz de la intervención que protagonizó la candidata popular por Barcelona al Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, la semana pasada, cuando en un debate se preguntó si las mujeres "dicen sí, sí, hasta el final", cosechando las críticas del resto de intervinientes. Sánchez aprovechó y se dirigió a Casado para pedirle "que les diga a sus candidatos y, sobre todo, a sus candidatas" que "no es no", y que "cuando una mujer no dice sí, es no". El jefe del Ejecutivo insistió: "Hay una experiencia clara. Cuando las mujeres se sienten coaccionadas, hay un momento en el que no pueden decir que no. Ahí está el caso de las manadas".

No se paró ahí. Y continuó el debate en otro sentido, alejado de la violencia machista y acercándose a otra cuestión: "Y dígales a sus amigos ausentes de la ultraderecha [en clara alusión a Vox, aunque sin citar el nombre del partido] que el vientre de una mujer no es un taxi". Acto seguido, miró a Rivera y le espetó: "El vientre de una mujer no se alquila". Mientras Casado decidió no contestar, el líder naranja se lanzó a la réplica: "¿Usted decide por las mujeres o son las mujeres adultas las que deciden? Si lo dice por la gestación subrogada, no sea carca, señor Sánchez, que estamos en el siglo XXI. Eutanasia, gestación subrogada... Usted es muy antiguo y no se ha leído ni la ley".

Del zasca a Rosa María Mateo al detector de la verdad: los seis momentos clave del debate

"Lleva la palabra 'indultos' en la frente"

Aunque Rivera ya mencionó esa frase en su primer minuto a modo de presentación, el asunto de los indultos reapareció en el bloque sobre política territorial, cuyo apellido era en realidad Cataluña. El líder del PP lanzó la primera pulla: "Me parece tremendo que usted aquí no diga que no va a indultar a los presos si son condenados por el Tribunal Supremo. Dígalo ya. Sí o no. Es muy sencillo". Mientras Sánchez se intentó defender —"como dicen lo mismo, voy a aprovechar y les respondo a los dos a la vez"—, Rivera tomó la palabra y contestó: "No hace falta que responda, señor Casado. Si ya lo ha dicho". Enseñó un titular de un periódico y leyó: "Iceta defiende posibles indultos".

"El señor Iceta y el Partido Socialista ya lo han dicho. Lo lleva en la frente. Fíjense, porque quiere indultos a cambio de escaños. Los necesita", concluyó el dirigente naranja. El presidente del Gobierno, minutos después, retomaba la cuestión asegurando "que saben perfectamente que hay que respetar la separación de poderes y el trabajo de la Justicia". Insistió en que "no hay precedentes de un presidente del Gobierno que haya dicho antes de una sentencia en firme qué es lo que va a hacer".

Del zasca a Rosa María Mateo al detector de la verdad: los seis momentos clave del debate

"Génova era el gran bazar de la corrupción"

El momento de mayor eficacia demostrada por Sánchez llegó en el último bloque, en el que la regeneración jugó un papel importante. Decidió ir a por el líder del PP recordando que la moción de censura salió adelante para combatir "la corrupción" de esta formación. Y empezó. "La sede del Partido Popular era como el gran bazar de la corrupción. Primera planta, financiación irregular. Segunda planta, enriquecimiento ilícito. Tercera planta, reparto de sobres con dinero en B. En la cuarta planta, coordinando a la policía patriótica, y en la quinta, la agencia liderada por Francisco Correa, líder de la Gürtel, que pagaba los viajes gratis de todos sus líderes", concluyó el candidato del PSOE.

Del zasca a Rosa María Mateo al detector de la verdad: los seis momentos clave del debate

"¿Por qué imputan a Pozas, Pedro?"

Las "cloacas del Estado" también terminaron por llegar al debate y, como era de esperar, el gran protagonista fue Pablo Iglesias. Sánchez reprochó al popular el 'modus operandi' de la "policía patriótica" y aseguró "empatizar con el señor Iglesias" (en alusión al espionaje al que fue sometido el líder de Unidos Podemos, como desveló este diario). "Que te violen la intimidad, me parece que es gravísimo. Y yo espero que aquellos responsables políticos vinculados a la anterior Administración del PP y esa minoría de policías corruptos paguen hasta las últimas consecuencias", dijo el presidente. "El señor Iglesias sabe que las cloacas del Estado se fueron por el desagüe de la moción de censura".

Palabras que no bastaron a Iglesias. "Entonces, ¿por qué imputan a Pozas, Pedro?", preguntó el candidato de Unidas Podemos tras la imputación del director de información nacional de la Secretaría de Estado de Comunicación de Moncloa en el caso Villarejo. Sánchez defendió al exmiembro de su equipo (que dimitió tras conocer la decisión que había tomado el juez). "Porque estamos hablando de una responsabilidad que tenía cuando era director de 'Interviú". Iglesias no se conformó: "¿Y cómo puede alguien así terminar trabajando en la Moncloa?", continuó. La izquierda también se rompía, mientras Casado y Rivera consolidaban su bloque contra Sánchez.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios