CLAVES DE CAMPAÑA DE UNIDAS PODEMOS

Despegarse de Sánchez y agitar el fantasma del pacto PSOE-Cs: las dianas de Iglesias

Los planes de campaña de Unidos Podemos resaltan una serie de dificultades mucho mayores que en 2015 para marcar perfil propio frente al PSOE

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c), durante el acto con el que el partido inició su campaña electoral. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c), durante el acto con el que el partido inició su campaña electoral. (EFE)

Con todas las formaciones alejadas de las mayorías absolutas y los ejecutivos monocolor convertidos en una estampa del pasado, los pactos poselectorales comienzan a centrar una buena parte de la campaña electoral de los candidatos a la presidencia del Gobierno. En este tramo de la precampaña, la disputa comienza a trasladarse al interior de cada bloque. PP, Cs y Vox compiten por un mismo electorado, con Pablo Casado y Albert Rivera peleando por hacerse con la hegemonía de este espacio mientras se lanzan propuestas de coalición. En el bloque progresista, donde el PSOE mantiene una extensa ventaja sobre su potencial aliado y tiene asegurada la hegemonía en este espacio, Podemos ha diseñado una campaña para acortar distancias con los socialistas, manteniendo el equilibrio entre la 'mano tendida' y el endurecimiento del tono frente a Pedro Sánchez.

Se busca reformar el perfil propio tras ocho meses como socios prioritarios del Gobierno socialista y marcar la diferencia a partir de un discurso más impugnatorio, con un tono rupturista y con pocas concesiones socialdemócratas, como quedó patente desde el regreso de Pablo Iglesias a la primera línea política. Señalar las contradicciones del PSOE y sus limitaciones, principalmente por haber sido rehén de las élites económicas frente a quienes no les "temblarán las piernas", según insisten en repetir sus dirigentes, y, sobre todo, agitar el fantasma de un posible pacto poselectoral entre el PSOE y Ciudadanos, tratando de reeditar el fallido pacto del abrazo.

Los planes de campaña de Unidos Podemos se enfrentan a una serie de dificultades mucho mayores que en 2015 para marcar perfil propio frente al PSOE, después de ocho meses como principales socios parlamentarios del Gobierno de Pedro Sánchez. "En lo relativo al eje izquierda-derecha, con la moción de censura y "la radicalización de la derecha, el PSOE recuperó su liderazgo en este eje por lo que, al estar bien situado, nuestro espacio juega un papel secundario", se reconoce en el plan general de campaña de IU para las elecciones generales del 28-A.

Una crítica frontal demasiado beligerante podría no entenderse por parte de nuestro electorado, pues venimos colaborando durante casi un año

Dificultades también para marcar diferencias desde el eje arriba-abajo, dado que "al encontrarnos en un escenario altamente institucionalizado, este eje ha perdido fuerza", añade el documento. La contrapartida de dicha colaboración con el Ejecutivo socialista habría sido "situarnos en un espacio difuso respecto al Gobierno: ni dentro ni fuera del todo, pues desde el primer momento reivindicamos el éxito del cambio de Gobierno tan nuestro como de Pedro Sánchez. Esto estrecha nuestro margen de maniobra a la hora de criticar al PSOE (somos corresponsables de los PGE, por ejemplo) pero no soluciona las dificultades a la hora de reivindicar como nuestras las mejores conseguidas, pues el PSOE está en condiciones más propicias para ello por razones evidentes".

Se advierte de que "una crítica frontal demasiado beligerante podría no entenderse por parte de nuestro electorado, pues venimos colaborando durante casi un año", al mismo tiempo que señala la cuestión nacional y la organización territorial del Estado como otra debilidad con respecto a la anterior campaña a la hora de confrontar dentro del bloque progresista. El escenario de polarización ahoga la salida federal y centrada en el diálogo que propone Unidas Podemos, y aunque tiene predicamento en las nacionalidades periféricas, no logra abrirse hueco. Por otra parte, se repara en que "el PSOE lanza una propuesta tímida intermedia que, aunque no ofrece soluciones reales, logra conectar con una parte de nuestro electorado". Las declaraciones de Miquel Iceta aceptando implícitamente un referéndum —"si el 65% quiere la independencia"—, aunque posteriormente rectificase, se insertan en esta línea.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta. (EFE)
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta. (EFE)

El objetivo de la campaña de Unidas Podemos, como se viene viendo durante los últimos días y como viene a reforzar este informe, es reducir el trasvase de voto hacia el PSOE y recuperar una parte de la abstención. "Recuperar a quienes ya votaron al espacio de Unidos Podemos en 2016 y hoy se encuentran principalmente en el PSOE, en la abstención o están indecisos".

Se busca "recuperar a quienes ya votaron a Unidos Podemos en 2016 y hoy se encuentran en el PSOE, en la abstención o están indecisos"

En este contexto, se defiende que "la posibilidad de un nuevo pacto con Ciudadanos nos abre un cierto margen para recuperar a una parte de nuestro electorado". Este fue, de hecho, uno de los principales mensajes que fijó Pablo Iglesias en su mitin de regreso tras cumplir con su permiso de paternidad para arrancar la precampaña electoral. El enemigo a batir es el posible espacio centrista de PSOE-Ciudadanos. Se confrontará por tanto con socialistas y naranjas, teniendo en cuenta que focalizarse únicamente en la "extrema derecha puede reforzar la idea del voto útil hacia el PSOE para frenarla".

Unidas Podemos se lo juega todo a la remontada con vistas a mantener un grupo parlamentario lo suficientemente amplio para ser determinantes en la formación del próximo Gobierno y, en caso de una hipotética alianza entre PSOE y Ciudadanos, para "recoger el descontento por la izquierda que genere este acuerdo". Se teme que vaya ganando enteros el pacto poselectoral más cercano a los intereses de las élites económicas. De este modo, entre las ideas fuerza de Unidas Podemos para la campaña, destacan aquellas que hacen hincapié en que "somos el único espacio político que ha defendido y defiende de manera coherente los intereses de la ciudadanía, aunque eso suponga un enfrentamiento con las élites económicas", "la única garantía de la puesta en marcha de políticas que mejoren las condiciones de vida de la gente humilde y trabajadora" o de que "nuestro país avance en términos democráticos y sociales".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios