EL PATRIARCA SOCIALISTA VUELVE A MARCAR DISTANCIAS CON SÁNCHEZ

Felipe González pide que los cabezas de lista no repitan si hay terceras elecciones

El expresidente les aconseja que se retiren "para no tener que pasar por el enorme rubor de decirles a los ciudadanos que se han equivocado dos veces en un año y a ver si a la tercera aciertan"

Foto: La presidenta chilena, Michelle Bachelet, recibe al expresidente socialista Felipe González, este 9 de septiembre en Santiago de Chile. (EFE)
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, recibe al expresidente socialista Felipe González, este 9 de septiembre en Santiago de Chile. (EFE)

Felipe González es el teórico valedor de Pedro Sánchez. El patriarca que le ha resguardado de la intemperie cuando venían mal dadas. Pero desde el 26-J ha dado infinitas señales de que está a años luz de su (también teórico) protegido. Ya hay una más. Otro toque de atención inequívoco: ninguno de los candidatos de las principales fuerzas políticas debería presentarse si fracasa la investidura de un presidente del Gobierno y hay que ir a terceras elecciones.

El exjefe del Ejecutivo habló en esta ocasión desde Chile, en declaraciones a los periodistas tras dar la conferencia 'Crisis de la gobernanza de la democracia representativa' en la capital del país. "Si nos llevan de nuevo a unas terceras elecciones, les pediría a los cabezas de lista que no se vuelvan a presentar", aseguró. El patriarca socialista añadió que los candidatos no deberían presentarse "por su propio beneficio, para no tener que pasar por el enorme rubor de de decirles a los ciudadanos que se han equivocado dos veces en un año y a ver si a la tercera aciertan a la hora de votar", informa Efe.

González no ponía destinatarios a su afirmación, pero uno de ellos, obviamente, es Pedro Sánchez. Y el otro, también, Mariano Rajoy. Aparte de Pablo Iglesias y Albert Rivera. En el caso del líder socialista, no es seguro al cien por cien que él repitiera como número uno en otros comicios, para empezar porque formalmente habrían de convocarse unas primarias —igual pasó para el 26-J—, pero en la dirección no manejan otras hipótesis. Lo apretado de los tiempos de convocatoria le favorecerían, aparte de que para cualquier otro dirigente sería arriesgado quemarse a la primera en una convocatoria que se presenta negra para los intereses de la formación.

No es la primera vez que el expresidente del Ejecutivo advierte de que España no puede ir a las urnas otra vez con los mismos cuatro cabezas de cartel. Ya lo hizo en una entrevista en el periódico argentino 'Clarín' a finales de julio. Este viernes reiteró ese deseo, justo cuando la hipótesis de unas terceras elecciones no es ni mucho menos descabellada. De hecho, es el camino más probable, habida cuenta de que ningún partido se mueve de su posición.

"Si una fuerza política no tiene la posibilidad de formar gobierno, tampoco debe impedir que se forme", repite el exlíder socialista desde Chile

Sánchez repite que su no es inamovible, pase lo que pase el 25 de septiembre, y que no mudará hacia la abstención, opción por la que también apostó sin ambages González. El presidente en funciones solo tiene en su cabeza "perseverar" en su estrategia, intentar arrastrar al PSOE hacia el apoyo pasivo a su reelección. Podemos y Ciudadanos, mientras, se siguen vetando, por lo que los llamamientos del líder socialista a articular un Gobierno de cambio, "regeneracionista", están condenados, a día de hoy, al fracaso.

Felipe González pide que los cabezas de lista no repitan si hay terceras elecciones

La abstención "razonable"

El expresidente del Gobierno subrayó que "si una fuerza política no tiene la posibilidad de formar gobierno, tampoco debe impedir que se forme", posición que lleva defendiendo desde que publicara un artículo en 'El País' a comienzos de julio. Además, recordó que para desbloquear la situación "el camino de la abstención es lo razonable".

Esa palabra es tabú en el PSOE. En el comité federal del 9 de julio, se aprobó rechazar la investidura de Rajoy o de cualquier otro candidato del PP, aunque la postura no se plasmó en una resolución escrita, como sí ocurrió tras las generales del 20-D. Sánchez siempre se remite a ese dictamen del máximo órgano de poder del partido de julio para recalcar que nada ha cambiado ni nadie le ha pedido oficialmente pegar un giro. En principio, no habrá una nueva reunión del comité hasta el 1 de octubre, una vez celebradas las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre. El secretario general, a través de sus intervenciones públicas, ha deslizado que si algún barón desea la abstención, deberá tener la valentía de defenderlo a las claras en el comité.

González, que ya pidió al PP que ponga otro candidato, amonesta a Rajoy: "En democracia no vale decir 'yo solo pido que me dejen gobernar'"

"Yo creo que no debe haber terceras elecciones. ¿Cómo lo van a hacer los líderes políticos? Mejor no digo cómo creo que hay que hacerlo, porque seguro que no lo harán", se preguntó y se respondió González. "No estoy de acuerdo con lo que está pasando, en general", aseveró el expresidente cuando se le interrogó por la posición de Sánchez. "Él hizo lo que tenía que hacer en marzo, cuando el candidato del PP renunció" a someterse al debate de investidura, pese a la encomienda del Rey. "En democracia –añadió– no vale decir 'yo solo pido que me dejen gobernar'", como quiere Rajoy. Ahí sí echó un capote claro al secretario general.

Pedro Sánchez y Felipe González, el pasado 24 de junio en Madrid, en su único mitin de campaña juntos. (EFE)
Pedro Sánchez y Felipe González, el pasado 24 de junio en Madrid, en su único mitin de campaña juntos. (EFE)

Hace una semana, González dirigió otro mensaje al PP: ha de presentar otro candidato alternativo a la investidura, porque Rajoy es el "más vetado". Dicho de otro modo, que el jefe del Ejecutivo en funciones dé un paso atrás. Pero él tampoco se marchará: fue blindado por su partido al día siguiente de estrellarse contra el muro del Congreso por segunda vez y ya ha adelantado que no se irá y que si hay terceras elecciones, tiene disposición a acudir a ellas como candidato una vez más. Rajoy se apoya en los números: su victoria el 20-D y, con mayor amplitud, el 26-J, sacando 52 escaños de ventaja al segundo, el PSOE. Pero con sus 137 diputados se quedó lejos de la mayoría absoluta.

No a la autodeterminación

A González también se le preguntó por Cataluña: "Lo que las fuerzas de la centralidad [la antigua Convergència i Unió, hoy desaparecida] antes planteaban de manera pactista, hoy lo hacen de manera rupturista". El expresidente recordó que cuando estaba en La Moncloa, buscó el apoyo de los nacionalistas moderados catalanes y vascos para aprobar el 85% de sus leyes, "tuviera o no mayoría absoluta".

Sobre Cataluña, el expresidente recuerda que siempre buscó el apoyo de los nacionalistas cuando estaba en La Moncloa, tuviera o no mayoría absoluta

"El escenario ahora ha cambiado hasta el punto de que parece consolidada la idea de que para pactar una mayoría de gobierno con quien sea, hay que aceptar la autodeterminación, un derecho que no solo no es constitucional, sino que está en contra de la permanencia de un proyecto común que se llama España. Cuando existe ese bloqueo, quienes tienen un proyecto común, pueden y deben desbloquearlo", añadió, informa Efe. Sánchez y la dirección federal han repetido que jamás negociarán nada con las formaciones independentistas ni aceptarán el derecho a decidir.

Elecciones Generales

El redactor recomienda