ENTREVISTA CON ÓSCAR LÓPEZ, PORTAVOZ SOCIALISTA EN EL SENADO

"La anomalía de nuestro país es que tenemos un partido incapaz de pactar con nadie"

El dirigente del PSOE mantiene que en el escenario actual solo cabe mantener el no a Rajoy, aunque reconoce que, por ejemplo, si renuncia a ir a la investidura, el partido "debatirá qué hacer"

Foto: El portavoz socialista en el Senado, Óscar López, el pasado 5 de agosto en Riaza, Segovia. (Álex Beltrán)
El portavoz socialista en el Senado, Óscar López, el pasado 5 de agosto en Riaza, Segovia. (Álex Beltrán)

No se maneja mal pese a tener el brazo izquierdo en cabestrillo y todavía hinchado, aunque se le cansa. Óscar López (Madrid, 1973) fue operado hace muy pocos días por una aparatosa caída que le destrozó el codo y que obligó a los médicos a tratar la fractura insertándole dos placas metálicas y 18 clavos.

López es portavoz socialista en el Senado, pero es algo más que ese rótulo. Es uno de los dirigentes más cercanos a Pedro Sánchez. Sobre él recayó la estrategia de campaña del 26-J y ahora es uno de los encargados de poner cara a Ferraz. Se indigna con la "obscena campaña de acoso del PP", un partido "incapaz de pactar con nadie", y le advierte de que no logrará nada con esa presión. Repite una y otra vez el no a Rajoy, aunque rehúye descartar cualquier escenario, sobre todo si el presidente en funciones renuncia a la investidura.

El portavoz recibe a El Confidencial a una hora en coche desde Madrid, en Riaza, Segovia, cerca de la casa familiar en la que descansa estos días tras el percance. Se nota que está entrenado con los medios. Mide cada palabra, evita divagaciones. No es su estilo. 

PREGUNTA. José Luis Rodríguez Zapatero ha sido la última de las voces de notables del PSOE que se ha pronunciado, después de la de otros muchos y de la de Felipe González. ¿La firmeza del no al PP y a Mariano Rajoy se resquebraja?

RESPUESTA. No. Yo respeto profundamente la figura de los dos expresidentes, pero el PSOE es muy firme en su no.

P. ¿No hace reflexionar a la ejecutiva que Zapatero pida abrir un “diálogo interno” sobre la investidura? ¿O, como dicen González o Pepe Bono, opte por la abstención por “España” o “por responsabilidad”?

R. En el PSOE siempre ha habido reflexiones, es el que más reflexiona en público y en privado. Pero la reflexión está hecha, donde se tiene que hacer, en el comité federal [del 9 de julio], y la conclusión clara: no.

P. ¿Una parte del PSOE dice abiertamente lo que otra parte calla?

R. Yo respeto a todos mis compañeros. Y volviendo a Zapatero, él combatió como nadie las políticas de la derecha. Si alguien se piensa, y no hablo ahora de los compañeros de partido, que presionando al PSOE va a obtener algo se equivoca. No conoce bien al PSOE.

Es obscena la campaña de acoso al PSOE puesta en marcha por el PP para presionarnos. Pero esa campaña no va a dar resultado

P. Vista la reacción de Ferraz y los barones, se percibe que les molesta que el PP hurgue en la herida interna.

R. Es obscena la campaña de acoso al PSOE puesta en marcha por el PP. Realmente obscena.

P. El expresidente del Congreso Patxi López denunciaba el “chantaje” del PP y las presiones del Ibex 35 y de los medios.

R. La derecha en general, y no pongo nombres y apellidos, está en una campaña obscena de acoso al PSOE para que gobierne Rajoy. Y esa campaña no va a dar resultados.

P. El PP a quien anima a desmarcarse de Sánchez es a los barones, que han dejado entrever que estudiarían la abstención si llega Rajoy a 170 apoyos.

R. Quiero aprovechar para defender a los dirigentes de mi partido, porque no les conocen. Cuando la derecha trata de presionar a mis compañeros que son presidentes autonómicos, se equivoca profundamente.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante su reunión del 2 de agosto en el Congreso. (Reuters)
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante su reunión del 2 de agosto en el Congreso. (Reuters)

P. Sorprende que Sánchez y el PSOE insistan en que el PP debe pactar con las derechas. Con C’s, PNV, la antigua Convergència. ¿Esa pretensión no es irreal? El PNV afronta unas elecciones autonómicas en menos de dos meses, y CDC está en pleno proceso de desconexión con España.

R. En las elecciones del 20-D, no había una mayoría ideológica clara, y por eso el PSOE intentó hacer un pacto transversal, con Podemos y Ciudadanos. Pero tras el 26-J sí hay una mayoría claramente conservadora en el Parlamento, y es perfectamente razonable lo que decimos: que saque la investidura con esa mayoría. Rajoy, por tanto, puede sumar a C’s, a Coalición Canaria, y a partir de ahí jugar con la abstención de los partidos conservadores. Y tengo una prueba empírica: la votación de la Mesa del Congreso.

P. Convendrá conmigo en que no es igual votar la Mesa que una investidura. Además, se han convocado elecciones en Euskadi y CDC se ha quedado sin grupo en las dos Cámaras.

R. Pero la pregunta es: ¿alguien podía pensar hace un mes que el PP podría votar con estos partidos la Mesa del Congreso y la del Senado, o ceder senadores al PNV para que tenga grupo? ¿Verdad que no? Ha habido un movimiento de gigante. Por ese camino tiene que seguir.

P. Por esa regla de tres, Sánchez no habría intentado la política del “mestizaje ideológico” con la derecha, como presumió en su discurso de investidura.

R. Cuando no había una opción ideológica mayoritaria, y había que desempatar vía partidos independentistas, el PSOE intentó una mayoría transversal. Ahora no es el caso.

P. Decía Sánchez tras su audiencia con el Rey que no se arrepentía de la resolución que el comité federal del PSOE aprobó el 28 de diciembre. Pero él no intentó esa suma con Podemos y fuerzas separatistas porque no podía hacer “descansar la gobernabilidad” en partidos como ERC o CDC. ¿No es incongruente que el PSOE ahora anime al PP a pactar con esas formaciones soberanistas?

Si Rajoy renuncia a ir a la investidura, el PSOE no se va a borrar del mapa. Tendrá que debatir qué hacer, pero el problema es colectivo, de país

R. El PP, con C’s, PNV y CC suma 175 escaños. El PP hace una frontera entre el PNV y CDC. Es verdad que ERC y Convergència plantean la independencia de Cataluña, un camino loco y disparatado, pero el PNV no, y ha podido pactar Rajoy con él. Y eso hace 175 escaños.

P. Pero no son 176, la mayoría absoluta.

R. Pero ahí tiene un camino para intentar superar la investidura. Es verdad que el problema de Rajoy es que aunque hay una mayoría conservadora para su reelección, sigue habiendo una mayoría de cambio en el Congreso. 

P. Defienden que el presidente en funciones ha de acudir a la investidura por una “obligación constitucional”. ¿Pero pretende el PSOE que Rajoy muerda el polvo, que sufra como Sánchez sufrió en marzo, hay cierto ánimo de revancha?

R. No, ninguno, con la mano en el corazón. Aceptar el encargo del Rey y luego no ejercerlo es incomprensible. Es como el niño que cuando va perdiendo el partido se lleva el balón a casa. Si acepta la encomienda del jefe del Estado, cúmplala. Lo contrario sería crear un problema constitucional sin precedentes en España.

Óscar López, durante la entrevista con El Confidencial, el viernes pasado. (Á. B.).
Óscar López, durante la entrevista con El Confidencial, el viernes pasado. (Á. B.).

P. ¿Ha tensionado mucho el PP las instituciones, en especial la jefatura del Estado?

R. Ha hecho eso y ha hecho una reforma unilateral del Tribunal Constitucional en plena campaña de las autonómicas catalanas, y dijo que aceptaría el encargo del Rey en la pasada legislatura y a última hora declinó… El PP es el partido que más violenta el sistema constitucional permanentemente. No voy a poner adjetivos. Lo que sé es que Rajoy es un irresponsable.

P. También presiona C’s al PSOE: Albert Rivera dice que si Sánchez sigue “inflexible” e “inmovilista” en el “no, no, no", la investidura fracasará. Dijo que intentaría hablar con Sánchez para convencerle. ¿Qué le dirán si intenta coordinar su voto con ustedes?

R. Que se haga mayor de edad y que fije la posición de su partido sin mirar a los demás. Él sabrá. Yo no voy a criticar a Rivera por lo que haga. Seremos respetuosos con él. 

P. ¿Que el PP entregara la cabeza de Rajoy podría ser una salida?

R. Discrepamos de las políticas del PP, no es una cuestión personal. Ahora bien, Rajoy tendría que haber dimitido hace tres años por la corrupción de su partido. Se lo pedimos cuando conocimos los SMS a Luis Bárcenas. Rajoy es un problema en sí mismo.

A Albert Rivera le decimos que se haga mayor de edad y que fije la posición de su partido sin mirar a los demás. Él sabrá

P. ¿El PSOE no se plantea pedir la cabeza de Rajoy, como pidió Rivera?

R. No haremos de esto una cuestión personal, porque es política. Lo que defendemos es el papel de alternativa del PSOE. Podemos ha hecho fortuna con el discurso de que el PP y el PSOE son lo mismo. En este país no ha habido gran coalición ni la va a haber. El Gobierno del PP no puede descansar en el PSOE, porque es su alternativa.

P. Si Rajoy suma 170 escaños, con C's y CC, o 175, con el PNV, ¿descarta tajantemente que el PSOE, en primera, segunda, quinta o enésima votación se abstenga?

R. Yo siempre explico que el PSOE ha tomado una decisión. Una quiere decir una, y no cinco, y no una y si pasa otra cosa, otra. Hay una: votar no a la investidura de Rajoy. C’s ha decidido votar no en la primera votación y abstención en la segunda. El PSOE no. Cuando hacemos ejercicios de política ficción…

P. Disculpe, pero ese es el camino que le está marcando el PSOE al animarle a que pacte con "las derechas".

R. No, el escenario que marca el PSOE es que Rajoy gobierne sin depender del PSOE.

P. Sí, pero la investidura deberá sacarla de alguna forma.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, el pasado 3 de agosto. (EFE)
Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, el pasado 3 de agosto. (EFE)

R. Está PNV; está CDC, está C’s, está CC… No es un capricho, ni afán de revancha, sino una cuestión de fondo.

P. Le insisto: ¿descarta definitivamente que pueda haber un cambio de posición en cuarta votación, por ejemplo?

R. Yo, como portavoz del PSOE, me debo a los acuerdos que toma el PSOE, y es votar que no.

P. ¿Eso es un “a día de hoy”, como dijo Sánchez?

R. Si la posición del PSOE fuera votar esto y pasado mañana esto otro, lo contaría, pero es que la posición del PSOE es otra.

P. ¿La abstención destruiría al PSOE, habida cuenta de que Podemos lo usaría como argumento contra ustedes?

R. Lo que haga Podemos me da igual porque ha perdido grandes dosis de credibilidad en estos meses…

¿Descarta definitivamente la abstención? "Siempre digo que el PSOE ha tomado una decisión, no cinco, no una y si no, otra. Es una: votar no a Rajoy"

P. ¿Perdería credibilidad con una abstención técnica, sin contrapartidas?

R. Yo no me planteo el escenario en el que el PP gobierne con la abstención del PSOE.

P. Hay dirigentes de su partido que lo reconocen. Y explícitamente lo ha dicho el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

R. Yo respeto profundamente todas las opiniones dentro y fuera de mi partido, pero sería malo para el país que el PSOE dejara de ser la alternativa. En la última campaña había mucha gente apostando por el ‘sorpasso’, y no ha ocurrido, y por eso yo voy a defender hasta el final que seamos la alternativa.

P. El secretario general dijo que si hubiera un cambio de posición, la decidiría el comité federal. ¿Lo tiene que convocar Sánchez o deben pedirlo aquellos que creen que la abstención es la única salida para evitar las terceras elecciones?

R. No he escuchado ninguna petición de nadie para que se reúna el comité. Y lo que dice Pedro es de sentido común: el PSOE es un partido autónomo pero toma sus decisiones de forma colegiada, no es Podemos. Si se cambiara de posición, lo decidiría el comité.

P. ¿No es una forma de corresponsabilizar a los barones, cuando ellos quieren descargar el muerto a Sánchez?

R. Sería verdaderamente contradictorio que en un partido en el que se toman las decisiones de forma democrática y colegiada se hiciera de otra forma. Siempre ha sido así y tiene que seguir siendo así.

Óscar López, durante la entrevista en la plaza del Ayuntamiento de Riaza. (Á. B.)
Óscar López, durante la entrevista en la plaza del Ayuntamiento de Riaza. (Á. B.)

P. ¿Contempla la opción de la consulta a la militancia para que se pronuncie entre facilitar el Gobierno a Rajoy e intentar una alternativa?

R. Yo no he escuchado una reflexión así… Es normal que cuando hay una propuesta de acuerdo se consulte a las bases, pero para votar no a Rajoy no hace falta apelar a la militancia.

P. ¿No cree que vaya a usar ese as en la manga el secretario general?

R. Yo es que no contemplo otro escenario que votar no a Rajoy, y para eso no hace falta ni comité federal ni referéndum interno.

P. Los periodistas insistimos porque Sánchez ha limitado su exposición y ha dejado las puertas abiertas. ¿No ha alimentado él mismo todas las dudas?

R. Defiendo y comparto lo que ha hecho Pedro. Al PSOE se le ponen demasiados focos en este país, y ahora hay una campaña obscena de presión. Pero no es el tiempo del PSOE. 

P. Él ha dejado un resquicio para la abstención y no ha descartado buscar una mayoría alternativa.

R. Cuando a uno le preguntan 35 veces, le pueden coger una interpretación diferente en alguna de las respuestas. Pero la posición del PSOE es una, no 20.

Sánchez no está hablando con otras fuerzas para intentar una investidura. Estamos siendo leales y no torpedeamos a Rajoy

P. Si Rajoy renuncia, porque no ha garantizado que vaya a ir a la investidura, ¿se plantea Sánchez dar ese paso adelante?

R. Si eso ocurre, sería un escenario diferente, y muy grave, y espero que Rajoy no haga eso.

P. ¿Y si ocurriera?

R. El PSOE no se va a borrar del mapa. Tendrá que reunirse, debatir qué hacer en una situación tan grave como esa. Si renuncia, el problema lo tiene el país. Pero para que pueda haber repetición electoral y se ponga en marcha el reloj de la democracia, tiene que haber investidura. Y si no la hay, tenemos un problema colectivo.

P. ¿Y si hay una investidura fallida, Sánchez lo intentaría?

R. No hemos contemplado ese escenario.

P. La suma de Podemos y C’s parece imposible por el veto mutuo. ¿Pero la opción de una alianza con Podemos y partidos nacionalistas e independentistas es viable? Hay quien cree que este apremio que ustedes hacen al PP es una forma de blanquearlos…

R. No. Pedro sería presidente si hubiéramos querido esa alternativa. Hay una oportunidad muy buena para que retomen el diálogo las derechas catalana y española. Respeto todas las opiniones y entiendo que se haga un árbol de decisiones, se especule sobre escenarios… Lo que sé es que el PSOE ha tomado una decisión, que es algo tan natural como decir no a Rajoy, no pensando en montar un Gobierno, no hay más. Si se produce un escenario de gravedad, como que Rajoy no vaya o pierda, habrá que mirar primero a Rajoy, y si no habrá que pensar entre todos una solución. Pero el PSOE no está pensando en un escenario B. Esto tiene que quedar muy claro.

P. Porque el secretario general no está hablando con otras fuerzas para intentar una investidura.

Vista general del último comité federal del PSOE, el pasado 9 de julio. (EFE)
Vista general del último comité federal del PSOE, el pasado 9 de julio. (EFE)

R. No. Al revés. Estamos siendo leales y no estamos torpedeando la investidura de Rajoy, cosa que no hizo el PP con Pedro.

P. En este momento se cruza también la clave interna, por la proximidad del 39º Congreso Federal. Si no estuviéramos en este proceso, ¿la decisión sería más clara?

R. En un congreso siempre se vota con normalidad. Pero no, no veo a nadie del PSOE defendiendo que Rajoy gobierne gracias al voto del PSOE.

P. Lo dijo Vara.

R. Pero Vara habla, y lo dice Felipe también, de que en el hipotético caso en el que C’s diera su apoyo y estuviéramos en un bloqueo…

P. Pero es que siempre hablamos de ese escenario, de los 170 escaños. No de los 137.

R. Si el PP tiene 170 escaños, habrá quien defienda esa posición, no lo sé. No soy futurólogo.

Con otros escenarios (que Rajoy no vaya o rechace el encargo), el PSOE tendrá que pensar. El actual es un PP solo, aislado, y votaremos no

P. ¿Y usted qué defendería?

R. Que el PSOE vote no.

P. ¿En todas y cada una de las circunstancias?

R. Lo creo. Y ya he dicho que la campaña que sufre el PSOE es infumable. Hay que preguntarse por qué nadie quiere hacerse la foto con el PP y con Rajoy.

P. ¿Las elecciones gallegas y vascas del 25-S complican el escenario?

R. Es una buena pregunta para los hipotéticos socios del PP, como el PNV. El PSOE está en el no, y punto.

P. ¿Cómo hay que interpretar la afirmación de Sánchez de que el PSOE “estará en la solución”?

R. Porque el PSOE siempre ha estado en los grandes momentos de este país, siempre ha estado en la solución y va a seguir estándolo. Aquí se plantean 18 escenarios alternativos: que Rajoy vaya, que no vaya, que rechace el encargo... Son distintos escenarios. Con todos encima de la mesa, y viendo cuál fuera finalmente, el PSOE por supuesto tendrá que pensar. Por supuesto que sí. Pero el escenario que tenemos encima de la mesa es el de un PP solo, aislado, con 137 escaños, sin el apoyo de nadie, sin mayoría suficiente para gobernar y para sacar los Presupuestos, y un PSOE que dice algo tan sencillo, tan natural y tan razonable como que va a votar no. A partir de ahí, el foco lo tiene Rajoy y que actúe.

López, durante la entrevista. (Á. B.)
López, durante la entrevista. (Á. B.)

P. ¿El PSOE va a intentar evitar a toda costa unas terceras elecciones?

R. El PSOE va a intentar evitar que haya terceras, por supuesto que sí. Ya me pareció un desastre ir a segundas elecciones. 

P. Hay dirigentes de su partido que no las ven mal porque podrían servir para apuntillar a Podemos.

R. Yo a veces pienso que el PP es el que más está haciendo para que haya terceras. Cuando uno ve lo que hace Rajoy esperando que por arte de magia se le resuelva la investidura lo pienso.

El PP es el que está haciendo más para que haya terceras elecciones. El PSOE va a intentar evitarlas, por supuesto que sí

P. ¿Al PSOE pueden convenirlenbsp;

R. Ni lo sé ni me importa. No creo que el PSOE ni ningún otro partido debe pensar en clave electoral, sino en clave de país.

P. ¿España puede soportar ir a terceras elecciones con los mismos cuatro candidatos? ¿No tendrían que irsenbsp;¿Hay que revisar la Ley Electoral para que haya doble vuelta, para que el sistema funcione?

R. Cada partido es soberano y de Rajoy ya pedimos la dimisión. En el caso del PSOE, los militantes decidirán, aunque Pedro es un candidato estupendo. Se pueden hacer reformas electorales y el PSOE ha propuesto algunas de ellas, como desbloquear las listas, pero no creo que debamos ir a un sistema presidencial, que es lo que introduciría la doble vuelta. Estamos en un sistema parlamentario. La anomalía de nuestro país es que tenemos un partido incapaz de pactar con nadie. Si el PSOE tuviera 137 escaños, ya habría Gobierno. El PSOE sí fue capaz de pactar. 

P. ¿Qué le pasa al PSOE? Está desangrándose desde hace años.

R. La crisis económica de 2008 fue brutal y nos pilló gobernando. Cometimos errores, y el PSOE aún los está pagando. Salimos mal del Gobierno y generó un caldo de cultivo que fue en el que creció el 15-M y a raíz de él, Podemos, que hizo un discurso devastador para el PSOE y la izquierda, que venía a decir que PSOE y PP eran lo mismo. En estas elecciones del 26-J, teniendo un mal resultado, se cruzó un cabo de Hornos, porque mucha gente apostaba por un ‘sorpasso’ que no se dio. El PSOE, desde 2010, ha estado en una huida permanente hacia delante. Ha llegado el momento de que el PSOE pare un poco, reflexione desde la oposición y vuelva a construirse como un partido de mayorías claras, sabiendo que hoy gobierna en más comunidades y ayuntamientos. Si no existiera Podemos y no hubiera trabajado para debilitar a la izquierda, el PSOE podría haber ganado las elecciones.

Pedro Sánchez y Susana Díaz, el pasado 24 de junio, en el cierre de campaña del PSOE en Sevilla. (Reuters)
Pedro Sánchez y Susana Díaz, el pasado 24 de junio, en el cierre de campaña del PSOE en Sevilla. (Reuters)

P. Ustedes cambiaron de líder en 2014 y eligieron a Pedro Sánchez, y el partido no ha remontado. 

R. No hay soluciones mágicas ni se trata de una sola persona. Es una cuestión de equipos, de proyectos. Ha pasado una legislatura desde que el PSOE saliera del Gobierno. Parece que hubiera pasado mucho más. El PSOE perdió en 1996 y el PP en el año 2000 tuvo mayoría absoluta. Parece razonable que el PSOE necesite serenidad, poso, trabajo para ser un partido de mayorías, que fue lo que pasó entre 1996 y 2004.

P. ¿Sánchez está conduciendo el PSOE a la irrelevancia?

R. Es muy injusto. Nunca había se había producido una división de la izquierda como esta, nunca había habido tantos partidos como ahora. No se pueden comparar estos resultados con otros. Estamos en otro mundo diferente al que había antes. Pedro es una persona seria, honesta, trabajadora, comprometida, con un currículum extraordinario, perfecto para liderar el PSOE y hacer de él un partido de mayorías.

El PSOE lleva desde 2010 en huida hacia delante. Hace falta que pare un poco y reflexione. Una receta básica es la unidad

P. ¿Y para seguir capitaneándolo?

R. Así lo creo. Pedro es la persona indicada.

P. ¿Le han puesto demasiadas trabas internas? ¿Y en concreto Susana Díaz?

R. Yo tengo la mejor opinión de mis compañeros. El PSOE no es un cuartel, no ha sido monolítico nunca.

P. ¿Se han comportado con deslealtad los barones?

R. No, no lo creo. Hay declaraciones que me gustan más y otras menos. Pero respeto todas ellas.

P. Algunos creen que han debilitado electoralmente al partido.

Nos fiamos demasiado de Alberto Garzón en el anterior proceso de negociación. IU fue clave para que no hubiera Gobierno

R. Sí creo que una de las recetas imprescindibles para que el PSOE vuelva a ser una formación de mayorías es la unidad. 

P. Hágame una autocrítica de la actual dirección, de la que forma parte.

R. [Se lo piensa mucho] Que nos fiamos demasiado de Alberto Garzón en el anterior proceso de negociación. Fue clave IU para que no hubiera Gobierno. Nos fiamos de él cuando planteó la mesa a cuatro porque era una forma de atraer a Podemos, y resultó ser lo contrario, una excusa para romper la negociación. Alberto tenía una agenda personal que era acabar dentro de Podemos, como ha hecho. Heredó una IU en horas bajas, se encontró una oportunidad histórica para hacerla crecer y la desperdició. Internamente, como he sido secretario de Organización [de 2012 a 2014, con Alfredo Pérez Rubalcaba de líder], respeto mucho el trabajo de la dirección y de las federaciones.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios