vía libre para que gobierne el pp

Susana Díaz exige un debate "profundo y sosegado" y elude respaldar a Pedro Sánchez

La líder insiste en que los malos resultados se deben a que el PSOE no supo dejar claro que no iba a pactar con Podemos y presume de que su derrota en Andalucía es menor

Foto: La presidenta andaluza, Susana Díaz, pide un debate profundo y sosegado. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz, pide un debate "profundo y sosegado". (EFE)

"Creo que los ciudadanos nos han dado los votos y los escaños que nos han dado y nos han mandado a la oposición. Ahora hay que abrir un debate profundo y sosegado dentro del partido". Susana Díaz compareció ayer casi a la media noche con la inesperada derrota del PSOE andaluz recién salida de las urnas y ha vuelto a hacerlo este medio día. Ha dejado claro que quiere que su partido se quedé en la oposición y desde allí se reconstruya como una alternativa mayoritaria. La baronesa andaluza ha eludido la claridad de otros barones como el extremeño Guillermo Fernández-Vara y no ha apostado en abierto por abstenerse para dar paso al PP en el Gobierno. Sin embargo, su apuesta porque el PSOE asuma que debe quedarse en la oposición necesita pocas explicaciones más.

[Consulte aquí los resultados de las elecciones generales]

"A partir de ahora nos toca reconstruir un proyecto auténticamente atractivo, que tenga credibilidad para salir de la oposición donde los ciudadanos nos han colocado con su voto. Un proyecto que devuelva a España al lugar que corresponde... Alejado de las políticas de la derecha pero también alejados con claridad del aventurismo y del populismo. En eso vamos a estar todos los socialistas andaluces", avisó la líder andaluza que recalcó en varias ocasiones que el papel del PSOE es la oposición.

La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en un acto de campaña junto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en un acto de campaña junto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Si horas antes señalaba el camino, esta vez lo hizo con todavía más claridad. Lejos de encajar con autocrítica su derrota en Andalucía, donde el PP ha sacado tres escaños de ventaja, Susana Díaz dejó claro que éstas eran unas elecciones eran generales y los ciudadanos votaron en esa clave. "Se vota con afectos muy distintos, muy diferentes a unas autonómicas o unas municipales", recalcó para dejar claro que el candidato derrotado es Pedro Sánchez a pesar de que ella ha hecho campaña en primera persona y de forma muy intensa.

Los socialistas andaluces creen que estas elecciones han estado fuertemente condicionadas por el intento de polarización entre PP y Podemos. "Era un dilema falso y lo advertí. El intento de polarizar las elecciones entre dos extremos era malo para España y podía conducir a perpetuar al PP en el poder. La derecha se ha salido con la suya con la inestimable ayuda de Pablo Iglesias", lamentó la baronesa andaluza. "Ese es el legado del secretario general de Podemos", denunció Díaz que censuró que este partido haya tenido "como objetivo derrotar al PSOE y no a la derecha". "Sucedió con Anguita cuando propició la victoria de Aznar y ha vuelto a suceder ahora", sentenció.

En el análisis de por qué esa nueva pérdida de 100.000 votos en Andalucía y dos escaños menos que el pasado diciembre, el PSOE andaluz apunta a la estrategia de Pedro Sánchez. Están convencidos de que ha faltado claridad frente a Podemos y creen que hay ciudadanos que han eludido votar a los socialistas porque pensaban que podía darle el Gobierno a Pablo Iglesias. "El miedo que ha suscitado el populismo en amplias capas del electorado ha perjudicado al PSOE. La mera hipótesis de que el PSOE pudiera dar el Gobierno a Podemos ha causado mucho daño. Nos ha perjudicado", apuntó la presidenta de Andalucía.

La receta del PSOE andaluz tras estos resultados apunta al debate interno aunque Susana Díaz, que ha pagado caro las crisis internas de su partido y el pulso con Ferraz, ha evitado cualquier consideración orgánica. "Tenemos que analizar muy seriamente por qué este nuevo revés electoral y por qué no conectamos con la mayoría", señaló Díaz.

La secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz, elude respaldar al secretario general del PSOE. (EFE)
La secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz, elude respaldar al secretario general del PSOE. (EFE)

 

Sus mensajes se encaminaron una y otra vez a dejar claro que los resultados son menos malos en Andalucía pese a la victoria del PP. "Si en En Andalucía no estoy satisfecha con el 31,2% de los votos, como comprenderán con el 22,6% nacional mucho menos", dejó caer. Además están convencidos de que la gran distancia a la que se ha quedado Podemos, con 11 diputados, en Andalucía es fundamental para que el temido 'sorpasso' no se haya producido.

Un escenario que hubiera sido "letal" para el partido y "muy nocivo para España". "Ha sido gracias a los 537.000 votos de ventaja a Podemos en Andalucía. Sin esto el PSOE hubiera perdido la posición de primera fuerza de la izquierda en España", subrayó.

Susana Díaz quiso hacer valer la superioridad del PSOE andaluz pese a la inesperada derrota a manos del PP. "Uno de cada cuatro votos socialistas son andaluces. Uno de cada cuatro escaños en el Congreso y uno de cada tres en el Senado son andaluces. En dos de cada tres municipios andaluces (517) nos han dado la victoria al PSOE. Eso es el 66,5% de los municipios de Andalucía", presumió.

La dirigente andaluz no respaldó expresamente que Pedro Sánchez vuelva a optar a la secretaría general del PSOE ni tampoco pidió con claridad su relevo. "Yo no estoy en cuestiones orgánicas ni me parece lo oportuno", respondió ante varias preguntas en ese sentido. Lo mismo replicó cuando se le preguntó si tras su primera derrota en Andalucía como secretaria general del PSOE-A se retira de la carrera por la secretaría general del partido. "No estoy en cuestiones individuales sino en un proyecto colectivo. Me preocupa España", reiteró dejando estas cuestiones en el aire.

"No hemos entrado a valorar pero con 90 escaños no fuimos capaces está claro que con 85 nos han mandado a la oposición. Tenemos que ser coherente y saber por qué después de tanto daño en esta legislatura le han dado más votos al PP y más distancia", concluyó Susana Díaz. No avaló la abstención para dar paso a Mariano Rajoy pero dejó claro que hay que dejar que forme gobierno el PP.

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios