SEGUNDA JORNADA DEL DEBATE EN EL CONGRESO

Votación de investidura: Sánchez fracasa y se queda solo con Ciudadanos

El candidato recibe el sí de su grupo y de la formación naranja. Enfrente, el no de 219 diputados (PP, Podemos, ERC, DiL, PNV, Compromís, IU, Foro, UPN, Bildu y Gómez de la Serna) y la abstención de CC

Foto: Pedro Sánchez interviene desde su escaño durante la segunda jornada del debate de investidura, este 2 de marzo. (EFE)
Pedro Sánchez interviene desde su escaño durante la segunda jornada del debate de investidura, este 2 de marzo. (EFE)

El resultado esperado. La primera votación de investidura de Pedro Sánchez y la primera bofetada: 130 apoyos, 219 noes y una sola abstención. Lejísimos de la mayoría absoluta. Las cifras que ponen en marcha el reloj constitucional y que se solemnizaron a las 19.42 de la tarde de este 2 de marzo en el Congreso. 

130 apoyos. Los 89 de los parlamentarios del PSOE y el de Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, socio de los socialistas en las elecciones generales del 20 de diciembre, y los 40 de Ciudadanos. Ni un solo sí más. PP (119), Podemos (65), ERC (9), Democràcia i Llibertat (8), PNV (6), Compromís (4), Izquierda Unida-Unidad Popular (2), UPN (2), EH Bildu (2), Foro Asturias (1) y el exdiputado popular Pedro Gómez de la Serna (1) votaron en contra. La única representante de Coalición Canaria, Ana Oramas, se abstuvo. La votación, según dispone el artículo 85 del reglamento del Congreso, se hizo pública por llamamiento. O sea, cada diputado desde su escaño iba anunciando su apoyo, rechazo o su abstención a la elección de Sánchez como presidente del Gobierno. El sorteo (por insaculación) hizo que el primer parlamentario en cantar su voto fuera el socialista Antonio Hurtado, electo por Córdoba, el número 160 por orden alfabético. 

El debate en esta segunda jornada, contra pronóstico, fue dos horas más corto de lo que se esperaba. Arrancó a las nueve de la mañana con la durísima intervención de Mariano Rajoy y finalizó con la votación, que comenzó a las 19.15, tras la intervención del Mixto y del portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando. Sánchez necesitaba la mayoría absoluta de los escaños (176) para ser investido en primera vuelta. Y no los obtuvo. Ninguna sorpresa.

Votación de investidura: Sánchez fracasa y se queda solo con Ciudadanos

Un "Gobierno del cambio" imposible por ahora

El viernes el Congreso acogerá la segunda ronda. La sesión, según anunció el presidente de la Cámara, Patxi López, comenzará sobre las 18.30. El candidato podrá hacer una pequeña exposición de 10 minutos, y los grupos dispondrán de un turno de 5 minutos cada uno. La votación, también pública por llamamiento, será 48 horas después de finalizada la primera, sobre las 19.45 horas. Y en ella el aspirante socialista sólo precisará de una mayoría simple. También inalcanzable, por cuanto requeriría de la abstención de Podemos o del PP, y ninguno de los dos se la va a ofrecer. Si algo quedó claro en la sesión de hoy es que la formación de Pablo Iglesias está muy lejos del PSOE. El líder de la formación morada, de hecho, protagonizó el careo más tenso de la jornada, más aún que el duelo con el presidente en funciones. Y si no aumentó la crispación y la bronca en el pleno se debió a la voluntad del socialista de entonar un mensaje "presidencial", conciliador, no abrupto

Este miércoles se activa el reloj constitucional. En 2 meses, si no hay jefe del Ejecutivo, el Rey firmará el decreto de disolución de las Cortes Generales

No hubo ni medidas nuevas, ni sorpresas, ni compromisos sacados de la chistera. Rajoy atizó a Sánchez, y detrás de él, con distintos argumentos, el resto de portavoces, a excepción de Albert Rivera, su único socio. El candidato subrayó en todo momento en que busca ese "Gobierno del cambio", que ha de contar tanto con la izquierda parlamentaria -que por sí sola no suma, subrayó- como con la derecha de Ciudadanos, porque en ningún caso haría "descansar la gobernabilidad de España" en fuerzas independentistas.

Antonio Hernando, durante el pleno de investidura, este miércoles. (EFE)
Antonio Hernando, durante el pleno de investidura, este miércoles. (EFE)

Sánchez, en su último turno, despues de la intervención de Hernando -que sí fue más combativa contra Iglesias, al que acusó de "insultar" y "manchar" el buen nombre de los socialistas-, hizo hincapié en su argumentación: sólo hay dos "opciones", o cambio o continuidad. O él o Rajoy. Era su último llamamiento, al cierre del debate, a las fuerzas de izquierda para poner en marcha ya "el cambio". "Ante esta votación, todos y cada uno de nosotros podremos votar sí o no, nosotros ya hemos decidido: vamos a votar que sí".  

La votación de esta tarde cumple un papel clave en la dinámica constitucional. Hoy se pone la cuenta atrás en marcha. A partir de ahora comienza un plazo de dos meses para intentar formar Gobierno. Si el 2 de mayo no hay un nuevo jefe del Ejecutivo, el Rey firmará, con el refrendo del presidente del Congreso, Patxi López, el decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de elecciones, que se publicará el martes 3 en el BOE. A los 54 días, los nuevos comicios. O sea, el 26 de junio. La fecha que aparece cada vez más clara. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios