Es noticia
Menú
Duelo de 'meninas': Santamaría sustituye a Rajoy en TV y Díaz adoctrina a Sánchez
  1. Elecciones Generales
la 'vice' hará las veces de presidenta hoy en el debate

Duelo de 'meninas': Santamaría sustituye a Rajoy en TV y Díaz adoctrina a Sánchez

El PP disimula sobre las consecuencias internas del protagonismo de la vicepresidenta en la campaña mientras en el PSOE hacen cábalas sobre la solución andaluza en caso de desastre

Foto: Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros. (EFE)

Soraya Sáenz de Santamaría por el PP y Susana Díaz por el PSOE protagonizaron el acto oficialy los 'corrillos' del Día de la Constitución celebrado ayer en el Congreso. La 'vicetodo' de Mariano Rajoy, por ejercer de defensora del Gobierno en el debate de televisión frente a Pedro Sánchezy los emergentes Albert Rivera y Pablo Iglesias. La presidenta de la Junta de Andalucía,por leer en público la cartilla al líder del PSOE en sentido de Estado y moral de victoria. La primera disimula a medias sus ambicionesy la segunda nise molesta;mientras populares y socialistas hacen cábalas sobre el papel que ambas tendrán después del 20-D.

La campaña electoral pasó por el Palacio de la Carrera de San Jerónimo por primera vez desde que se aprobó la Constitución con los debates de moda entre los políticos y que son ajenos a lareforma de la ley de leyes, que no interesa anadie: la llamada 'Operación menina' en la derecha para cambiar a Rajoy por Santamaría y la idea del tripartito de centro izquierda (Ciudadanos, PSOE y Podemos) para echar alPP del poder aunque gane los comicios.

Pablo Iglesias recogió en público los términos de la penúltima jugada en que confían los críticos con Rajoy del centro derecha para acabar con su mandato. Consiste en que el PP gane las elecciones igual de mal o peor que como predicen las encuestas (menos de 130 escaños), que un Rivera crecido se niegue a facilitar su investidura y que la vicepresidenta le releve en la misión de formar Gobierno con el permiso de Ciudadanos.

Iglesias pone el nombre de criada a Santamaría aunque la aludida tenga muy asumido el papel de escudera y encargada para toda misión a la que el jefe del Ejecutivo no puede o quiere llegar. La 'segunda' del Ejecutivo lo es para casi todo, coordinala respuesta al problema del ébola, acudea bailar a 'El Hormiguero', patea elCamino de Santiago o arría la bandera de España en Afganistán. Y dirige, por ejemplo, los servicios del inteligencia del Estado. La confianza del jefe la tiene acreditada.

Santamaría preparaba este fin de semana su debate en TV frente al trío de la alternativa que le gusta resaltar al PP: Sánchez, Rivera e Iglesias. Por eso ha decidido Rajoy enviar a su 'segunda', porque quiere quedar por encima de los demás como presidente del Gobierno y seguro ganador de los comicios, según repiten en fuentes del PP. Sólo quiere debatir con el jefe del principal partido de la oposición, ahora Sánchez, "como siempre se ha hecho en democracia".

La vicepresidenta insiste en restar importancia a la cita, reitera que va a defender la labor de todo el Gobierno porque se la sabe como nadie en su calidad de coordinadora del mismo. De hecho se ha preparado el debate como si fueran unas oposiciones, memorizando los guiones de los logros del Ejecutivo en todos los campos y, al tiempo, la oferta electoral del PP que en parte (regeneración democrática)también ha preparado. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, es quien más le ayuda.No va preparada como aspirante a la sucesión ni para su lucimiento personal, sino a fajarse en defender a su jefe y al resto del gabinete, según afirman en medios gubernamentales.

Rajoy manda en el PP y Soraya carece de peso en la organización. Las listas dejan claro a quién le van a deber el escaño los diputados del Grupo Popular

Santamaría va de 'dos' hasta en los carteles de la candidatura de Rajoy por Madrid para sorpresa de algunos que el PP no se ha molestado mucho en explicar. El antecedente está en los comicios de 2000, cuando el PP incluyó en su propaganda gráfica, además de la foto de José María Aznar, al 'número dos' de esa campaña: el vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

La teoría en que se sustenta la'Operación menina' choca con dos hechos: Rajoy manda el Partido Popular sin oposición y Santamaríacarece de peso en la organización. Sólo hay que repasar las listas electorales para comprobar a quién le van a deber el escañolos próximos diputados del Grupo Popular.

El jefe del Ejecutivo lo dejó caer en los corrillos del Congreso: está acostumbrado a las conspiraciones y operaciones en la sombra desde que está en política. La lista de jefes, excompañeros y críticos que Rajoy ha dejado en el camino es larga. Primero se escapó de la persecuciónde Manuel Fraga, cuando el fundador de Alianza Popular presidía la Xunta de Galicia. Luego está la larga nómina de los 'desaparecidos' en la carrera por la sucesión o la supervivencia: Rato, Mayor Oreja,Zaplana o Ruiz-Gallardón.

En fuentes del PP recuerdan que Santamaría es la favorita de Rajoy en el Gobierno pero nadie en el partido, donde no le perdonan una parte clavede su gestión en el Ejecutivo: las relaciones con las empresas de medios de comunicación privados y el descontrol de más de media legislatura en RTVE.

Para optar a suceder a Rajoy,Santamaría necesitaría el respaldo del presidente del Gobierno, y sólo le valdría en el caso de que él siguiera en La Moncloa. Y si el PP pierde el poder,aunque gane los comicios, se abriría en la organización una nueva etapa. Congreso Nacional y a buscar relevos en un proceso en el que intervendrían los dirigentes con peso en el partido. Alberto Núñez Feijóo fue la única voz autónoma en el último acto del partido para respaldar al actual presidente y el único barón autonómico con discurso nacional el Día de la Constitución.

Frente a los recelos en la sede de Génova, la vicepresidenta tiene en el debate de televisión la oportunidad de lucirse en una faceta como es la de la comunicación en los mediosen la que su jefe se muestra incómodo e ineficaz. Salvo en sus últimas incursiones en espacios tan amables como el programa de Bertín Osborne, Rajoyse maneja mal ante las cámaras, el terreno favorito de sus rivales emergentes.

Díaz vuelve a marcar distancias con Sánchez

Y si los dirigentes del PP esperan al estreno de Santamaría como paladín electoral de Rajoy, los del PSOE asistieron en el Congreso a otra actuación estelar de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, única región de España donde los socialistas aguantan el empuje de Ciudadanos, según el CIS. Sobre la otra operación, la del tripartito o alianza de perdedores que Sánchez tantea, marcó distancias y dio doctrina: "Quien gane el 20-D tiene la obligación de intentar gobernar".

Si a los críticos de la derecha y los desesperados del PSOE les salen los cálculos, el próximo ejercicio puede ser el de las 'meninas' del PP y/o del PSOE

No es que quiera que gobierne Rajoy, es que recordabaa Sánchez que tiene que ganar y no enredarse en las ofertas de pactos a varias bandas. Cumplió con su obligación de desear la victoria en las elecciones al secretario general de su partido, al mismo tiempo que recordaba que ella prefería gobernar habiendo ganado los comicios, como hizo en las últimas autonómicas andaluzas gracias al respaldo de Ciudadanos.

Oídas las palabras de Díaz sobre la moral de victoria y la política de pactos, más su intervención clara y concisa en defensa de la Constitución vigente, los socialistas volvieron en sus corrillos a darle vueltas a la cifra mínima de diputados que Sánchez necesitará para seguir en el cargo. Sobre el relevo en caso de desastre no tenían dudas: su 'lideresa' andaluza. Si a los críticos de la derecha y los desesperados del PSOE les salen los cálculos, el próximo ejercicio puede ser el de las 'meninas' del PP y/o del PSOE.

[Para más información y consultar otros datos, puedes descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y tablets de Apple]

Soraya Sáenz de Santamaría por el PP y Susana Díaz por el PSOE protagonizaron el acto oficialy los 'corrillos' del Día de la Constitución celebrado ayer en el Congreso. La 'vicetodo' de Mariano Rajoy, por ejercer de defensora del Gobierno en el debate de televisión frente a Pedro Sánchezy los emergentes Albert Rivera y Pablo Iglesias. La presidenta de la Junta de Andalucía,por leer en público la cartilla al líder del PSOE en sentido de Estado y moral de victoria. La primera disimula a medias sus ambicionesy la segunda nise molesta;mientras populares y socialistas hacen cábalas sobre el papel que ambas tendrán después del 20-D.

Mariano Rajoy Soraya Sáenz de Santamaría Susana Díaz Alberto Núñez Feijóo Barómetro del CIS
El redactor recomienda