descalabro del psoe (77-89) y buen resultado de podemos

Rajoy ganaría el 20-D (120-128 diputados) y podría gobernar con Rivera (63-66)

El sondeo preelectoral del CIS, el mayor por número de entrevistas, es el que más se acerca siempre a los resultados finales. Y su asignación de escaños sirve de guía para la campaña que hoy arranca

Foto: Comparación del actual Congreso de los Diputados y de cómo quedaría tras el último barómetro del CIS. (J. Escudero)
Comparación del actual Congreso de los Diputados y de cómo quedaría tras el último barómetro del CIS. (J. Escudero)

El PP ganaría las elecciones del 20-D y obtendría una horquilla de entre 120 y 128 diputados, lo que supone perder entre 66 y 58 escaños con respecto a 2011. Por su parte, el PSOE de Pedro Sánchez conserva por los pelos la segunda posición en intención de voto, pero sufre un descalabro histórico al quedarse con entre 77 y 89 escaños (muy lejos de los 110 que logró Rubalcaba hace cuatro años y que ya era el suelo de la formación). Ciudadanos, por su parte, y por los ajustes de la ley D'Hont, sería la tercera fuerza política e irrumpiría en el Congreso con entre 63 y 66 escaños. Podemos, la formación de Pablo Iglesias, llegaría a la Cámara con entre 23 y 25 escaños. Un resultado engañoso porque hay que sumar las 'marcas blancas' en Galicia (5-6, En Marea), Cataluña (10-11, En Comú Podem) y Valencia (siete, Compromís Podemos). UPyD desaparecería e IU-Unidad Popular pugna por tres o cuatro escaños. Fuera de los principales partidos, Convergència conseguiría nueve escaños; ERC, siete; EH-BILDU, entre seis y siete; PNV, cinco, y Coalición Canaria, uno.

El PP ganaría las elecciones y le sacaría 40 escaños al PSOE

El panorama que dibuja el sondeo preelectoral del CIS, con 17.452 entrevistas realizadas entre el 27 de octubre y el 16 de noviembre, muestra la sustitución del tradicional bipartidismo por una Cámara de cuatro partidos en que la mayoría absoluta (176 escaños) entre dos partidos solo la conseguirían PP y Ciudadanos (183 escaños en la parte más baja de la horquilla, 194 en la parte más alta). En la encuesta realizada por DYM para El Confidencial, esta coalición (PP más Ciudadanos) era la preferida por la mitad de los encuestados.

La alianza PSOE-Ciudadanos no suma

Una alianza entre la segunda y la tercera fuerza política (PSOE más Ciudadanos) arrojaría en el mejor de los casos una suma de 155 diputados, a 21 de la mayoría absoluta, lo que obligaría a buscar un tripartito con Podemos, algo que se descarta en este momento por el partido de Rivera, o a buscar la ayuda de otros grupos minoritarios (obviando a los nacionalistas, a los que el propio Rivera veta como apoyo).

Los candidatos a la Presidencia del Gobierno de Ciudadanos, Albert Rivera (i), PSOE, Pedro Sánchez (c), y Podemos, Pablo Iglesias (d). (EFE)
Los candidatos a la Presidencia del Gobierno de Ciudadanos, Albert Rivera (i), PSOE, Pedro Sánchez (c), y Podemos, Pablo Iglesias (d). (EFE)

Por último, un Gobierno de izquierdas con varias fuerzas se complica sobremanera por el descalabro del PSOE. Sus 89 escaños (en el mejor de los casos) sumados a los 25 de Podemos y los 24 de las 'marcas blancas' de los socios de Iglesias en Galicia, Cataluña y Valencia, arrojan 138 escaños. Se les podrían sumar los siete de ERC, los 3-4 que el CIS otorga a IU-Unidad Popular (la formación de Alberto Garzón) e incluso los 6-7 de EH-Bildu, con los que Podemos ya ha pactado tras las autonómicas y municipales. Pero incluso esta amalgama de partidos de izquierda se quedaría en 156 escaños, lejos aún de una mayoría absoluta.

Descalabro absoluto de Sánchez en Madrid y Valencia

La subida de Ciudadanos a costa de PP y PSOE es especialmente significativa en territorios que han sido graneros tradicionales de votos para las grandes formaciones. En Madrid, por ejemplo, Rivera obtendría la segunda posición y 10 escaños, solo por detrás del PP, que pasaría de los 19 escaños de 2011 a los 13-14 de ahora (lo que hace peligrar hasta la elección del actual secretario de Estado de Seguridad). En tercera posición quedaría Podemos, con seis o siete escaños, mientras que el descalabro de Pedro Sánchez alcanzaría proporciones sorprendentes: el PSOE se quedaría en cuarto lugar con cinco escaños, lo que supone que ni el crítico Eduardo Madina ni la excomandante Zaida Cantera saldrían elegidos. Eso sí, Irene Lozano (polémico fichaje de Sánchez) sí, al ser cuarta de la lista por Madrid.

Rajoy ganaría el 20-D (120-128 diputados) y podría gobernar con Rivera (63-66)

En Valencia, el hundimiento del PP, que pasa de 16 a 11 escaños, es acompañado también por la debacle socialista, que pelea por no quedarse en cuarto lugar (6-7 escaños), superado por los siete que conseguiría Ciudadanos y los siete de Compromís-Podemos.

Podemos gana en Cataluña y Susana Díaz aguanta en Andalucía

El panorama que arroja el CIS en Cataluña es aún más sorprendente. Allí, y gracias al resultado en Barcelona, cuya alcaldía rige Ada Colau, En Comú Podem sería la fuerza ganadora en escaños, con 10 u 11. Superaría a Ciudadanos y a la nueva formación de Artur Mas, DiL, ambos con nueve, mientras que el PSC se queda con siete u ocho, ERC con siete y el PP se hunde hasta los cuatro escaños.

Con estos resultados, las previsiones del CIS para Andalucía van a ser escudriñadas con lupa tanto en la sede de Ferraz como en el sevillano palacio de San Telmo. Y el CIS es claro: el único territorio donde aguanta el PSOE es Andalucía, y solo perdería dos escaños (de 25 a 23) en el global de la comunidad que dirige Susana Díaz, lo que supone un aval para que en la noche del 20-D la presidenta andaluza exija cuentas a su principal rival en el partido, el secretario general, Pedro Sánchez.

El CIS parece dar la razón a Díaz por su pacto de gobierno con Ciudadanos e, incluso, premia a estos con entre 12 y 13 diputados, mientras el PP pasa de 33 a 19 o 21, un desplome absoluto, y deja a Podemos con cinco escaños y a IU con uno.

Adiós al bipartidismo y alta participación

Pinche para ver la estimación de voto.
Pinche para ver la estimación de voto.

El PP, con su 28,6% de intención de voto, y el 20,8% del PSOE, no llegan al 50%, mientras que en 2011 acapararon el 73,35% de los votos escrutados (44,62% el PP y 28,73% el PSOE). En la Cámara irrumpen dos nuevas fuerzas que suman un 34,7% del voto: Ciudadanos, con un 19%, y Podemos y sus marcas blancas territoriales, con un 15,7%. Un dato: el porcentaje de entrevistados que aseguran tener decidido acudir a votar es el 75%, más un 11,6% que dice que acudirá 'probablemente': unos índices de participación desconocidos en las últimas citas electorales.

El sondeo preelectoral del CIS, realizado con 18.000 entrevistas en todas las circunscripciones del país, es el más fiable de cuantos se realizan. Como muestra, un botón: para las elecciones de 2011, sobreestimó tanto a PP como a PSOE dentro del margen de error de la encuesta, pero fue el que se quedó más cerca de acertar el triunfo arrollador del PP (pronosticó 190-195 escaños y fueron finalmente 186) y también el hundimiento del PSOE (el CIS preveía de 116 a 121 escaños para la formación que entonces lideraba Pérez Rublacaba, que finalmente se quedaron en 110).

[Para más información y consultar otros datos, puede descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, para 'smartphones' y 'tablets' Android]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios