Rajoy exprime su retranca gallega con Bertín: "¿Te parezco tan aburrido como dicen?"
  1. España
el presidente, en las distancias cortas

Rajoy exprime su retranca gallega con Bertín: "¿Te parezco tan aburrido como dicen?"

Llegó a casa de Bertín Osborne con un albariño. Tiene una trayectoria casi inigualable e incluso llegó a retrasar su boda por la política. El Mariano Rajoy más auténtico, horas antes de empezar la campaña

Foto: Mariano Rajoy durante su visita a 'En la tuya o en la mía'.
Mariano Rajoy durante su visita a 'En la tuya o en la mía'.

No participa en debates a cuatro -irá Soraya en su lugar- aunque sí hizo de comentarista en un partido de Champions, avanzando un aperitivo de lo que después ha sido la conversación con Bertín Osborne este miércoles en el programa 'En la tuya o en la mía'de TVE. Mariano Rajoy llegó al caserón del artista en traje, sin corbata y animado por su mujer,Viri, con una botella de albariño y una empanada de su tierra, mostrándose tal y como es: gallego hasta la médula. "Habrá mucha gente que tenga una opinión buena de mí y otra a la que no les guste mucho. Habrá de todo", contestaba el presidente del Gobierno, natural de Santiago de Compostela para el que a estas alturas no lo sepa.

En 60 años ha sido cinco veces ministro y es el presidente de España desde 2011. Quiere repetir después del 20-D: "Tengo ganas, ánimo y aún quedan muchas cosas por hacer". Con 23 años se convirtió en el registrador de la propiedad más joven de España a fuerza de estudiar 12 horas y media cada día, exactamente las mismas que dedica ahora a su jornada laboral como jefe del Ejecutivo. "Trabajo 12 horas y 40 minutos". Desayuna y cena con sus hijos Mariano y Juanito, que no llevan mal eso de vivir en La Moncloa y ser hijos de quien son. Vivió los primeros años de su vida en Oviedo y más tarde se trasladó con su familia a León, donde estudió en el mismo colegio que José Luis Rodríguez Zapatero, con el que, para sorpresa de muchos, "se lleva muy bien".

La vocación le llevó a dedicar su vida a la política y si de algo le ha servido esta etapa como presidente ha sido para "patearse España" entera, país del que, como repitió en su charleta con Bertín Osborne, se siente "muy orgulloso". Por la política retrasó incluso su boda con Viri:se casó un 28 de diciembre -inocentadas aparte- por culpa de unos presupuestos que había que aprobar el día anterior, fecha elegida para el enlace. No hubo despedida de soltero porque el presidente es un hombre serio, soso para el que quiera llamarlo así. La final del Mundial que ganó España la vio nada más y nada menos que a solas con su mujer en casa. "Tengo cierta tendencia a hacer algo que me reprocha todo el mundo, que es no ir a ningún lado", comentó el gallego.

Como es habitual en este programa, el presidente habló de su familia. Así lo hizo también Pedro Sánchez. La madre de Rajoy murió en 1993 con 61 años. "Era estupenda y muy guapa", explicó su hijo, que reconoce "sentir mucho" que no lo haya llegado a ver como presidente. Su padre, sin embargo, que fue juez, vive con él en La Moncloa y, pese a las reticencias del presidente gallego a dar explicaciones, el público pudo comprender que de su padre heredó seguramente el carácter. Su hermano Luis, el único notario de los cuatro que son, murió el año pasado y con Mariano habló sus últimas palabras.

Si algo tiene claro el jefe del PP es que "el pueblo español no se equivoca en las grandes decisiones". Aunque él apoyaba a Alianza Popular, es consciente de que debió ganar Adolfo Suárez. "Cuando escuché aquel 'puedo prometer y prometo', me dije, estos ganan por goleada". También fue "lógica", según el propio Rajoy, la victoria del PSOE en 1982: "Era la alternativa". Ahoraespera que los españoles vuelvan a depositar su confianza en el Partido Popular que él dirige para seguir con la recuperación económica. Pero el escenario es muy complicado. La corrupción pasó, como es habitual, de refilón en la conversación, aunque Rajoy sí admitió "el daño" que ha causado en su partido.

A José María Aznar lo conoció hace "mil años" y resta importancia a lo que es ya vox pópuli: que entre ambos no hay precisamente 'feeling'. "Dicen que no nos llevamos bien. Pretender coincidir con alguien al cien por cien es imposible e incluso sospechoso". Con quien sí reconoce "haber tenido sus cosillas" es con Esperanza Aguirre, que, en opinión del jefe de Génova, "es un personaje". Y eso que a su lado ha vivido muchos momentos. Uno que nunca olvidará será el del accidente de helicóptero en 2005 que pudo acabar en tragedia y, sin embargo, se quedó solo en anécdota. Aunque con secuelas: Rajoy no ha vuelto a subirse a un helicóptero, ni siquiera cuando Merkel y Hollande lo usaron para desplazarse desde Marsella al lugar donde se produjo el horrible accidente de Germanwings. El presidente español acudió en coche pese a tardar tres horas en lugar de 20 minutos en llegar. "No merecía la pena".

La situación de mayor dificultad en toda la legislatura (y tampoco esto es nuevo) llegó en 2012, "cuando nos iban a rescatar". Ahora, "aunque siempre hay líos", reconoce sentirse tranquilo frente a aquella época "espantosa". Mariano Rajoy sabe a lo que renuncia por ser presidente del Gobierno. "No tienes vida privada, no puedes hacer muchas cosas, hay momentos difíciles en los que se sufre... pero yo estoy satisfecho. Me ha compensado". El tema catalán lo abordó con claridad: no cederá nunca en la unión de España. No hubo palabras para Felipe VI, pero sí para su padre, el rey Juan Carlos, al que el mandatario definió como "gran estadista" por haber resuelto el tema de la abdicación en 17 días, quedando demostrado "que en España las instituciones funcionan muy bien".

Que el presidente es un enamorado del fútbol no es ninguna novedad. Es del Madrid y del Deportivo de La Coruña, aunque lleva al Pontevedra en el corazón. Preferiría que sus hijos se hicieran del PSOE a que fueran de un equipo contrario. Es también un reconocido apasionado del buen vino -si es gallego, mejor- y de la comida de su tierra. Entre queso, empanada, mejillones y un cierto caos en la comida, terminó la conversación. Eso sí, ahora todos los españoles saben que "donde peor se come es en Bruselas", en los consejos europeos, donde el presidente se "infla a pan con aceite" para sobrevivir. "¿Teparezco tan aburrido como dicen?", preguntó el presidente poco antes de acabar."Para nada. Tienes una retranca gallega...". Y no mintió Bertín Osborne.

Elecciones Generales 2015 - 20-D Mariano Rajoy Galicia Felipe González José Luis Rodríguez Zapatero Televisión Bertín Osborne Moncloa Registradores de la Propiedad Santiago de Compostela TVE RTVE