Los presupuestos se tramitarán en agosto

Rajoy adelanta al verano las buenas nuevas en pagas, pensiones e inversión pública

Habrá desfile de altos cargos para vender datos positivos: subida de pensiones, recuperación de la paga de los funcionarios, actualización de salarios o más inversiones en infraestructuras

Foto: Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Reuters)
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Reuters)

Mariano Rajoy ha dado la señal de salida para un cierre de legislatura concentrado: proyecto de Presupuestos Generales del Estado en julio para que se tramiten incluso en agosto y estén aprobados en septiembre. Habrá el habitual desfile de altos cargos, pero esta vez para vender datos positivos: subida de pensiones, recuperación de la paga de los funcionarios, actualización de salarios, nueva tasa de reposición de empleados públicos o más inversiones en infraestructuras. El Gobierno podrá plasmar en el texto su oferta electoral para mantener la recuperación económica y dejar para el programa del PP como tal las promesas más políticas.

El anuncio de que el Ejecutivo adelanta a este mes de julio las rebajas en el IRPF y la reducción en las retenciones a profesionales previstas para enero próximo revelan las prisas que le han entrado a Rajoy por recuperar la iniciativa e intentar que el PP remonte en los índices de intención de voto después de la debacle del 24-M. La consigna en la Moncloa y en la dirección del partido es darle la vuelta a la tendencia a la baja antes de que los ciudadanos se vayan de vacaciones, cosa que este año no podrán hacer ministros, altos cargos ni dirigentes del partido.

Antes de los comicios locales y autonómicos, en el Ejecutivo barajaban dos opciones: presentar los Presupuestos y, dado que no daba tiempo a aprobarlos, adelantar algunas medidas económicas positivas como devolver la paga de los funcionarios vía decreto o bien concentrar todas esas pruebas de que la recuperación es un hecho en el mismo proyecto a finales de septiembre. Rajoy se ha decantado ahora por hacerlo todo: desgranar anuncios populares por delante, seguir después en la misma línea con el contenido de los Presupuestos durante todo el verano y rematar el final de la legislatura a primeros de octubre con las cuentas del Estado aprobadas.

Rajoy anuncia que España crecerá un 3,3 por ciento este año

Es una operación sin precedentes en las Cortes (siempre se han tramitado entre finales septiembre y final de diciembre), con la que Rajoy pretende dar un golpe de autoridad con su mayoría absoluta y lanzar un mensaje de compromiso con la estabilidad política y económica ante los ciudadanos, los mercados y la instituciones de la UE. El Gobierno y el PP podrán así promocionar la solvencia de su proyecto, que tiene forma de ley, frente a las "ocurrencias" o "improvisaciones" que achacan a la oposición, dado que el PSOE sigue sin programa en la materia, Podemos cultiva el populismo izquierdista y Ciudadanos defiende lo que los populares llaman una alternativa "de autor" (por Luis Garicano), ajena a cualquier experiencia en la gestión pública.

Confirmada la decisión de Rajoy, en las Cortes se prepararan para concentrar entre finales de julio y la primera semana de octubre todos los trámites para aprobar los Presupuestos: presentación a la Cámara, comparecencia de altos cargos, debate general, comisión, enmiendas, remisión al Senado y vuelta a la Cámara Baja. Según fuentes parlamentarias, los diputados sólo pueden aspirar a "librarse" de ir a trabajar en la primera quincena de agosto. El Consejo de Ministros aprobará el techo de gasto, primer paso de los Presupuestos, el viernes 10 para dar el visto bueno al texto en las dos semanas siguientes. Luego vendrán en el Congreso las comparecencias y el debate de totalidad, entre finales de agosto y primeros de septiembre.

Casado sobre la rebaja fiscal: "Son los anuncios que los españoles estábamos esperando"

De momento, con los últimos datos de paro registrado, el Gobierno puede presumir de que ya hay menos desempleados en España que en el verano de 2011, cuando José Luis Rodríguez Zapatero tiró la toalla y adelantó las elecciones. "Ya hay 302.000 parados menos que cuando llegamos al Gobierno" y desde febrero de 2013 "se ha conseguido recudir en 919.000 personas la lista de desempleados", fueron las frases más repetidas por los portavoces del PP, con Rafael Hernando al frente.

La reducción del paro y la rebaja de impuestos adelantada para corregir las subidas de 2012 serán los dos grandes argumentos de los populares como base de unos Presupuestos que serán los primeros expansivos desde la llegada de la crisis económica. En el Gobierno estudian ahora el momento del verano adecuado para anunciar la restitución de la parte de la paga que todavía se debe a los funcionarios o la rebaja del llamado "IVA cultural". La subida de las pensiones y el previsible incremento salarial para los empleados públicos después de varios ejercicios de congelación y recorte sí que tienen que quedar incluidos en el proyecto remitido al Congreso antes de agosto.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios