pedro sánchez llegará a andalucía en los próximos días

El PSOE sigue sin creerse las encuestas que le dan una mayoría insuficiente

Díaz llega al ecuador de la campaña con Pedro Sánchez como invitado y con Podemos fuerte en los sondeos

Foto: Susana Díaz durante un acto de campaña en Málaga (EFE)
Susana Díaz durante un acto de campaña en Málaga (EFE)

Los Arriola del PSOE andaluz, los hombres que leen e interpretan las encuestas, insisten en que la mayoría de Susana Díaz el próximo 22 de marzo será mucho más holgada de lo que arrojan insistentemente los sondeos. No se sabe que datos internos manejan en las filas socialistas pero no se creen lo que arrojan los estudios demoscópicos: mayoría insuficiente de Díaz para formar gobierno en solitario, descalabro del Partido Popular e Izquierda Unida e irrupción con mucha fuerza de Podemos y Ciudadanos. El barómetro publicado por la SER corrobora, una vez más, esa fotografía. Con 1.200 entrevistas, realizadas ya en campaña electoral, apunta 42 diputados al PSOE, 27 al PP, 24 Podemos, 9 Ciudadanos y 7 Izquierda Unida.

Mientras, Susana Díaz se pasea hoy por Almería, el fortín del PP, la provincia que podría revertir las encuestas, según los cálculos socialistas. Comenzó la jornada en Roquetas, después El Ejido y por último Vícar, donde esperan reunir a más de 3.000 militantes con el secretario general, Pedro Sánchez, que por vez primera desembarca en territorio Susana. Hay mucha expectación a la espera de ver como liman en público sus diferencias internas. En esta provincia también está hoy el PP y aterrizará el domingo Mariano Rajoy, con un multitudinario acto previsto en Roquetas, la localidad de Gabriel Amat, donde el presidente del PP provincial y también presidente de la Diputación, encadena mayorías absolutas desde 1995. Amat, el "hermano mayor" de Javier Arenas, "un tío estupendo", según Rajoy. El alcalde de Roquetas está imputado por prevaricación.

Susana Díaz: Voy a gobernar en solitario

 

"Para pisarme los talones hay que echar muchas horas", presumió Díaz ante los periodistas, mientras de fondo un coche con propaganda del PP elevaba el sonido de sus altavoces y se colaba en sus declaraciones. "Hacemos un kit-kat", proponía la candidata socialista para evitar el sonido del adversario de fondo a sus palabras.

Sánchez desembarcará directamente en el acto de Vícar, sin que, de momento, esté previsto un encuentro previo, ni privado ni público, entre ambos dirigentes. El PSOE no quiere alimentar la polémica. El cartel que anuncia el acto de esta tarde sitúa por delante a Díaz y trata a Sánchez con una tipografía más pequeña. "Tengo su apoyo diario y totalmente", dijo la socialista ajena a polémicas.

Cuando Susana Díaz decidió adelantar las elecciones tenía datos objetivos que le pronosticaban la victoria y una mayoría no absoluta pero sí suficiente para gobernar en solitario. En el PSOE andaluz creen que Podemos y Ciudadanos están "sobrevalorados", hay una "sobrerrepresentación" por el voto urbano. También creen que hay voto oculto del PP, con lo que Juan Manuel Moreno Bonilla obtendría un resultado más digerible. Creen que muchos de los votos que ahora mismo los sondeos atribuyen al partido de Albert Rivera irán finalmente a los populares. En eso, desde luego trabaja Rajoy, su Gobierno, Génova y el PP andaluz, volcado estos días con la campaña. "Romería de ministros", insiste Díaz.

El secretario general del PSOE Pedro Sánchez arropará a Díaz en la campaña andaluza (EFE)
El secretario general del PSOE Pedro Sánchez arropará a Díaz en la campaña andaluza (EFE)

 

Los socialistas estiman que en este momento hay vasos comunicantes abiertos entre Podemos e Izquierda Unida y que el partido de Pablo Iglesias va a entrar en el Parlamento pero no con un grupo tan nutrido. Sus sondeos sí les avisan de que IU podría no tener representación en todas las provincias. No quieren públicamente airear sus datos ni comprometerse a un número que permitiría la noche electoral leer un fracaso de Susana Díaz, pero su reto está en los 50 diputados. Ahora mismo tenían 47, en la que fue la peor marca electoral para el partido en Andalucía. Sería un éxito que ahora mismo ningún sondeo ve posible ni de lejos.

No se sabe si es que no hay más ciego que el que no quiere ver o es una estrategia psicológica para que las encuestas no estropeen una campaña hecha sobre la imagen de una Susana Díaz de ganadora. La misma presidenta insiste en que hoy está más convencida que nunca de que acertó adelantado las elecciones, a pesar del difícil escenario postelectoral que se plantea. Hay otra versión, la que no se apoya en ningún dato científico, la que insiste en el "cariño" que la candidata socialista recibe en la calle. Los cargos socialistas en campaña en sus pueblos retransmiten que el ambiente es muy diferente al de hace tras años o al de las generales. ¿Por qué? La gente no rechaza los pasquines en los paseos por la calle. En las últimas, sí.

Tampoco admite el PSOE que Podemos le esté robando parte de su electorado. Creen que eso pasó pero que están "recuperando" parte de esos votos. Díaz centra sus críticas en este partido y evita mencionar a su candidata. "La señora de Podemos", se refiere a Teresa Rodríguez, que busca el cuerpo a cuerpo con la socialista e insiste en medirse con su única rival femenina en los carteles. Pablo Iglesias desembarcará el sábado en Málaga en la que podría ser la primera exhibición de fuerza de Podemos en campaña.

 

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda