COMICIOS EN ANDALUCÍA

Susana Díaz comunica a IU el adelanto de las elecciones andaluzas al 22 de marzo

La presidenta de la Junta de Andalucía ha comunicado a última hora de esta tarde su decisión de adelantar las elecciones autonómicas a su socio de gobierno, IU

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (Efe)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (Efe)

Solo faltaba la confirmación oficial y ya ha llegado. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha comunicado  sus socios de Izquierda Unida que habrá adelanto electoral. Las elecciones serán el domingo 22 de marzo. Díaz y el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, celebraron el pasado viernes una reunión que acabó sin acuerdo y con el compromiso de la dirigente socialista de que llamaría a lo largo del fin de semana para comunicarle su decisión. Así ha sido a última hora de la tarde. Andalucía será la primera en abrir un año electoral decisivo en España. Díaz se adelanta a las municipales y autonómicas de mayo, a las catalanas y las generales. Mañana lunes habrá un Consejo de Gobierno extraordinario convocado a la una de la tarde, tras la celebración del que será el último pleno de la legislatura en el Parlamento andaluz.

Susana Díaz asume una jugada de alto riesgo político que abrirá el marcador electoral un año antes de lo que tocaba en Andalucía. Las elecciones autonómicas se celebrarán en mitad de un fuerte ruido sobre el salto de la dirigente socialista a la política nacional para tomar las riendas de un PSOE en descomposición y con el liderazgo de Pedro Sánchez en el aire. La lideresa andaluza insiste en que “su tren se queda en Andalucía” y descarta que el adelanto esté ligado con su desembarco en Madrid. Los socialistas alegan la “inestabilidad” del Gobierno de coalición con Izquierda Unida como principal motivo para la convocatoria electoral. Los socios insisten en que no hay razones objetivas  para la ruptura y aluden a “intereses particulares” de la presidenta y del PSOE. IU ha rechazado una ruptura pactada del acuerdo. El líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha ofrecido hasta el último momento su mano tendida a Díaz para evitar las elecciones y habla de “capricho” de la socialista y de “parálisis” en la Junta.

El vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, y el portavoz de IU, José Antonio Castro. (Efe)
El vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, y el portavoz de IU, José Antonio Castro. (Efe)

El PSOE lleva meses barajando este adelanto con sondeos que indican que será la fuerza mayoritaria en unas elecciones. La convocatoria coge al resto de partidos políticos desprevenidos. Podemos, que es señalada por las encuestas como tercer partido en la comunidad, tendrá que agilizar contrarreloj la designación su candidato a las autonómicas, que probablemente será Teresa Rodríguez. Los socialistas juegan con el factor sorpresa y pronostican que es el mejor momento para celebrar los comicios. El PP afrontará la cita con un líder que aterrizó en Andalucía hace menos de un año y con un índice de conocimiento entre el electorado aún bajo. No obstante, y pese a que las encuestas publicadas señalan un descalabro del PP, en el partido de Moreno Bonilla se sitúan en una posición de empate técnico. Izquierda Unida deberá afrontar una posible fuga de votos hacia Podemos. El escenario es complicado, sin mayorías absolutas a las vista, y posiblemente será difícil formar gobierno en la comunidad.

Susana Díaz se enfrentará por primera vez a las urnas en unas autonómicas dieciséis meses después de llegar al cargo designada a dedo por su antecesor, José Antonio Griñán, que se marchó atrapado por el caso de los ERE. Las elecciones andaluzas se celebraron en marzo de 2012 y el pacto de PSOE e IU no cumplirá los tres años de vida. La convocatoria de un referéndum por parte de IU para el próximo junio en el que pretendían consultar a sus bases sobre la continuidad en el Gobierno andaluz es el principal argumento esgrimido por Díaz para detonar el acuerdo. Los socialistas acusan a IU de haber radicalizado sus posiciones tras el ascenso de Alberto Garzón a la cúpula del partido. Aseguran que han dejado de ser unos socios fiables y que la inestabilidad se había instalado en la Junta. Queda por ver si la presidenta socialista consuma sus planes y cesa a los tres representantes de IU en el Gobierno andaluz, el vicepresidente Diego Valderas y los consejeros Elena Cortés (Fomento) y Rafael Rodríguez (Turismo). Tampoco está aún claro si el PSOE aprovechará el último pleno de la legislatura para blindar, como todo apunta, a los exconsejeros andaluces señalados en el caso ERE.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios