La candidata de Podemos en Andalucía busca el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz
  1. España
  2. Andalucía
LAS DOS ÚNICAS MUJERES

La candidata de Podemos en Andalucía busca el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz

La eurodiputada Teresa Rodríguez se lanza de lleno a su campaña con alusiones directas, retando a la presidenta y puliendo su discurso de Izquierda Anticapitalista

Foto: La candidata de Podemos en Andalucía busca el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz
La candidata de Podemos en Andalucía busca el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz

Hace un par de semanasque la eurodiputada de Podemos Teresa Rodríguez anunció públicamente que pelearía por ser la candidata de este partido en las próximas elecciones autonómicas. Confirmó en un tuit lo que era un secreto a voces: “Creo que es el momento de dar un paso al frente. Pero no sola: os quiero a mi lado, de la mano, codo con codo. Vamos a ganar Andalucía”. Desde entonces, la maquinaria electoral ha comenzado a rodar a todo vapor. Valiéndose sobre todo de las redes sociales, pero también con presencia en los medios de comunicación de ámbito nacional, Rodríguez ha comenzado a construir su imagen de candidata y ha estrenado página web con agenda pública y datos como a qué asociación dona cada mes el excedente de su sueldo como eurodiputada. Queda clara una cosa, buscará el cuerpo a cuerpo con la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, a quien menciona públicamente cada vez que puede y a quien etiqueta como “la punta del iceberg del clientelismo en Andalucía”.

Aprovecha cada oportunidad. Abrió una charla digital apelando a que, mientras que la socialista se iba a la Moncloa a reunirse con Mariano Rajoy, ella se reunía con los ciudadanos. Y así muchos ejemplos que se pueden contratar en su propia cuenta de Twitter y sus intervenciones públicas. Queda claro cuál será su principal diana electoral y enemigo político a combatir. Podemos va a por los votos de los desencantados del socialismo en una comunidad en la que el PSOE ha tenido hasta ahora su principal granero. Y eso por más que los socialistas andaluces aseguren que, atendiendo a sus encuestas internas, el daño electoral de Podemos será principalmente para Izquierda Unida y que PSOE y PP lo sufrirán por igual. Es una presunción pero posiblemente no tarde mucho en retarla a un debate público como hizo Pablo Iglesias con Pedro Sánchez. De momento, son las dos únicas mujeres que irán en los carteles electorales de las autonómicas. El duelo está servido y el interés de Podemos por pescar entre los votantes tradicionales de un PSOE que lleva más de tres décadas gobernando en Andalucía es ya una evidencia.

Candidata de Izquierda Anticapitalista

Quienes conocen a Teresa Rodríguez y militan en las filas de Podemos aseguran que es la mejor candidata que podía presentarse en Andalucía, aunque sus mismos defensores admiten que deberá moderar y centrar su discurso. De ella dicen que tiene “garra y capacidad de comunicar”. Advierten de que aunque encarne el ala más a la izquierda en un partido que elude situarse ideológicamente para captar votos de todos los indignados, sabrá resituarse en el mapa político de Andalucía virando más al centro. Rodríguez procede de Izquierda Anticapitalista. En 2011 se presentó como candidata a la alcaldía de Cádiz y es fundadora de este partido, que ella misma situó como “fuera del sistema de políticos, banqueros y empresarios”, en la provincia gaditana. También sobre la ausencia de Podemos en las municipales y las críticas cosechadas por esta decisión, ha dado respuesta: “@_susanadiaz no tiene por qué preocuparse, estaremos presentes en las municipales. Echaremos a la casta, empezando por los ayuntamientos”.

Comenzó su activismo de la mano del movimiento antimilitarista de Rota (Cádiz) aunque también su discurso contra la base militar se ha moderado. Podemos en esta localidad se descolgó de la última marcha contra la base estadounidense. Rodríguez en una de las respuestas publicadas en su último foro público pide “calma”, advierte de que la dependencia del empleo de esta localidad hacia la instalación militar es un “chantaje” y apuesta por reforzar la industria, la agricultura o el turismo sostenible para no depender económicamente de la base. Nada de soflamas antimilitaristas que quienes la conocen aseguran que sí ha mantenido públicamente hasta hace poco tiempo.

En su entrevista abierta a los ciudadanos habla de casi todo. En materia de empleo en una comunidad con un millón de parados critica el “modelo subvencionista” mantenido por la Junta de Andalucía, reclama un cambio del modelo productivo, un nuevo modelo energético y más inversiones públicas directas, así como “acabar con la asfixia presupuestaria y la regresividad fiscal”. Nada que cualquier otro partido presuntamente de izquierdas como el PSOE o Izquierda Unida no sostenga públicamente. Ninguna alusión directa, por ejemplo, a si Andalucía debe seguir cumpliendo o no el objetivo de déficit público. Su mensaje está perfectamente calculado.

Tampoco elude otros temas conflictivos. Sobre la radiotelevisión pública de Andalucía (RTVA) señala que ha recibido las quejas de los trabajadores, lamenta los “sueldazos” del Consejo de Administración, reprocha “un uso partidista” del ente público y la “privatización de contenidos lucrando a amigotes”. Un discurso muy parecido al que se le puede oír al Partido Popular sobre Canal Sur. Se mueve especialmente cómoda en la defensa de la educación pública. Es profesora de Instituto y una de las artífices de las mareas verdes en Andalucía contra los recortes en la enseñanza pública.

Tutelada por Iglesias

Teresa Rodríguez se situó en la asamblea constituyente de Podemos en el ala crítica de Pablo Echenique y contra el modelo de partido defendido por Pablo Iglesias. Sin embargo, en su aventura andaluza está tutelada por el líder del partido. Según trasladan varios afines a Podemos, Rodríguez recibió la oferta de ser candidata en Andalucía como rostro visible de una dirección controlada por los afines a Iglesias y con Sergio Pascual, secretario de organización de Podemos y uno de los andaluces mejor situados en el equipo del secretario general, como hombre fuerte. Lo confirmó el propio Iglesias en otro tuit, en el que aseguraba que había pedido a Rodríguez y Pascual que exploraran “juntos la posibilidad de construir la candidatura más fuerte posible en Andalucía”. Todavía no está claro quién será secretario general en Andalucía.

A partir defebreroserá cuando se despejen las incógnitas sobre la dirección autonómica. Los estatutos de Podemos impedirían a Rodríguez optar a la secretaría general, puesto que veta la entrada de militantes de otros partidos en los órganos internos. La solución pasa por la disolución de Izquierda Anticapitalista como partido y su conversión en movimiento social. Aquí acabarían las incompatibilidades. Izquierda Anticapitalista planea dejar de ser partido en un congreso que estaba previsto en febrero y han adelantado a enero, justo antes de que se presenten las candidaturas autonómicas de Podemos, lo que solventaría el lío interno y permitiría que cuadraran los tiempos.

Tampoco ha dejado dudas Rodríguez sobre posibles alianzas con Izquierda Unida en Andalucía. La eurodiputada fue de las primeras que dio un portazo al diálogo mientras que exista el pacto con el PSOE en la Junta. Algo que, sin duda, agitará aún más el debate de los de IU contra el acuerdo en Andalucía. Una curiosidad: muchos de sus antiguos compañeros en IU se refieren a ella como “la Trotska” y recuerdan la “rocosidad” en sus planteamientos políticos en el ala más a la izquierda.

Pablo Iglesias Noticias de Podemos PSOE Susana Díaz Teresa Rodríguez
El redactor recomienda