sondeos del PSOE le dan de 6 a 10 escaños

Podemos hace tambalear también el tablero andaluz: ya es tercera fuerza delante de IU

El efecto Podemos es ya real en Andalucía pese a que aún no tiene estrategia en la comunidad: los sondeos del PSOE ya le colocan como tercera fuerza política

Foto: Los principales líderes de Podemos, el pasado mes de mayo. (Efe)
Los principales líderes de Podemos, el pasado mes de mayo. (Efe)

Hasta el mes de noviembre, cuando se prevé una asamblea estatal en Madrid que pondrá fin a lo que Podemos llama su “proceso constituyente”, será imposible determinar qué es el partido de Pablo Iglesias en Andalucía o ni siquiera si va a llegar a concurrir en unas municipales y autonómicas. De momento, son sólo “círculos”, espacios de debate y diálogo repartidos en las ciudades y pueblos de Andalucía: 80 círculos en Sevilla, 30 en Cádiz...y 19.000 inscritos gratuitamente a través de Internet. Sin embargo, el efecto Podemos es ya real en el tablero político de una comunidad autónoma que ha sido el granero tradicional del PSOE. Desde que en las elecciones europeas del pasado mayo este nuevo partido irrumpiera con 189.992 votos (7,11%) en Andalucía, los partidos tradicionales se debaten entre el nerviosismo y el escepticismo. Y el poder de estos invisibles no deja de crecer.

PSOE e IU conviven en una coalición en el Gobierno andaluz que se está viendo directamente afectada por esta podemitis. Sin rostros visibles ni una estructura política establecida, las encuestas internas mensuales que manejan los socialistas andaluces en una secuencia de los últimos nueve meses indican que hoy en día, de celebrarse unas autonómicas, Podemos podría situarse tranquilamente como la tercera fuerza política del Parlamento andaluz con una horquilla de entre 6 y 10 diputados. Son datos internos de los socialistas que ha podido conocer El Confidencial con muestras que llegan hasta las 3.000 entrevistas. El partido de Pablo Iglesias quedaría empatado o incluso superaría a IU, indican estos sondeos.

La idea de un tripartito no entra en los planes de Susana Díaz, que ambiciona gobernar Andalucía en solitario y sin hipotecas. De momento, está lejos de conseguirlo

El PSOE, no obstante, está convencido de que sería posible mantener un gobierno de los dos socios ahora mismo en la Junta. La idea de un tripartito no entra en los planes de Susana Díaz, que ambiciona gobernar Andalucía en solitario y sin hipotecas. De momento, está lejos de conseguirlo. Sus encuestas la sitúan con un 30% de apoyos a ocho puntos y medio del PP. Unos 50 diputados de 109 que no le permitirían ejercer sin alianzas.

En la dirección del PSOE andaluz se muestran convencidos de que Podemos no concurrirá en unas autonómicas y que su estrategia pasa por evitar desgastes antes de unas generales. IU en Andalucía ha comenzado sin ruborizarse un cortejo a las siglas de Pablo Iglesias y sus dirigentes se debaten entre el inmovilismo y “la fiebre del sábado noche”, como ironizan entre sus propias filas acerca de aquellos que dan signos de entreguismo y están dispuestos incluso a diluir sus siglas en lo que llaman un Frente Popular. El Partido Comunista de Andalucía ha aprobado un primer informe de seis folios que reivindica su historia política de alianzas y se retrotrae a un documento de 1984, “de las amapolas”, que habla de “tejer alianzas, sumar compromisos, construir alternativas”.

Antonio Maíllo, líder de IU Andalucía.
Antonio Maíllo, líder de IU Andalucía.

Coalición electoral

Amanda Meyer, secretaria de Programas de IULV-CA y alto cargo en la Consejería de Fomento andaluza, defiende una “oportunidad histórica de sumar fuerzas frente al bipartidismo” y la necesidad de abrir el debate para “converger” con otras asociaciones políticas, sociales y sindicales. De momento, los contactos con otras formaciones, como Equo no solo Podemos, se están limitando a las grandes ciudades andaluzas ante las municipales. Con el partido de Pablo Iglesias aún no hay interlocutores oficiales y esperan a  que en noviembre los señalen. Sí hay “de manera informal” diálogo “con muchos compañeros con los que coincidimos desde hace años”. Exploran la posibilidad de un “programa común” ante las elecciones de mayo de 2015 y luego vendrá la fórmula jurídica que se utilice para presentarse ante el electorado.

Mientras que los socialistas temen por la podemitis de sus socios y hablan de radicalización, Meyer no cree que el pacto de Gobierno en la Junta tenga que fisurarse. “El acuerdo de PSOE y PP en el Parlamento europeo no ha afectado, no nos hemos puesto nerviosos y nosotros discrepamos profundamente de esa alianza”, zanja la dirigente de IU.

Susana Díaz no quiere saber nada de Podemos

Las declaraciones públicas de Susana Díaz frente a Podemos admiten pocas dudas. Descarta un pacto con este partido, desprecia la idea de frentes políticos y va más allá: “Podemos nos llevaría al aislamiento internacional, al corralito y a la inflación venezolana”. Casi al nivel de Alfonso Guerra, el histórico socialista que increpó al número dos de Podemos Juan Carlos Monedero con un “están ustedes locos”, Díaz ha proclamado sin complejos que ella es “de una casta de fontaneros”, ha acusado a la formación de Iglesias de tener un programa irrealizable y de tratar de desprestigiar a la política. Un alto dirigente de IU se sonríe ante estas afirmaciones: “Cuando llegue el momento y haya que elegir entre dejar gobernar al PP en Sevilla o dar la alternativa desde la izquierda con un Ganemos, Podemos, IU y PSOE, veremos”.

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. (Efe)
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. (Efe)

Aquí no ocurre como en Madrid, donde Monedero, el dos de Iglesias, ya ha ocupado su espacio. El rostro andaluz más visible de Podemos es la gaditana Teresa Rodríguez, eurodiputada y número dos en las listas europeas. Localizar a un portavoz de esta formación en Andalucía no es tarea fácil. Desde Madrid señalaron a Carmen Yuste, “del círculo de Sevilla”, profesora de Secundaria y con experiencia política previa ligada a los movimientos estudiantiles y sindicales. Clase media, urbana y con estudios superiores, perfil del votante de Podemos en las ciudades andaluzas, pero muy distinto al de la gente que acude a los “círculos” en los pueblos, señala esta portavoz. Solo ha habido un encuentro andaluz de Podemos, celebrado en Málaga a los pocos días de las europeas. Reunió a unos 300 delegados de este nuevo partido.

Ahora mismo discuten su organización interna y su agenda política en la Plaza Podemos, a través de internet y con ayuda de las redes sociales. Dejan la puerta abierta a concurrir en las municipales y en las autonómicas: “Nuestro objetivo es gobernar en todos los niveles e instituciones”.

Calabazas a IU

Frente al cortejo de IU, Podemos da calabazas. “Nuestro objetivo no es la unidad de la izquierda sino crecer en todos los movimientos sociales”. Y el pacto de IU y PSOE en la Junta influye, admite Yuste: “No es lo mismo hablar con IU en Madrid que hablar con IU en Andalucía, donde es gobierno junto al PSOE y tiene corresponsabilidad con lo que ha ocurrido en los últimos años. Claro que influye, es más complicado, tiene más matices”. Frente a aquellos que avisan de que Podemos no ha hecho ni siquiera la primera comunión política y que ahora mismo no se sabe ni lo que es, la respuesta es clara. “La gente ha abierto los ojos, tiene ilusión y esperanza por cambiar las cosas y nosotros venimos a mover el tablero”.

Para Podemos gobernar la Junta con los socialistas “tiene poca lógica, no tendría ninguna explicación”. En cuatro meses, sin infraestructura política ni rostros visibles, Podemos ya se permite hablar de tú a tú a PSOE e IU en Andalucía. Las municipales dirán mucho del futuro mapa político en la comunidad.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios