La batalla en Podemos Sevilla medirá el peso de los críticos con Pablo Iglesias
  1. España
begoña gutiérrez (oficialista) vs. joaquín urías

La batalla en Podemos Sevilla medirá el peso de los críticos con Pablo Iglesias

El desembarco de Íñigo Errejón en la capital andaluza para apoyar a la candidata oficialista de Podemos en un céntrico hotel cuatro estrellas recrudece la pugna interna

placeholder Foto: Pablo Iglesias, secretario general de Podemos (Daniel Muñoz)
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos (Daniel Muñoz)

La batalla por el poder en Podemos Sevilla está reproduciendo la tensión que precedió a la elección de Pablo Iglesias y su ejecutiva en la asamblea constituyente que determinó el modelo de partido. El futuro líder de Podemos en Sevilla se conocerá de forma oficial el 2 de enero. La semana próxima, los más de cinco mil inscritos de los once círculos de la capital andaluza deberán elegir entre dos aspirantes, más algún independiente que cabalga en solitario, a la secretaría general.

En Claro que Podemos, Begoña Gutiérrez, funcionaria de justicia y candidata oficial, apadrinada por Iglesias con un equipo en el que se integran dos miembros del actual consejo estatal y que defiende cada vez que puede una candidatura “de unidad” que quiere continuar un modelo de partido avalado por el 80% de las bases. Enfrente, una alternativa, Sevilla Sí Podemos, construida en votaciones desde abajo y liderada por un profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla, Joaquín Urías, que discrepa del modelo de partido y defiende la apertura a la calle, preservando un modelo menos centralista y más asambleario, como el del 15M. Los críticos lo tienen claro, defienden que Sevilla es una plaza crucial para visualizar el contrapoder a la actual ejecutiva y convertirse en “cabeza de puente de la gente frente a la dirección”. “Soy candidato de Pablo Iglesias con otro modelo de partido”, defiende Urías.

La tensión en las primarias sube en los últimos días y ha alcanzado un pico con motivo de la visita el viernes de Íñigo Errejón en un acto para arropar al equipo oficial. La cita será en un céntrico hotel sevillano de cuatro estrellas que en su día fue cuartel general de partidos como el PSOE o Izquierda Unida y que ha llevado a los críticos a poner a circular en las redes preguntas retóricas sobre quién paga el acto en “un hotel de la casta” o quién sufraga el viaje de Errejón.

Pagado con ‘bonos solidarios’

Se quejan de que la ejecutiva de Pablo Iglesias dirija la balanza hacia uno de los candidatos e incluso lamentan el desembarco de uno de los andaluces de su confianza, Sergio Pascual, en Sevilla para reunirse en privado con responsables de algunos de los medios de comunicación de la ciudad. Por si acaso, la nota de convocatoria difundida por el equipo de Begoña Gutiérrez aclara que la financiación saldrá de “bonos solidarios” que podrán comprar los asistentes y explican que “no había otros espacios disponibles”. El coste será de 650 euros con un aforo de 500 personas. Insisten en que “no hay trampa ni cartón” y que en ningún momento han ocultado que ellos representan “al proyecto ganador”, es decir, el de Iglesias, que obtuvo el 80% de apoyos.Gutiérrez no lo ve “relevante”, defiende que Errejón es “un compañero más y tiene derecho a mostrar sus preferencias como lo han hecho otros eurodiputados”.

Todos defienden las bondades del debate interno, pero las críticas han subido de tono. En algunos de los círculos de barrio se oyen ya mensajes duros contra un modelo de partido “estalinista más que cesarista”, demasiado centrado en la figura de Iglesias y los suyos. Como alternativa, el equipo de Joaquín Urías cerrará el domingo la campaña en un espacio cedido por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y aseguran que han rechazado la oferta de Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, que representaron la corriente crítica a Iglesias en la asamblea constituyente, para asistir al acto. No quieren que se les identifique como una prolongación del movimiento de Izquierda Anticapitalista y se autodenominan tercera vía.

Desde fuera parece que los perfiles estén cambiados. Begoña Gutiérrez, capitaneando al equipo de notables de Iglesias, es una funcionaria de justicia sin experiencia previa en política, más allá del 15M y las mareas contra los recortes, ni presencia en los medios de comunicación. Joaquín Urías, que aterrizó en Sevilla el pasado junio y se inscribió directamente en Podemos tras cuatro años en Albania al frente de un proyecto de la Unión Europea, es muy conocido en los círculos mediáticos, ha dado clases de Derecho en la Facultad de Comunicación y es exletrado del Tribunal Constitucional. Sin embargo, se jacta de que en su equipo hay “un encofrador”, salido directamente del círculo del Parque Alcosa, un barrio obrero sevillano muy castigado por la crisis, frente a fichajes de relumbrón en el otro equipo como el de David Bravo, experto abogado en propiedad intelectual. En el equipo oficialista figuran además Mari Carmen Romero e Isabel Franco, dos de los diez andaluces en el consejo estatal de Iglesias.Frente a las críticas de que forman un equipo prefabricado desde Madrid, Gutiérrez asegura que todos los integrantes “conocen Sevilla y han formado parte del proyecto desde el día siguiente de nacer”, han buscado perfiles representativos de todos los sectores de la sociedad y deja claro que “los círculos son importantes, pero hay gente más allá que, por ejemplo como yo, son madres y no pueden estar en una reunión semanal”.

En lo que sí coinciden ambas candidaturas es en rechazar cualquier tipo de alianza o integración con Ganemos, que consideran fagocitados por Izquierda Unida, ante las próximas municipales. Concurrirán con siglas propias. Urías, que en principio se descarta como candidato, defiende que Podemos concurra como agrupación de electores pero bajo el mismo nombre en toda España. Han presentado ya un programa electoral con cien medidas concretas. Gutiérrez –que tampoco se ha planteado aún si optará a la alcaldía– defiende “una candidatura de unidad popular y ciudadanaqueno sea una sopa de siglas ni la marca blanca de nadie, pero tampoco dePodemos”. No tienen programa porque“loquese decide ahora es el modelo de partido y no un modelo de ciudadquepretendemos construir de verdad con los vecinos y vecinas de Sevilla”, asegura.

El resultado de Sevilla puede ser importante para determinar el liderazgo de Podemos en Andalucía, donde Teresa Rodríguez, eurodiputada nacida en Rota (Cádiz), de Izquierda Anticapitalista y de la corriente de Echenique, se apunta como secretaria general y candidata en unas elecciones autonómicas. Esa batalla, que será crucial en el tablero político andaluz, no se librará hasta que se constituyan todas las direcciones provinciales. La incógnita se despejará en febrero. Según explican desde Podemos, la situación en otras capitales andaluzas como Málaga, Granada o Jaén es similar a Sevilla, con más de un candidato, aunque la fortaleza de los críticos quizás es menor. Los de Iglesias anticipan un resultado arrollador como el de la asamblea constituyente de Podemos. Otras voces alternativas confían en elevarse y en consolidar desde Andalucía una vía crítica frente al hiperliderazgo de Pablo Iglesias. Todo está por ver.

Noticias de Podemos Universidad de Málaga Pablo Iglesias Íñigo Errejón
El redactor recomienda