Es noticia
Menú
España es el segundo país europeo donde más cayó el gasto de los hogares desde el covid
  1. Economía
SEGÚN EUROSTAT

España es el segundo país europeo donde más cayó el gasto de los hogares desde el covid

Las familias gastaron en 2021 un 7,8% menos que en 2019, mientras que la media europea ya se acercaba a los niveles prepandemia. La brecha es de más de 2.000 euros por hogar

Foto: Una tienda de ropa, en Madrid. (EFE/Diego Fernández)
Una tienda de ropa, en Madrid. (EFE/Diego Fernández)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La pandemia impactó en la economía española como en ninguna otra del continente, y la recuperación no está siendo lo suficientemente robusta para volver a los niveles previos al shock del coronavirus. Según todos los organismos internacionales, nuestro país será el último de la zona euro en recuperar el PIB precovid, y no lo hará hasta el primer trimestre de 2024. Uno de los factores que más influyen en esta situación es el repunte insuficiente del consumo, que aún sigue lejos del que se registraba antes de la pandemia. El último en constatarlo ha sido Eurostat: según la oficina estadística de la Unión Europea, España es el segundo Estado miembro donde más había caído el gasto de los hogares en 2021 respecto a 2019. O, en otras palabras: el segundo que está más lejos de recuperar los niveles anteriores al coronavirus.

* Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí.

Los datos, que el organismo publica una vez al año, dejan nuestro país solo por detrás de Malta, que es la única nación con una caída de dos dígitos. Según la proyección realizada por El Confidencial, el gasto total de las familias españolas cerró 2021 un 7,8% por debajo del de 2019. La cifra contrasta con la media europea (-1,2%), que estaba muy cerca de recuperar los guarismos previos a la pandemia. Sin duda ya lo ha hecho, gracias a la vitalidad de la economía durante el primer semestre de 2022. Entre los grandes del euro, solo Italia (-5%) se acerca a los valores de España, Alemania pierde más de un 1% y Francia apenas suma una décima. La mayoría de los países cerró el año pasado por encima de los niveles anteriores al coronavirus.

El gráfico muestra cómo son las economías del sur, donde las rentas de las familias dependen más de la hostelería y el turismo, las que más están tardando en recuperarse del golpe, con naciones como Portugal, Chipre o Grecia entre las damnificadas. Si los hogares pierden ingresos o no confían en el futuro —en 2021, todavía existían numerosas restricciones—, es normal que no mantengan su nivel de gasto. Por contra, los países del centro y el este de Europa, que aplicaron medidas menos severas para luchar contra la pandemia, no sufrieron un impacto tan significativo. En Lituania, Suecia y Bulgaria, el gasto incluso creció a un ritmo de doble dígito durante el bienio.

El problema de los países turísticos, como España, no está tanto en 2021 como en 2020. El ahorro embalsado durante el confinamiento se empezó a poner en circulación durante el año pasado, a medida que la recuperación económica se abría paso tras el final del estado de alarma y las rentas de las familias empezaban a recuperarse, con la salida masiva de trabajadores de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y una notable vitalidad del mercado laboral. El progresivo levantamiento de las restricciones hizo el resto, y el dinero volvió a moverse. De hecho, el gasto de los hogares españoles repuntó un 9,6% el año pasado respecto al anterior, tres puntos por encima de la media europea. Pero fue insuficiente.

Durante el primer año de pandemia, las familias españolas redujeron su gasto un 15,9%

La situación de partida resultaba muy complicada y aún lo condiciona todo. Durante 2020, las familias de nuestro país habían reducido sus gastos un 15,9%. Solo Grecia, Croacia, Malta y Chipre —otra vez, el turismo— sufrieron un golpe tan duro. Fue en ese año cuando la tasa de ahorro alcanzó un récord histórico del 14,8%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras el producto interior bruto se desplomaba un 11,3%, el peor dato desde la Guerra Civil.

2.000 euros menos por familia

La estadística de Eurostat vuelve a poner sobre la mesa la fragilidad del modelo productivo español. La crisis del coronavirus —la penúltima, ahora que muchos expertos consideran que estamos entrando en una recesión técnica— no se saldó con una destrucción masiva de puestos de trabajo gracias a los mecanismos de apoyo estatal. Sin embargo, y pese a que el empleo es el principal motor de los ingresos de las familias y, por tanto, de la capacidad de gasto de los hogares, una vez más la economía nacional se situó entre las más impactadas por la situación económica. Por muy intensa que esté siendo la recuperación, el golpe sigue condicionando el regreso al punto de partida: España se ha quedado rezagada por el gran peso de la hostelería y el turismo en las rentas familiares, aunque también ha podido influir la composición particular del gasto en nuestro país respecto a otros de su entorno.

Foto: Terrazas de bar en una plaza de Barcelona. (iStock)

En el conjunto de la Unión Europea, el consumo de los hogares en hoteles y restaurantes cerró el año pasado un 27,8% por debajo de los niveles prepandemia, pese a registrar un repunte anual del 15,5%. Los otros dos componentes que seguían lejos de la situación previa al coronavirus son los transportes (-12,3%) y el ocio y la cultura (-10,5%). En cambio, el gasto en comunicaciones, ropa, equipamiento del hogar o salud creció durante el bienio 2019-2021.

Los datos de Eurostat sobre España corroboran lo que ya apuntaba la Encuesta de presupuestos familiares del INE, conocida el pasado verano. Según el organismo público, el gasto de las familias españolas se había recuperado un 8,3% en 2021, pero seguía un 3,3% por debajo de los niveles prepandemia. Una cifra optimista, sin duda, si se compara con la que ofrece la Comisión Europea. El INE detectaba una brecha de casi 1.000 euros anuales con respecto a 2019; si se extrapolan esos cálculos a la estadística de Eurostat, cada hogar español dejó de gastar más de 2.000 euros en 2021 respecto a sus patrones habituales antes de que el covid irrumpiera en nuestras vidas.

La pandemia impactó en la economía española como en ninguna otra del continente, y la recuperación no está siendo lo suficientemente robusta para volver a los niveles previos al shock del coronavirus. Según todos los organismos internacionales, nuestro país será el último de la zona euro en recuperar el PIB precovid, y no lo hará hasta el primer trimestre de 2024. Uno de los factores que más influyen en esta situación es el repunte insuficiente del consumo, que aún sigue lejos del que se registraba antes de la pandemia. El último en constatarlo ha sido Eurostat: según la oficina estadística de la Unión Europea, España es el segundo Estado miembro donde más había caído el gasto de los hogares en 2021 respecto a 2019. O, en otras palabras: el segundo que está más lejos de recuperar los niveles anteriores al coronavirus.

Pandemia Eurostat Hogares Recuperación económica
El redactor recomienda