Es noticia
Menú
EEUU hace caja con la guerra en Europa: las ventas suben un 52%
  1. Economía
LA FACTURA PARA LA UE SON 275.300 MILLONES

EEUU hace caja con la guerra en Europa: las ventas suben un 52%

Cambio de guion en el comercio entre EEUU y Europa. La guerra ha disparado las importaciones del otro lado del Atlántico. Las ventas crecen un 52% y el tradicional superávit comercial se desvanece

Foto: Visa aérea de una planta de gas en Illinois (EEUU). (EFE/Tannen Maury)
Visa aérea de una planta de gas en Illinois (EEUU). (EFE/Tannen Maury)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La guerra en Ucrania no solo se ventila en el plano militar, también en el comercial. Un dólar fuerte —en lo que va de año, se ha apreciado un 14%— no ha impedido que las exportaciones de EEUU hacia la zona euro se hayan disparado. En concreto, un 52,8% durante los siete primeros meses de este año frente al mismo periodo del año anterior. En términos absolutos, eso significa que EEUU vendió durante ese periodo 67.800 millones más que el año pasado, lo que ha supuesto una rebaja importante en el tradicional superávit europeo, que se ha recortado hasta los 91.200 millones de euros.

El crecimiento de las exportaciones estadounidenses tiene que ver, fundamentalmente, con el incremento de las ventas de hidrocarburos, en particular gas natural licuado, en coherencia con las restricciones a la compra de combustibles procedentes de Rusia. No es el único caso. Esto explica, igualmente, que las importaciones desde Noruega hayan crecido nada menos que un 152%, o un 58% las del Reino Unido, como consecuencia de la llegada de un volumen mayor de hidrocarburos procedentes del mar del Norte.

Un dato lo dice todo. Entre enero y julio de este año, y a consecuencia de la guerra, la Unión Europea ha gastado 275.300 millones de euros más en hidrocarburos que el año pasado en el mismo periodo. Es decir, una cifra que representa casi la cuarta parte del PIB de España.

No menos significativo es, sin embargo, que las importaciones desde Rusia hayan crecido durante los primeros siete meses del año un 70%, lo que se debe tanto al encarecimiento de los precios de las materias primas energéticas como al aumento del volumen, toda vez que los Estados se han visto obligados a engordar las reservas de gas para hacer frente al invierno en el hemisferio norte. Al cierre del mes de septiembre, el nivel medio de llenado de almacenamiento de gas entre los Estados miembros era de casi el 90%, cuando el objetivo mínimo acordado de la Unión Europea para finales de 2022 es del 85%.

Corte de suministro

El Consejo Europeo, por el momento, lo que ha hecho es prohibir casi el 90% de todas las importaciones de petróleo procedente de Rusia, aunque la fecha límite es “antes de finales de 2022”, con una excepción temporal para el petróleo crudo suministrado por oleoductos para evitar el corte de suministro en países que carecen de alternativa. Mientras tanto, el déficit, que supone una transferencia de rentas de los consumidores hacia los países productores, seguirá creciendo.

Foto: Trabajador en una planta petrolera. (Reuters/Quetzalli Nicte-Ha)

El resultado final es que las importaciones europeas crecen a un ritmo del 43%. O lo que es lo mismo, se ha pasado en igual periodo de tener un superávit de 121.300 millones de euros a un déficit equivalente a 177.400 millones, lo que da idea del deterioro que se ha producido en el saldo de la balanza comercial de bienes a consecuencia de la guerra y del posterior encarecimiento de los precios.

Octubre del año pasado fue el último mes en que la eurozona registró superávit (1.695 millones). Desde entonces, todo han sido déficits. Sirva como ejemplo que en junio de 2021 la eurozona compró 11.029 millones en petróleo y sus derivados, mientras que este año, en igual mes, según los datos de Eurostat, la factura ha ascendido a más de 23.195 millones de euros, más del doble. En julio, el déficit ya ha subido hasta los 33.978 millones.

Foto: Gazprom asegura que el fallo se ha producido en Austria. (Reuters/Anton Vaganov)

El deterioro de la balanza comercial de Europa no es solo con EEUU. Los datos más recientes de Eurostat reflejan que la UE registró un déficit de 42.300 millones de euros en el comercio de bienes (sin contar los servicios) con el resto del mundo en julio, cifra que contrasta con el superávit de 15.600 millones alcanzado en igual mes del año pasado.

Gigantes del comercio

Históricamente, Europa ha tenido un fuerte superávit con EEUU. Mientras que las exportaciones hacia el otro lado del Atlántico representan el 18% del total, las compras suponen apenas el 11%, lo que explica la existencia de una balanza comercial claramente superavitaria, que es ahora la que se está deteriorando. Entre los dos bloques, suman nada menos que el 42% del comercio de bienes en el planeta.

La dependencia exterior de la economía europea frente a la de EEUU en materia energética es un fenómeno relativamente nuevo. Históricamente, el peso de los flujos de mercancías entre ambas economías se ha basado en la maquinaria y el transporte, los productos químicos y los manufacturados, mientras que en servicios las rúbricas de mayor relevancia son las telecomunicaciones y los servicios empresariales, los viajes y los cánones y las licencias.

Foto: Central térmica en Grevenbroich (Alemania). (EFE)

Este año, sin embargo, todo ha cambiado. Los últimos datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) muestran, en concreto, que el crecimiento de las exportaciones de gas natural licuado (GNL) entre enero y agosto se debió fundamentalmente al comportamiento de la producción en EEUU, que se incrementó un 14% respecto del año anterior. Eso supone que aportó más de la mitad del aumento neto en la producción mundial de GNL gracias a la puesta en marcha de varias terminales y pese a que alguna de ellas ha tenido que parar por problemas técnicos.

El futuro para Europa no es más halagüeño. Según los pronósticos de la AIE, en 2023 se prevé que el volumen del comercio mundial de GNL aumente un 4%, impulsado, fundamentalmente, por la expansión de la demanda en Europa, hasta un máximo histórico de 177 bcm (miles de millones de metros cúbicos). Por lo tanto, más deterioro del saldo comercial.

La guerra en Ucrania no solo se ventila en el plano militar, también en el comercial. Un dólar fuerte —en lo que va de año, se ha apreciado un 14%— no ha impedido que las exportaciones de EEUU hacia la zona euro se hayan disparado. En concreto, un 52,8% durante los siete primeros meses de este año frente al mismo periodo del año anterior. En términos absolutos, eso significa que EEUU vendió durante ese periodo 67.800 millones más que el año pasado, lo que ha supuesto una rebaja importante en el tradicional superávit europeo, que se ha recortado hasta los 91.200 millones de euros.

Exportaciones Petróleo Gas natural Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda