Es noticia
Menú
El Estado gastó en la primera mitad del año 2.000 millones más en intereses de la deuda
  1. Economía
Más deuda y más cara

El Estado gastó en la primera mitad del año 2.000 millones más en intereses de la deuda

El incremento de los tipos de interés está encareciendo ya el coste de intereses de la deuda. El Estado tuvo un coste financiero en el primer semestre del año de 13.400 millones

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La subida de los tipos de interés es uno de los grandes retos para países endeudados como España. Con un pasivo que supera el 115% del PIB, el encarecimiento de las emisiones provoca que suba rápidamente la partida presupuestaria destinada a retribuir a los inversores. En el primer semestre de 2022, el gasto en intereses (medido en contabilidad nacional, esto es, intereses devengados durante este periodo) ascendió a 13.400 millones de euros, según los datos de ejecución presupuestaria publicados por la Intervención General del Estado (IGAE).

Se trata de la cifra más elevada desde el año 2016, después de crecer un 16% en el último año. Hay dos motivos que impulsan al alza la factura financiera. El primero, como es evidente, es el propio incremento de los tipos de interés. En el caso de España, el tipo medio de la deuda ha ascendido unas décimas, hasta el 1,59%. Aunque la subida es aún muy leve, es el mayor tipo medio de la deuda en circulación de España del año. Además, la subida ha sido más moderada gracias a la estrategia del Tesoro de empezar a acortar la vida media de la deuda para así pagar unos intereses más bajos.

Foto: Foto: Pixabay/Steve Buissinne.

El segundo es el continuo incremento de la deuda del Estado como consecuencia del déficit público. En el mes de julio, la deuda en circulación emitida al mercado era de 1,26 billones de euros. Son 60.000 millones más que hace un año, cifra que hay que sufragar con su correspondiente gasto financiero. Y si se compara con el año 2019, son más de 200.000 millones adicionales de deuda que hay que financiar cada mes.

El Estado también se ha hecho cargo de la deuda covid de las comunidades autónomas y la Seguridad Social. Esta decisión ha sido muy relevante, porque así el Gobierno ha evitado que las regiones hicieran recortes o que salieran al mercado a buscar financiación. El Tesoro Público consigue recursos con mayor facilidad a un precio mucho más bajo, de modo que la práctica totalidad de las emisiones de deuda para financiar los gastos de la pandemia se ha centralizado.

De ahí que, a pesar de que la subida de los tipos de interés aún sea limitada, el coste para el Estado haya crecido rápidamente. La partida presupuestaria destinada al gasto de intereses este año ha superado ya la que había antes de la pandemia. De hecho, se ha ido ‘comiendo’ el ahorro de los años de la política monetaria expansiva y está ya alcanzando el nivel del año 2016 en términos de gasto. Eso sí, con casi 400.000 millones más de deuda colocada en mercado.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Esta es una de las grandes vulnerabilidades de España, así como de otros países europeos, en la salida de la pandemia. La elevada deuda pública puede provocar turbulencias financieras en cualquier momento. Sin embargo, el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido levantar un dique de contención ante este riesgo con el mecanismo antifragmentación.

Por el momento, las primas de riesgo de los países periféricos están contenidas gracias a este instrumento por el cual la entidad podría intervenir en los mercados de deuda comprando títulos de los países en problemas. Aunque no está muy claro cómo sería el mecanismo para comenzar esas compras, lo que está claro es que el mercado está dando por bueno este soporte del BCE. Sin embargo, los tipos de interés previsiblemente seguirán subiendo a medida que el propio eurobanco aumente el precio oficial del dinero. Un entorno en el que España tendrá que soportar costes de financiación crecientes y una deuda pública muy abultada.

La subida de los tipos de interés es uno de los grandes retos para países endeudados como España. Con un pasivo que supera el 115% del PIB, el encarecimiento de las emisiones provoca que suba rápidamente la partida presupuestaria destinada a retribuir a los inversores. En el primer semestre de 2022, el gasto en intereses (medido en contabilidad nacional, esto es, intereses devengados durante este periodo) ascendió a 13.400 millones de euros, según los datos de ejecución presupuestaria publicados por la Intervención General del Estado (IGAE).

Tipos de interés Tesoro Público
El redactor recomienda