Es noticia
Menú
Calviño pide a sindicatos y patronal un pacto a tres años para moderar salarios y márgenes
  1. Economía
Vuelve la propuesta del acuerdo de rentas

Calviño pide a sindicatos y patronal un pacto a tres años para moderar salarios y márgenes

La vicepresidenta recupera la propuesta de un pacto de rentas que había entrado en vía muerta. Pretende incluir en el acuerdo la subida del salario mínimo para 2023

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (Efe)
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (Efe)

La calle empieza a calentarse por la intensa pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo los trabajadores y los indicios de que muchas empresas están elevando sus márgenes de beneficio. Para evitar el estallido social, el Gobierno ha decidido 'volver a la carga' con el pacto de rentas. Con este objetivo, el Ministerio de Economía ha celebrado una importante reunión en el ministerio con los agentes sociales en la que ha estado flanqueada por la plana mayor de los ministros con cartera económica. Una "amplia delegación", en palabras de los sindicatos.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha hecho un llamamiento a sindicatos y patronal para retomar las negociaciones de cara a un pacto de rentas a tres años, de 2023 a 2025. El objetivo no es sólo frenar la inflación, también la escalada de tensión entre los sindicatos, que no están consiguiendo mover a las empresas de la congelación salarial o una leve subida que carga la pérdida de poder adquisitivo sobre los trabajadores. Calviño considera que la mejor salida a esta coyuntura, tanto social como económica, es un gran acuerdo para "moderar las rentas salariales y empresariales" para repartir los costes de la guerra y evitar que se generen espirales inflacionistas.

Foto: Fachada de la Agencia Tributaria. (EFE)

"He visto a los agentes sociales abiertos a trabajar para concluir ese pacto de rentas", ha explicado Calviño tras la reunión. El Gobierno intenta 'mover esta roca', pero la solución no está en su mano, ya que los salarios se deciden en la negociación bipartita entre empresas y trabajadores. Pero desde Moncloa sí se puede elevar la presión política, y también la económica, sobre la patronal para que acepte un pacto salarial a varios años vista que implique no sólo una subida levemente superior de los salarios, sino también el compromiso de frenar los márgenes de beneficio, que están creciendo en los últimos meses.

No obstante, los sindicatos han enfriado su optimismo a la salida de la reunión: "Si soy honesto, creo que las posibilidades son las mismas de hace un mes o de una semana", ha afirmado Mariano Hoya, vicesecretario de Política Sindical de UGT. Mientras las empresas sigan rechazando las subidas salariales y los sindicatos reclamen el mantenimiento del poder adquisitivo, el acuerdo será imposible.

"Si soy honesto, creo que las posibilidades son las mismas de hace un mes"

Calviño ha pedido buscar un punto intermedio: "Es esencial que los márgenes empresariales no se amplíen y que los salarios crezcan de forma moderada", ha repetido Calviño. Si bien es cierto que hasta el momento "no se aprecian efectos de segunda ronda", el escenario actual de inflación persistente podría terminar provocando esta espiral que es el gran temor de la vicepresidenta.

Una de las medidas que pretende incorporar al pacto de rentas es la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para el año 2023. Calviño ha recordado que el compromiso del Gobierno es llegar al 60% del salario medio al final de la legislatura, lo que implica realizar una nueva subida el próximo año. Pero ahora falta determinar la cuantía de ese incremento. "Vamos a subir el SMI y espero que esta decisión pueda formar parte de este pacto de rentas", ha explicado sin entrar en más detalles.

Foto: Manifestación el pasado 6 de mayo en Madrid. (Getty/Europa Press)

En esta primera reunión en la que se retoma el pacto de rentas, el Gobierno no ha querido dar ninguna orientación sobre las futuras negociaciones. Pero sí ha trasmitido su voluntad de mantener las reuniones para evitar que el acuerdo vuelva a entrar en vía muerta. Los sindicatos han celebrado que el Gobierno vuelva a impulsar un pacto de rentas, ya que ellos han sido incapaces de convencer a la CEOE. "Los sindicatos ya veníamos reivindicando la necesidad de un pacto de rentas, pero finalmente el Gobierno optó por adoptar medidas de carácter unilateral", ha señalado Mari Cruz Vicente, secretaria confederal de Acción Sindical de CCOO, al término de la reunión.

"Estamos dispuestos a reabrir la negociación en el ámbito bipartito del AENC, pero eso no pasa por un recorte importante de los salarios", ha señalado Vicente. Sin embargo, la posición de partida del sindicato es muy ambiciosa, ya que reclama que se garantice al final de cada año el poder adquisitivo de los trabajadores, algo que choca frontalmente con la propuesta del Gobierno de "moderación salarial". "Las organizaciones empresariales no han querido asumir que los trabajadores no perdieran poder adquisitivo este año", ha denunciado Hoya, "nosotros seguimos abiertos a que en septiembre nos volvamos a sentar".

La calle empieza a calentarse por la intensa pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo los trabajadores y los indicios de que muchas empresas están elevando sus márgenes de beneficio. Para evitar el estallido social, el Gobierno ha decidido 'volver a la carga' con el pacto de rentas. Con este objetivo, el Ministerio de Economía ha celebrado una importante reunión en el ministerio con los agentes sociales en la que ha estado flanqueada por la plana mayor de los ministros con cartera económica. Una "amplia delegación", en palabras de los sindicatos.

Inflación Salarios de los españoles
El redactor recomienda