Es noticia
Menú
¿Por qué hay escasez de aceite de girasol en el supermercado? La guerra en Ucrania ya se nota
  1. Economía
Fuerte subida de precios

¿Por qué hay escasez de aceite de girasol en el supermercado? La guerra en Ucrania ya se nota

La industria española de aceites comestibles cree que, si el conflicto se alarga, habrá que buscar alternativas para el producto, del que Ucrania y Rusia son sus mayores productores

Foto: Aceite de girasol. (Imagen de archivo)
Aceite de girasol. (Imagen de archivo)

¿Qué pasa con el aceite de girasol? La guerra ya ha traído repercusiones en España, y no solo en los precios de las materias energéticas. Algunas empresas de distribución alimentaria (Mercadona, Consum, Eroski o Makro, entre otras) están adoptando medidas de limitación de venta de aceite de girasol al tratarse de un producto que se fabrica con materia prima procedente de Ucrania, según ha informado la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

La asociación ha explicado que se está produciendo una demanda anómala de este tipo de grasa vegetal, y por ello los supermercados están restringiendo su venta. Asedas afirma también que existen alternativas y recuerda que España es el primer productor mundial en varias de las familias de productos que integran las categorías de grasas vegetales. "Tanto la Unión Europea como el Gobierno de España están adoptando medidas para paliar esta situación concreta. La cadena alimentaria española es extraordinariamente eficiente y tiene suficiente capacidad para proveer al mercado de dichos productos", ha añadido.

Foto: Vacas en un prado. (EFE/Adi Weda)

La alta inflación y el conflicto han hecho subir los precios de los productos básicos agrícolas. El precio del aceite de girasol ha subido más de un 13% en lo que va de año y la subida desde el pasado junio, cuando el precio más bajo de 2021 estuvo cerca del 50%. Por otra parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) indicó que el aceite de girasol es uno de los productos que más ha elevado su precio en los últimos tiempos.

La industria española de aceites comestibles considera que a corto plazo no hay peligro de desabastecimiento por la guerra, pero que, si el conflicto se alarga, habrá que buscar otros orígenes para este producto.

En una entrevista con La Sexta, el director general de la conservera Orbe de Pontevedra cree que no podrán subsistir con el aceite de girasol más allá de un mes. "No llegaremos a final de mes. Esto en tres semanas, como mucho, se ha acabado". David González, gerente de Tot Snack, explica que "el precio del kilo antes estaba a 1,60 euros y ahora te lo ofertan a 3,60. Esto, al final, lo pagarán los consumidores, que podrán acabar pagando hasta un 15% más por una bolsa de patatas fritas".

Los supermercados

La cadena de supermercados Mercadona ha comenzado a restringir la compra de aceite de girasol y de semillas para garantizar un uso normal de los productos, además de anunciarlo en sus tiendas y vía 'online'. Únicamente se podrán adquirir cinco litros por cliente. La cadena Makro, de referencia en la venta al por mayor para la hostelería, también anuncia limitaciones: una unidad por cliente y día.

Hay que recordar que España compra a Ucrania el 22% del maíz que importa (unos 2,7 millones de toneladas) mientras que adquiere 233.000 toneladas de torta de girasol (el 68% del total).

Foto: Ciudadanos ucranianos se refugian en el sótano de un colegio en Kiev. (EFE/ EPA/ Sergey Dolzhenko)

Por el momento, el puerto de Tarragona, principal granero de maíz ucraniano, tiene provisiones para 45 días y de ahí la necesidad de ampliar la recepción desde otros países y de ampliar cosechas de esta materia prima.

La aceitera Deoleo, dueña de marcas como Carbonell, Koipe, Hojiblanca, Bertolli o Carapelli, cotizan a 0,3132 euros en la bolsa este pasado lunes.

Qué dice la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido este lunes sobre la compra compulsiva de aceite de girasol procedente de Ucrania y ha aclarado que la posible falta del mismo no se concretará hasta la cosecha de este verano.

La OCU ha transmitido en un comunicado que "hoy por hoy" no debería existir déficit de este producto en los supermercados, ya que el que se está vendiendo ahora es de la cosecha del año pasado, antes del inicio del conflicto. Además, la organización ha recalcado que para entonces podría impulsarse la producción nacional o la comercialización de otros aceites vegetales asequibles como el de soja, el de colza o el de orujo de oliva.

Esto (subidas de precios), al final, lo pagarán los consumidores, que podrán acabar pagando hasta un 15% más por una bolsa de patatas fritas

"La restricción de las ventas de este producto que están practicando algunas cadenas de supermercados genera una creciente alarma entre los consumidores y favorece la subida de su precio", ha añadido. Asimismo, ha recordado que el aceite de girasol, incluso conservado en condiciones ideales, tiene una fecha de consumo preferente de alrededor de un año desde su envasado, por lo que, pasada dicha fecha, pierde calidad y "empieza a enranciarse".

¿Qué pasa con el aceite de girasol? La guerra ya ha traído repercusiones en España, y no solo en los precios de las materias energéticas. Algunas empresas de distribución alimentaria (Mercadona, Consum, Eroski o Makro, entre otras) están adoptando medidas de limitación de venta de aceite de girasol al tratarse de un producto que se fabrica con materia prima procedente de Ucrania, según ha informado la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

Venta Ucrania Agricultura ONU Inflación
El redactor recomienda