El salario medio crece un 6% entre los más ricos y se estanca en los niveles más bajos
  1. Economía
HACIENDA DESVELA LOS DATOS DE 2020

El salario medio crece un 6% entre los más ricos y se estanca en los niveles más bajos

El año 2020 fue extraordinario por el covid. Sin embargo, continuó la misma tendencia en términos de desigualdad de rentas. Lo acaba de revelar la Agencia Tributaria

Foto: Una cafetería, en Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Una cafetería, en Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La pandemia ha puesto patas arriba el sistema económico. También, como no podía ser de otra manera, el reparto de la renta media a través de los salarios. Y entre sus principales resultados, hay que destacar que mientras los ingresos de quienes obtuvieron en 2020 unas rentas superiores a 10 veces el salario mínimo interprofesional crecieron un 6%, el conjunto de los asalariados vio cómo se estancaron sus ingresos (-0,3%).

En concreto, los 62.774 asalariados de mayores ingresos a la luz de su información fiscal obtuvieron un salario medio anual equivalente a 250.412 euros, por encima de los 235.793 euros de un año antes. Por el contrario, el salario medio anual para el conjunto de los asalariados se situó en 20.503 euros, prácticamente igual que un año antes. Por lo tanto, 12 veces menos.

Los datos proceden del informe anual que realiza la Agencia Tributaria sobre el comportamiento del mercado laboral y de las pensiones a la luz de la información fiscal que obra en su poder. Y es, probablemente, el trabajo más solvente para conocer la evolución de las rentas salariales y de las prestaciones que cobran quienes tienen derecho a una pensión pública, en cualquiera de sus modalidades, o a una prestación de desempleo. O, incluso, varias fuentes distintas en el mismo año fiscal.

Existen enormes diferencias en función de si el trabajador es español o extranjero

De esta manera, se puede conocer que más de 13,7 millones de asalariados —que representan el 78% de la población total de trabajadores por cuenta ajena— percibieron el año clave del covid unos ingresos inferiores a dos veces el salario mínimo. Es decir, por debajo de 26.600 euros brutos al año incluyendo dos pagas extraordinarias. Ahora bien, nada menos que 7,9 millones de asalariados obtuvieron unas rentas inferiores a una vez el salario mínimo (13.300 euros).

Esto se debe a que muchos trabajadores, habida cuenta de la precariedad, entran y salen con frecuencia del mercado laboral, lo que hace que no puedan completar un ejercicio fiscal. Y lo que mide la Agencia Tributaria, precisamente, es el número de asalariados, cerca de 18,5 millones el año pasado, incluidos quienes trabajaron solo de forma parcial o estuvieron acogidos a un expediente de regulación de empleo.

Rentas por sexo

Para evitar esta disfunción, lo que hace la Agencia Tributaria es presentar un salario medio estimado de carácter anual que tiene en cuenta los días trabajados, pero eliminando el sesgo a la baja que introducen los contratos inferiores al año completo. En este caso, el resultado es que el salario medio (trabajando todo el año) se sitúa en 27.925 euros, pero con una diferencia relevante entre hombres y mujeres. En el primer caso, la cifra alcanza los 29.042 euros, por encima de los 26.455 del segundo. Hay, por lo tanto, una distancia de casi el 10% que se debe a múltiples causas: discriminación pura y dura, pago de complementos de diferente cuantía o efecto composición, ya que más mujeres están empleadas en trabajos de menor cualificación y, por lo tanto, peor pagadas.

Las diferencias son mucho mayores si se comparan los ingresos en función del territorio. Los dos extremos los ocupan Madrid, donde el salario medio estimado por Hacienda (año completo de trabajo) se sitúa en 33.312 euros, y Murcia, 23.475 euros. En las estadísticas de la Agencia Tributaria no se incluyen ni el País Vasco ni Navarra, ya que sus respectivas haciendas forales son las que recaudan.

Además de diferencias por sexos o por territorios, lo que revela el informe de Hacienda es que existen enormes diferencias en función de si el trabajador es español o extranjero. En este caso, el salario medio anual baja hasta los 12.555 euros, lo que supone un 42% menos que el de quienes nacieron en España.

Si la comparación se hace por edades, también se observan fuertes diferencias. El colectivo con mayores rentas es el que tiene entre 56 y 65 años, con un salario medio anual real (no el estimado por Hacienda teniendo en cuenta el año completo) equivalente a 25.739 euros. Entre quienes tienen 26 y 35 años, el salario se sitúa en 16.137 euros.

Foto: Un mercado en San Sebastián. (EFE)

Resulta muy significativo que el salario medio de quienes tienen entre 18 y 25 años sea de tan solo 7.252 euros, lo que pone de relieve la escasa estabilidad en el empleo de los más jóvenes, que entran y salen del mercado de trabajo con mucha frecuencia, lo que en el futuro supondrá la existencia de lagunas de cotización a la Seguridad Social.

Esos ingresos suponen menos de la mitad de la pensión media, que, según la Agencia Tributaria, se situó en 2020 en 15.941 euros. Ahora bien, si los jóvenes pudieran trabajar todo el año, algo que difícilmente consiguen por las dificultades del mercado laboral, sus salarios alcanzan de media los 19.347 euros, por encima de la pensión media.

La singularidad de 2020 se manifiesta, por último, en un dato extraordinario. El año pasado, nada menos que 7,94 millones de asalariados percibieron una prestación de desempleo, cuando un año antes habían sido 4,4 millones. Esto se debe, lógicamente, al efecto de los ERTE, que les ha garantizado un nivel de renta en función de su salario anterior. En el caso de los trabajadores que compatibilizaron en el mismo año un salario y una prestación de paro (lógicamente, en periodos distintos), los ingresos fueron equivalentes a 12.170 euros. Y en esa situación estuvieron nada menos que 6,5 millones de trabajadores.

La pandemia ha puesto patas arriba el sistema económico. También, como no podía ser de otra manera, el reparto de la renta media a través de los salarios. Y entre sus principales resultados, hay que destacar que mientras los ingresos de quienes obtuvieron en 2020 unas rentas superiores a 10 veces el salario mínimo interprofesional crecieron un 6%, el conjunto de los asalariados vio cómo se estancaron sus ingresos (-0,3%).

Millonarios Precariedad SMI Seguridad Social
El redactor recomienda