La 'letra pequeña' del impuesto sobre sociedades limita su capacidad recaudatoria
  1. Economía
Los ingresos llegarán en 2023

La 'letra pequeña' del impuesto sobre sociedades limita su capacidad recaudatoria

El acuerdo alcanzado por PSOE y Podemos implica recuperar el tipo mínimo que se incluyó en los PGE de 2019 que tumbó el Congreso, esto es, se aplicará sobre la base imponible

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Senado. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Senado. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Después de semanas de intensas negociaciones, el Gobierno de coalición ya tiene listo un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado. En materia fiscal, la medida estrella será el establecimiento de un tipo mínimo del 15% en el impuesto sobre sociedades para las grandes multinacionales, explican fuentes del Ejecutivo. Esta política, muy peleada por Unidas Podemos, tendrá, sin embargo, un potencial recaudatorio limitado.

El motivo es que el tipo del 15% se aplicará sobre la base imponible, lo que deja fuera casi la totalidad de los beneficios en el extranjero de las multinacionales españolas. Esta era una de las grandes dudas que giraban en torno al acuerdo, ya que el potencial recaudatorio de esta medida podía ser de varios miles de millones de euros si se aplicase sobre el resultado contable. Antes de la crisis del coronavirus, las multinacionales estaban pagando un tipo efectivo sobre su beneficio bruto inferior al 6%, una cifra que Unidas Podemos ha denunciado de forma recurrente en los últimos meses.

Foto: Fachada de la Agencia Tributaria. (EFE)

La ‘letra pequeña’ del impuesto limita el potencial recaudatorio de la medida al aplicarse sobre la base imponible. La principal diferencia entre el resultado contable y la base imponible es que en la segunda quedan exentos de tributación más de 100.000 millones de euros por beneficios en el exterior de las filiales de las multinacionales españolas. Dejar exentas estas bases imponibles reduce la capacidad recaudatoria de la medida, que en ningún caso llegará a 1.000 millones de euros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ofrecerá los detalles sobre el proyecto de Presupuestos este jueves tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que aprobará el texto. Sin embargo, el potencial recaudatorio será limitado si se tiene en cuenta que las multinacionales españolas estaban pagando, de media, un tipo efectivo sobre base imponible superior al 19% antes de la pandemia. Esto es, cuatro puntos por encima del tipo mínimo que establecerá el Gobierno.

El acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos contempla que el tipo mínimo será casi idéntico al que incorporaron al proyecto de Presupuestos del año 2019 y que fue tumbado por el Congreso. Esto es, se aplicará sobre la base imponible para las empresas que tributen como grupo consolidado y cuya facturación anual supere los 20 millones de euros. En ese momento, los socios acordaron que se incorporarían esta medida y la reducción de la exención de tributación por doble imposición desde el 100% hasta el 95%. El Gobierno cuantificó que estas dos medidas tendrían un impacto recaudatorio conjunto de casi 1.800 millones de euros.

En los Presupuestos de 2021, el Gobierno aprobó la segunda de estas dos medidas, la que limitaba la exención por doble imposición al 95%. En ese momento, hizo una estimación de recaudación con esta medida de 1.400 millones de euros, de los cuales, algo más de 400 se ingresarán este año y los 1.000 restantes en 2022, cuando las empresas realicen la liquidación del impuesto. Si esta medida tiene un potencial recaudatorio de 1.400 millones y la suma de las dos medidas planeadas en 2019 asciende a 1.800 millones, se entiende que esta nueva medida, de forma aislada, aportaría unos 400 millones de euros.

Foto: Ione Belarra junto a Yolanda Díaz. (EFE)

Hay otra cuestión muy importante de esta política y es que su impacto recaudatorio previsiblemente será nulo hasta el año 2023. El motivo es que el tipo mínimo se aplica en la liquidación del impuesto y no en los pagos fraccionados. Esto es, se abona a ejercicio, una vez que las empresas cierran su contabilidad anual. Es por este motivo que, previsiblemente, Hacienda apenas podrá contar con recursos de caja en el año 2022 con esta reforma fiscal y entrarán, casi en su totalidad, en la segunda mitad del año 2023.

Después de semanas de intensas negociaciones, el Gobierno de coalición ya tiene listo un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado. En materia fiscal, la medida estrella será el establecimiento de un tipo mínimo del 15% en el impuesto sobre sociedades para las grandes multinacionales, explican fuentes del Ejecutivo. Esta política, muy peleada por Unidas Podemos, tendrá, sin embargo, un potencial recaudatorio limitado.

El redactor recomienda