El negocio redondo de las FP: así se llena la educación profesional de empresas privadas
  1. España
CCC, CEAC, Master D...

El negocio redondo de las FP: así se llena la educación profesional de empresas privadas

Los cambios en los criterios para montar un centro de formación profesional y las campañas de promoción institucional atraen a las empresas ante la falta de plazas públicas

Foto: Nuevo centro de FP presencial de CCC en Madrid. (M. Z.)
Nuevo centro de FP presencial de CCC en Madrid. (M. Z.)

"Lo intentamos primero en la pública, pero no conseguimos plaza y esta es la opción que más nos ha convencido". Valeria, Eva y María apuran sus cigarros en una glorieta del polígono de Ciudad Lineal, en Madrid. A sus espaldas se encuentra el centro de Formación Profesional que CCC acaba de estrenar donde estudian Farmacia y Parafarmacia porque, como otros miles de estudiantes, no consiguieron sitio en un centro público. “Todas tenemos beca, pero a cada una nos ha costado distinto, porque depende de si lo financias a plazos o no”, dicen justo antes de que acabe su descanso.

Dentro, la directora de este centro, el primero presencial que abre la compañía fundada en 1939 en San Sebastián, explica la apuesta de la empresa que hace unos años prometía enseñarte guitarra o alemán a distancia con su pegadizo “20, 21, 22”. “Llevamos más de 80 años dedicados a la formación, pero el sello oficial es lo que realmente marca la diferencia, porque quiere decir que la calidad es reconocida. Además, son ciclos muy demandados porque son roles tan necesarios como los de un grado universitario, y con una alta inserción laboral. Estamos en el apogeo de la especialización”, cuenta Guadalupe Bragado. Por el momento imparten ciclos de Informática y Sanidad, esta última especialmente demandada (un 90% de los solicitantes se quedan sin plaza en la pública, según datos de CCOO).

Sus laboratorios a estrenar o sus punteros sillones de odontología son la estampa perfecta que ilustra el “pelotazo de la FP” que se está produciendo en los últimos tiempos en España. Mientras el número de centros públicos para grados medios ha crecido un 12% en la última década, los privados lo han hecho en un 176%. En el caso de los superiores ha sido un 18% y un 305% respectivamente de 2009 a 2019, según datos del Ministerio de Educación y FP.

placeholder Aulas para el ciclo de Higienista Dental de CCC. (M. Z.)
Aulas para el ciclo de Higienista Dental de CCC. (M. Z.)

La apertura de las nuevas sedes de CCC coincidió con la noticia de su venta al fondo suizo Crescendo. Después de siete décadas bajo el mando de la familia Azcárate, la empresa pionera en cursos por casete o vídeo ha dado un cambio de rumbo hacia la Formación Profesional, que supone ya en su modalidad 'on line' un 36% de todo su volumen de negocio, con la intención de llegar al 50% en 2023.

Pero no solo CCC ha despertado el interés de los inversores: el fondo estadounidense KKR compró hace unas semanas la empresa propietaria de Medac, con una red de 30 centros de FP por toda España. También CEAC fue adquirida en mayo por el fondo Investindustrial al Grupo Planeta, a quien pertenecía desde el escándalo de Opening English en 2002. Es la tercera empresa que relacionada con la FP que más factura, con 23,5 millones de euros en 2019. En su caso, por el momento los cursos que ofrecen son meramente preparatorios para presentar a la prueba libre. La primera empresa que imparte FP a nivel de facturación es MasterD, una empresa de Zaragoza especializada en oposiciones que cerró 2019 con 56,5 millones de euros.

Además, los fondos de inversión no son los únicos que están buscando su porción en la tarta de la FP. Las universidades también están lanzando sus propios ciclos a través de fundaciones, ya que no pueden compaginar ambos tipos de enseñanza. Es el caso de la Universidad de Barcelona, la Europea o, como ha anunciado este mismo miércoles, la Nebrija.

Requisitos cada vez más laxos

El repentino interés de los fondos privados por este tipo de formación se debe, por un lado, a la alta demanda que ha experimentado la FP en los últimos años y, por el otro, a los cambios normativos que han liberalizado la entrada de estos fondos, tanto en su modalidad presencial como a distancia.

Por ejemplo, actualmente, ni en Cataluña ni en Madrid existe una limitación sobre qué ciclos pueden impartirse o no a distancia. En la primera comunidad nunca la ha habido y en la segunda se levantó en 2015. Además, desde ese año, los centros privados madrileños no tienen que adscribirse a un instituto público que lleve un control sobre las matriculaciones y expedientes de los alumnos. “Desde entonces, depende de la seriedad y honestidad del centro privado, pero pueden colarla muy fácilmente. Puede pasar, por ejemplo, que un alumno se saque un grado sin tener la ESO o la FP básica, porque la inspección no llega a todo y siempre te van a pedir el último título”, cuenta María Eugenia Alcántara, inspectora de Educación de Madrid que ha visto como el número de centros de FP que controla ha pasado de uno a cuatro en dos años. “A partir de ese cambio, el crecimiento ha sido exponencial porque se les ha dado muchas facilidades y ahora mismo cualquiera puede abrir un centro”, añade la también secretaria de Política Social e Igualdad de la Federación Regional de Enseñanza de CCOO.

Actualmente, para montar un centro de FP oficial solo es necesario cumplir con tres requisitos: profesores con la debida titulación, un espacio donde dar las clases con entrada propia (o un acuerdo con otra empresa que lo proporcione) y un máximo de 30 alumnos por aula. En el caso 'online', este último criterio desaparece. “No creo que se pueda hacer bien un ciclo a distancia de nada relacionado con lo sanitario, pero hoy por hoy en la Comunidad de Madrid es legal”, considera Alcántara.

“Creo que es importante que aprendan a tocar los instrumentos que luego van a usar. No puedes empezar a tocar a un paciente sin saber cómo no hacerle daño en la lengua o cómo separar los labios. O puedes saber cómo se hace una escayola, pero no es igual que hacerlo”, explica Olga Muñoz, profesora de Higiene Bucodental en el centro de CCC, que enseña el mismo ciclo en presencial y 'online'. El título es igual independientemente de la modalidad.

placeholder Alumnos en el descanso de sus clases de ciclo medio. (M. Z.)
Alumnos en el descanso de sus clases de ciclo medio. (M. Z.)

Desigualdad en el acceso

En 10 años, el número de alumnos que estudian algún tipo de formación profesional no universitaria ha subido, de media, un 51%. Cada año, las colas de alumnos esperando conseguir una plaza son más largas y este año, entre Madrid y Cataluña, más de 40.000 solicitantes se han quedado sin plaza para un ciclo medio o superior, según datos del sindicato CCOO.

Aunque el número de plazas no se amplía, la promoción institucional por poner en valor este tipo de formación tampoco cesa, lo que convierte a todos esos alumnos en el público objetivo de las academias privadas, generando una desigualdad económica en el acceso a esta educación. “Con este modelo, el estudiante que accede es el que la familia puede”, explica Isabel Galvín, secretaria general de Educación de CCOO. “Están llevando a las empresas a un negocio seguro, pero estamos hablando de un derecho. Ya hemos vivido pelotazos en otros sectores educativos, como infantil, y no suele mejorar la calidad del sistema ni las condiciones laborales. Y, cuando vienen mal dadas, desaparecen del sector”.

"Con este modelo, el estudiante que accede es el que la familia puede"

La diferencia de una matrícula en un instituto y en un centro privado puede ir de los 360 euros al año a más de 4.000. Aunque depende mucho del sitio y la especialidad, la brecha es a todas luces extensa, por lo que normalmente se ha intentado resolver la falta de plazas con los conciertos con centros privados. En Cataluña la partida para estos acuerdos no deja de aumentar y en 2015 pasó de 47 millones a algo más de 152. La Comunidad de Madrid abandonó hace una década este sistema para cambiarlo por becas, para las que anunció una nueva partida en mayo de 18,5 millones. En el mismo tiempo, 10 años, ha perdido el 22% de sus plazas públicas. Por el contrario, otras comunidades como la valenciana han creado hasta 18.000 nuevas plazas en ese periodo.

“El problema de las becas es que no cumplen la totalidad de la matrícula, sobre todo en los grados superiores, y hay familias con pocos recursos privados a las que se priva del derecho de estudiar una FP”, explica Luis García, presidente de la Asociación de Centros de FP Empresa, que aglutina tanto a la pública como a la privada. “La oferta privada ahora mismo está siendo sostenida con fondos públicos: no es solo una opción para los que tienen capacidad económica, que están en su derecho de ir a la privada”. El Ministerio de Educación y FP anunció con la puesta en marcha de la nueva ley de FP la creación de 200.000 plazas en todo el país entre 2021 y 2024, algo insuficiente para los sindicatos.

placeholder Un profesor imparte clase en una de las aulas de CCC. (M. Z.)
Un profesor imparte clase en una de las aulas de CCC. (M. Z.)

No es oficial todo lo que parece

Si uno hace el ejercicio de buscar ‘curso de FP’ en Google, verá que los resultados no solo son infinitos, también confusos. La abrumadora oferta de FP de los últimos años sigue conviviendo en las mismas empresas con la de los cursos no oficiales que te dan material para conseguir el título por tu cuenta. “Los libros que te hacen llegar a casa al hacer la matrícula son bastante anticuados y, si decides hacer el examen oficial, los temarios no cuadran”, explica Enrique, que hace cinco años hizo un curso a distancia de Técnico de Laboratorio en CCC, aun en vigor. “Mi profesor tampoco estaba especializado, así que en las prácticas optativas lo pasé bastante mal porque me preguntaban cosas que no sabía”. A la vista de las reseñas en distintos centros, su experiencia no es aislada.

Para Alcántara, distinguir el grano de la paja en el actual mercado de la FP privada es otro de los grandes problemas. “Hay que tener ciertos conocimientos administrativos para saber si un curso es o no oficial, y te pueden engañar fácilmente”. Lo primero que hay que comprobar es si el título realmente existe y lleva el mismo nombre que el aprobado por la comunidad autónoma. Lo segundo, buscar el código de centro oficial en la web de la empresa que lo oferta. “Ahora, ¿cómo sabes que está autorizado para ofrecer ese ciclo y no otro? Pues no hay otra que pedirle al centro la orden por la que le autorizan a impartirlo”, añade la inspectora.

“Muchos centros se venden como homologados y luego no es así, porque al albur de esta oportunidad salen muchos centros que no son oficiales”, comparte también Juan Martínez de Salinas, experto en Recursos Humanos, quien considera que la calidad de la enseñanza oficial depende más de cada centro que de su titularidad. “Las empresas saben cuáles son los mejores centros dentro de su sector, independientemente de que sean públicos o privados”.

"Muchos centros se venden como homologados y luego no es así"

En este aspecto las privadas suelen adaptarse mejor que la oferta pública, revisando cada curso los ciclos más demandados para mejorar su cartera. “Esto también es porque tienen más relación con la empresa, aunque los públicos están mejorando. Los centros privados también tienen que pedir la convalidación y modificación de sus temarios, pero suele ser más rápido que si parten del ministerio. Por ejemplo, han sido los primeros en sacar ciclos como el de videojuegos, y luego han ido los públicos detrás”, añade Martínez.

Ahora mismo, el 72% de los alumnos de ese ciclo superior lo cursa por privado, el 84% en el caso de la modalidad presencial. Le sigue Radioterapia y Dosimetría (69% y 100% respectivamente). En líneas generales, la oferta de la modalidad presencial la ocupan en un 29% centros privados, un 43% si es distancia. Por familias, es en el conjunto Sanidad donde las empresas están más representadas, con un 49% y un 98%.

Alumnos CCOO Estímulos económicos Recursos humanos
El redactor recomienda