Es noticia
Menú
El INE confirma la recaída del PIB en el inicio del año con una contracción del 0,4%
  1. Economía
Aunque a un ritmo más leve

El INE confirma la recaída del PIB en el inicio del año con una contracción del 0,4%

Es una décima mejor que el dato avanzado hace dos meses, pero confirma que la tercera ola del virus provocó una recaída de la actividad centrada en el consumo, la construcción y las exportaciones

Foto: Imagen de una grúa de la construcción. (EFE)
Imagen de una grúa de la construcción. (EFE)

La tercera ola del coronavirus, posterior a las vacaciones de Navidad, provocó una recaída del PIB en el primer trimestre del año del 0,4%. El INE ha revisado este jueves los datos adelantados hace dos meses mejorando en una décima el dato de la contabilidad nacional española. En cualquier caso, lo que confirma el Instituto de Estadística es que la economía española empezó el año con una recaída como consecuencia de la vuelta de las restricciones para frenar los contagios. De hecho, si España consiguió evitar la recesión técnica (dos trimestres consecutivos en negativo) fue gracias al levantamiento de las limitaciones a la actividad y la movilidad que se aplicó el pasado diciembre y que permitieron un importante impulso de la actividad en ese mes.

Con las compras de Navidad, España consiguió que la variación del PIB del cuarto trimestre de 2020 se quedara en el 0,0%, de forma que la recaída del inicio del año no provocó una recesión técnica. En cualquier caso, lo que confirman estos datos es que la recuperación no fue posible mientras duraron los rebrotes del virus. Tras esta caída, el PIB de España se situó un 9,3% por debajo de los niveles existentes antes de la crisis.

Foto: Imagen: Irene De Pablo
La economía española despega finalmente tras la pandemia
Javier G. Jorrín Carlos Muñoz Luis Rodríguez Laura Martín Pablo López Learte

Hay tres factores que explican la recaída del PIB en el inicio del año. El primero es la caída del consumo de los hogares, inevitable en un contexto de aumento de las restricciones. Su gasto se redujo un 0,6% respecto al trimestre anterior y, si se tiene en cuenta que la demanda interna es el gran motor del PIB, explica casi toda la caída de la actividad. El consumo de los hogares a lo largo del trimestre fue un 6,3% inferior a los niveles existentes antes de la pandemia. Una cifra que es mucho mejor que la caída del PIB en este periodo (del 9,3%), ya que la recesión ha sido tan profunda por la pérdida del turismo extranjero.

El segundo de los factores que provocaron la recaída del PIB en el inicio del año fue la construcción, que sufrió un parón inesperado. En concreto, el sector sufrió una caída de la producción del 4,3% respecto al trimestre anterior. Se trata de un descenso significativo como consecuencia del parón de la inversión en vivienda e infraestructuras, que se contrajo un 3,2%. La inversión en construcción en el inicio del año se mantuvo un 14,4% por debajo de los niveles existentes antes de la crisis.

Por último, el tercer factor que explica esta caída del PIB fueron las exportaciones, que sufrieron una contracción del 1,4% en el primer trimestre del año. Este dato empeora de forma significativa el dato adelantado por el INE hace dos meses, ya que entonces marcaba una leve caída del 0,1%. Este parón de las exportaciones por los rebrotes del virus provoca que la contribución de la demanda externa fuera neutra en el inicio del año y no positiva, como se estimó inicialmente, con una aportación de casi cuatro décimas al PIB.

El gasto en consumo final de las administraciones públicas se congeló en el inicio del año, con un leve descenso del 0,1%. De esta forma, cortó una racha de un año completo de crecimiento para financiar los costes de la pandemia, en especial provocados por las compras de material sanitario. El consumo público se situó un 4,4% por encima de los niveles previos a la pandemia y explica en buena medida el déficit que siguen acumulando las administraciones.

La tercera ola del coronavirus, posterior a las vacaciones de Navidad, provocó una recaída del PIB en el primer trimestre del año del 0,4%. El INE ha revisado este jueves los datos adelantados hace dos meses mejorando en una décima el dato de la contabilidad nacional española. En cualquier caso, lo que confirma el Instituto de Estadística es que la economía española empezó el año con una recaída como consecuencia de la vuelta de las restricciones para frenar los contagios. De hecho, si España consiguió evitar la recesión técnica (dos trimestres consecutivos en negativo) fue gracias al levantamiento de las limitaciones a la actividad y la movilidad que se aplicó el pasado diciembre y que permitieron un importante impulso de la actividad en ese mes.

PIB
El redactor recomienda