Los dos 'premier' mandan una carta a Bruselas

Sánchez y Conte hacen frente común y piden a la UE un marco único para abrir fronteras

El presidente del Gobierno y el primer ministro de Italia unen fuerzas y piden formalmente a Von der Leyen criterios comunes a todos los países ante la apertura de los controles fronterizos

Foto: Pedro Sánchez y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, el pasado 21 de febrero en Bruselas. (EFE)
Pedro Sánchez y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, el pasado 21 de febrero en Bruselas. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, han creado un frente común en la recta final de la desescalada y han dirigido una carta a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en la que solicitan criterios comunes a todos los países ante el reto de volver a abrir las fronteras y la libertad de movimientos en todo el espacio Schengen.

En concreto, en la misiva, los dos líderes defienden que el levantamiento de los controles fronterizos se haga con base a criterios epidemiológicos claros y transparentes, y, para que sea así, proponen que sea el Centro Europeo para la Prevención de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) el organismo encargado de determinar estos criterios comunes.

Fue la ministra portavoz, María Jesús Montero, quien desveló la existencia de esta carta [aquí en PDF], que fue remitida ayer jueves, en la que se pide a la Comisión Europea que actúe lo antes posible en todas estas áreas, ya que varios estados miembros ultiman abrir sus fronteras a los turistas.

Un anuncio al que siguió un mensaje del propio Pedro Sánchez, que a través de la red social Twitter, ha defendido que “el levantamiento de las restricciones de las fronteras en la UE debe hacerse de forma coordinada, con base en criterios comunes y transparentes” y con la vista siempre puesta en que “la transición a la nueva normalidad en Europa sea segura”.

A la espera de Bruselas

España e Italia son dos de las mayores potencias turísticas del mundo, papel que explica su preocupación por garantizar la máxima seguridad sanitaria posible. Para ello, según explicó Montero, es crítico que se pueda saber que el país del que viene cada turista “tiene una situación sanitaria que permite esa normalidad”.

A la espera de que Bruselas coja el guante que le han lanzado Sánchez y Conte, la ministra portavoz sí que adelantó que opciones como una cuarentena o diseñar una ratio común con “un umbral a partir del cual puedan moverse las personas de uno a otro país” serían alternativas válidas en esa búsqueda de unificación de criterios. Un mínimo común a partir del cual cada país sea soberano para su propia toma de decisiones.

Estas declaraciones llegan apenas un día después de que el Ministerio de Industria tuviera que desdecirse después de que la titular de esta cartera, Reyes Maroto, anunciara que las fronteras con Portugal y Francia iban a abrirse el próximo 22 de junio, sin esperar al fin de la cuarentena anunciada para el próximo 1 de julio.

“No ha habido ningún cambio” para recibir a las personas que decidan compartir con nosotros sus vacaciones, señaló este viernes Montero, quien sí ha pedido tener “un paraguas común que nos ampare a todos” ante la intención de algunos países de abrir las fronteras antes del 1 de julio.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios