Bruselas propondrá una autoridad europea contra el blanqueo de capitales
  1. Economía
TRAS MUCHOS ESCÁNDALOS A NIVEL EUROPEO

Bruselas propondrá una autoridad europea contra el blanqueo de capitales

La Comisión Europea propondrá una autoridad anti-blanqueo a principios de 2021 tras una serie de escándalos que han puesto de manifiesto las deficiencias del control nacional

placeholder Foto: Billetes de euros y francos suizos en la ciudad bosnia de Zenica. (Reuters)
Billetes de euros y francos suizos en la ciudad bosnia de Zenica. (Reuters)

Una mezcla de competencias nacionales, voluntad por esconder las vergüenzas propias y evitar una mala publicidad, así como una interpretación fragmentada de las reglas comunitarias ha hecho que la acción europea contra el blanqueo de capitales haya sido muy poco efectiva hasta el momento, con importantes escándalos que han dañado mucho la imagen de la UE en este ámbito. Ahora la Comisión Europea inicia una operación difícil y propondrá a principios de 2021 una agencia europea contra el blanqueo de capitales.

“La supervisión nacional en solitario no ha sido suficiente. Es necesaria una supervisión europea más fuerte”, señala la Comisión Europea, que este jueves ha aprobado una comunicación en la que no solo propone la creación de una supervisión europea reforzada, algo que se podría hacer a través de las instituciones ya existentes o creando una nueva, sino también un “guía común” para intentar unificar la interpretación de las normas europeas anti-blanqueo.

Foto: Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. (Reuters)

El escándalo del ABLV Bank, la tercera entidad bancaria más importante de Letonia, demostró hasta qué punto llega la deficiencia europea a la hora de abordar este asunto. Tuvo que ser el departamento de crímenes financieros del Tesoro americano el que lanzó el aviso de que dicho banco había “institucionalizado” el blanqueo. Solo después llegó la liquidación por parte del regulador letón. “Es muy vergonzoso depender de los EEUU para hacer el trabajo”, aseguró el entonces presidente de la Junta de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Danièle Nouy.

Aunque los países bálticos han sido uno de los principales focos de los escándalos, estos afectan a entidades de toda Europa, desde el Danske Bank danés, hasta el Deutsche Bank, cuyas oficinas fueron registradas a finales de 2018. En 2017 el Banco Santander tuvo que pagar una multa por no cumplir las normas anti-blanqueo.

Por eso Bruselas defiende que ha llegado el momento de actuar. “La UE no puede darse el lujo de esperar a que surjan más problemas antes de construir un sistema de supervisión contra el blanqueo efectivo que contribuya al buen funcionamiento del Mercado Único y la Unión Bancaria”, señala el documento que la Comisión Europea ha aprobado este miércoles.

placeholder Valdis Dombrovskis, vicepresidente económico de la Comisión Europea. (EFE)
Valdis Dombrovskis, vicepresidente económico de la Comisión Europea. (EFE)

Un supervisión europea

El problema es que el control del blanqueo está en manos de autoridades nacionales que no han aplicado las normas de manera correcta, porque los expertos creen que aquí sigue primando un interés por defender las entidades nacionales. La Autoridad Bancaria Europea (EBA) recibió nuevos poderes de supervisión, pero nada más acceder al cargo de director de la Autoridad, el español José Manuel Campa aseguró que no eran suficientes y se limitaban a una coordinación de las distintas autoridades nacionales.

El rol de la EBA como supervisor quedó dañado precisamente por el caso mencionado del Danske Bank, cuando decidieron dar por cerrada la investigación a pesar de haber preparado un informe en el que se detallaban los errores que se habían cometido en la supervisión de la entidad alemana. Pero la EBA es un órgano en el que las autoridades nacionales siguen siendo las que deciden qué dirección tomar, por lo que el problema del corporativismo sigue estando ahí. El problema de gobernanza de la institución es clave en este caso.

Foto: Bandera europea en la sede de la Comisión Europea. (Reuters)

La propuesta de la Comisión Europea para crear una supervisión europea contra el blanqueo de capitales puede pasar por reforzar todavía más los poderes de la EBA e intentar desconectar a la institución de las agencias nacionales, o crear una nueva institución que se encargue de ello.

Nicolas Verón, experto del think tank económico Bruegel, apuntó tras el escándalo del Deutsche Bank que el problema no eran las reglas sino “el cómo se aplican”. “Hay una armonización significativa (de las normas), pero hay una extrema diversidad en la aplicación”, aseguró a este periódico.

placeholder Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (Reuters)
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (Reuters)

Y es en esa dirección en la que señala la comunicación aprobada este jueves por Bruselas. “La creación de un sistema de supervisión anti-blanqueo a nivel de la UE para integrar y complementar a los nacionales abordará la fragmentación supervisora, garantizará la aplicación armonizada de las reglas en la UE y su aplicación efectiva, ofrecerá apoyo para las actividades de supervisión sobre el terreno y garantizará un flujo constante de información sobre medidas en curso y deficiencias identificadas significativas. Los supervisores nacionales continuarán siendo un elemento vital de este sistema y seguirán a cargo de la mayoría de la supervisión diaria”, señala el texto.

La Comisión Europea ha hecho esfuerzos por intentar que las reglas se cumplieran, y por ejemplo en febrero de 2020 envió cartas a España, Chipre, Hungría, Países Bajos, Portugal, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia amenazándoles con llevarles ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) por no haber traspuesto la última normativa europea contra el blanqueo de capitales.

Banco Central Europeo (BCE) Blanqueo Comisión Europea Unión bancaria Bruselas Autoridad Bancaria Europea (EBA) Competencias Eslovenia José Manuel Campa Holanda Economía
El redactor recomienda