Es noticia
Menú
Powell mantiene sin cambios la política y resalta la importancia de las medidas fiscales
  1. Economía
REUNIÓN ORDINARIA

Powell mantiene sin cambios la política y resalta la importancia de las medidas fiscales

El presidente de la Reserva Federal ha reiterado que este no es el momento de preocuparse de la sostenibilidad de la deuda. "Hay que usar todo el gran poder fiscal de EEUU"

Foto: Us federal reserve made an emergency interest rate cut
Us federal reserve made an emergency interest rate cut

Tras casi dos meses de reuniones extraordinarias y medidas sin precedentes, la Reserva Federal no dio este miércoles ninguna sorpresa. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed decidió mantener sin cambios los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25% y reiteró su compromiso con medidas anunciadas en las últimas semanas.

“La todavía en curso crisis pública de salud lastrará con fuerza la actividad económica, empleo e inflación en el corto plazo y supone riesgos considerables para el panorama económico a medio término”, dijo en el comunicado la entidad presidida por Jerome Powell. “El Comité espera mantener este rango objetivo hasta que se sienta seguro de que la economía ha capeado los recientes desarrollos y que está encarrilado como para alcanzar el empleo máximo y los objetivos de estabilidad de los precios”. Todos los miembros votaron a favor de dejar las medidas como están.

En el discurso ante los periodistas, Powell hizo un llamamiento al estímulo fiscal del Gobierno, como lleva siendo el caso de los bancos centrales desde las medidas desplegadas tras la crisis del 2008 pero que, durante las primeras decisiones de choque del banco central frente al covid-19, había quedado en un segundo plano. “Muchos prestatarios se beneficiarán de nuestros programas, así como la economía en general”, ha dicho el presidente de la Fed, resaltando que lo que otorga el banco central no son avales. “Pero para otros, un préstamo puede ser algo difícil de pagar - en estos casos el apoyo fiscal del gobierno será necesitado”.

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell. (Reuters)

“El apoyo directo será lo que marcará la diferencia, no solo en ayudar a las familias y los negocios en un momento de necesidad, pero también en limitar el tiempo que durará la economía”, zanjó Powell. “Cuando el virus esté bajo control, los negocios volverán a abrir y la gente volverá al trabajo”, matizó. “Nosotros continuaremos usando nuestras herramientas para asegurarnos de que la recuperación, cuando llegue, será lo más robusta posible”.

Tras el discurso, los periodistas inquirieron a Powell sobre los puntos sobre los que el presidente de la Fed consideraba que el Gobierno necesitaba dar apoyo. “El congreso ha reaccionado con agresividad y solidez con la ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés) y otras leyes”, respondió el banquero. “Hemos visto una reacción extraordinaria e históricamente grande”, afirmó Powell, que sin embargo destacó que “la economía necesitará mayor apoyo de nosotros, si queremos que la recuperación sea robusta”. El banquero reiteró que la Fed estaba dispuesta a aumentar aún más el apoyo económico, especificando que las “políticas de crédito no están sujetas a ningún límite de dólar”. “Pueden ser expandidas y podemos lanzar nuevas [políticas]”.

Sin embargo, Powell no quiso entrar en detalle en cuanto a medidas fiscales. “En cuanto a prioridades legislativas, no somos responsables de la política fiscal, esas son decisiones que tendrá que tomar el gobierno”, zanjó. “Pero sí que diré que las políticas que protegen a los trabajadores, negocios y hogares de una insolvencia evitable llevaría a que estas empresas puedan producir bienes y mantener a la plantilla o volver a contratarla después… esas serán las políticas clave”.

“Vienen con un precio elevado”, admitió Powell. “Pero saldremos de esta con una economía más fuerte y con menor daño a la larga sobre la economía: ese es el tema crucial del que el congreso se podría encargar con el tiempo”.

Foto: Jerome Powell. (Reuters)

Durante la rueda, de hecho, el presidente ha recalcado en la importancia de no reparar en el coste de las medidas de choque. “En términos de preocupaciones fiscales, durante muchos años he abogado, desde antes de la Fed, por que el EEUU volviese a una posición sostenible, tanto desde el punto de vista fiscal como desde el federal”, explicó. “Hace un tiempo que no estamos en esa posición - la deuda está creciendo más rápido que la economía”.

“Este no es momento para ese tipo de preocupaciones”, zanjó. “Este es momento de usar todo el gran poder fiscal de EEUU para hacer lo que podamos para apoyar la economía e intentar pasar por esto con el menor daño posible a la economía… ya llegará el momento (y creo que razonablemente pronto) de pensar sobre como poner el espacio fiscal en orden y tendremos que hacer eso”, argumentó Powell. “Pero este no es el momento de dejar que esta preocupación nos impida ganar la batalla”.

Los analistas esperaban que el banco central no diese grandes noticias en esta reunión y que empezase a enfocarse en la economía a un plazo más extenso que el que contemplaban las medidas de emergencia anunciadas hasta ahora. Algunos analistas, con todo, esperaban que la Fed diese algo de visibilidad sobre las medidas de cara al futuro.

Powell, sin embargo, no quiso soltar prenda. “En términos de compra de acciones y otras medidas, estamos en lo apropiado por ahora”, confirmó. “Hemos negociado y pensado sobre cómo será el futuro, pero por ahora la política es apropiada… no queremos cambiarlo, por ahora, estamos esperando a tener mayor visibilidad de la economía”, destacó el banquero. “Hay un abanico de posibles caminos que la economía podría tomar, creo que según pase el tiempo tendremos que abordar [la pregunta a la que se refería el periodista sobre] la compra de acciones… pero no es algo que vayamos a hacer hoy, es algo que hemos hablado, pero, por ahora, nos gusta la posición en la que estamos”.

Tras el comunicado, las bolsas se mantenían estables hasta cerrar en una subida del 2,66% en el caso del S&P 500, mientras que el bono a diez años repuntaba ligeramente hasta una rentabilidad del 0,62%. Mientras, el dólar se seguía debilitando frente al euro, como lleva haciendo desde que empezó el covid-19 y todas las medidas de política monetaria frente a la pandemia hasta los 0,9 euros.

Tras casi dos meses de reuniones extraordinarias y medidas sin precedentes, la Reserva Federal no dio este miércoles ninguna sorpresa. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed decidió mantener sin cambios los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25% y reiteró su compromiso con medidas anunciadas en las últimas semanas.

Reserva Federal
El redactor recomienda