Por la crisis del coronavirus

Sánchez anuncia que no prorrogará el permiso retribuido a partir del 9 de abril

Se mantendrá el estado de alarma hasta el 26 de abril, pero no se mantendrá el parón productivo que se introdujo la semana pasada ya que el Gobierno empieza a ver "la luz al final del túnel"

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Efe)

El Gobierno no prorrogará el parón económico que decretó el pasado 30 de marzo y que se mantendrá en vigor hasta el 9 de abril. Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia en La Moncloa. Sánchez ha celebrado que la curva de contagios del coronavirus se empieza a reducir, por lo que empieza a ver "la luz al final del túnel", de modo que ha decidido no prorrogar el permiso retribuido obligatorio que estableció para todas las actividades no esenciales y las que no pueden hacer teletratabajo.

Eso significa que a partir del 10 de abril volverán a reabrir obras, fábricas y otros centros de producción que llevan una semana cerrados o con un nivel de actividad mínimo. El Gobierno no ampliará el permiso retribuido, pero se mantendrá el estado de alarma hasta el próximo 26 de abril, como ha anunciado también en esta comparecencia. "Lo que vamos a hacer es regresar al estado de alarma", ha remarcado Sánchez.

"Las empresas tendrán que adoptar las medidas de higiene y protección para el normal desarrollo de la actividad productiva pero garantizando la salud de sus trabajadores", ha señalado Sánchez. A partir del próximo viernes, España recuperará una parte de la actividad perdida durante estos días, una vez se pase el periodo festivo de la Semana Santa.

[Sánchez traslada a Casado la nueva prórroga del confinamiento y el PP la apoyará]

Sánchez ha señalado que la reanudación de la actividad económica no supondrá un riesgo de aumento en el número de contagios porque "no somos los mismos que hace tres semanas: conocemos mejor al virus y las políticas que doblegan al virus". Por ejemplo, los ciudadanos ya adoptan medidas precautorias, como es lavarse las manos o mantener una distancia prudencial con otras personas, lo que supone una garantía para evitar futuros brotes de la pandemia.

Las empresas tendrán que adoptar las medidas de higiene y protección para garantizar la salud de sus trabajadores

Sin embargo, el presidente ha reconocido que la evolución de las futuras medidas dependerá de los datos de contagios que se vayan cosechando en las próximas semanas. Eso sí, ha adelantado que la normalidad todavía tardará un tiempo en recuperarse, ya que es probable que el estado de alarma se prorrogue más allá del 26 de abril, de modo que el desescalado de las medidas sea lento y paulatino. Esa será la segunda etapa, la del "regreso progresivo hacia una nueva normalidad social y una reconstrucción de la economía", ha señalado el presidente.

El Gobierno está trabajando ya en la planificación de la reconstrucción de la economía una vez que se controle la pandemia del coronavirus. Sánchez ha señalado que el Ejecutivo ha convocado a un equipo de expertos epidemiólogos, científicos, economistas, etc., para desarrollar este plan de reconstrucción. Pero no será suficiente con un 'consejo de sabios', sino que será necesario reeditar los Pactos de La Moncloa para lograr un gran consenso político y social que una las fuerzas de todos para la recuperación de la economía y de la sociedad.

"Vamos a hablar con todos los agentes sociales y los partidos políticos" para diseñar la reconstrucción, ha señalado el presidente del Gobierno. Eso sí, ha señalado algunas líneas de actuación, por ejemplo, "la importancia de lo común, de lo público, del estado de bienestar". La reconstrucción también tiene que pasar por la digitalización, la apuesta por la educación y la inversión contra el cambio climático.

Sánchez ha señalado que la lucha contra el cambio climático es un compromiso que tiene esta generación con las futuras, ya que, a cambio, se les dejará un inmenso montante de deuda pública. "De esta crisis económica que estamos sufriendo, para garantizar las rentas, la economía española se va a tener que endeudar", ha señalado Sánchez, "vamos a detraer recursos futuros a las generaciones que vendrán. Esas generaciones van a entender que nosotros hagamos ese sacrificio si también volcamos recursos para la mitigación del cambio climático".

[Así fue la destrucción de empleo por provincias y sectores]

El presidente también ha remarcado que "no renunciará a los eurobonos", a los que se niegan países como Holanda o Alemania. Sánchez ha señalado que la respuesta a la crisis sanitaria y económica tendrá que canalizarse a nivel europeo con un nuevo Plan Marshall. "Europa no puede fallar esta vez", ha señalado Sánchez, aunque ha lamentado que "se ha resistido durante demasiado tiempo". En su opinión, "los Gobiernos más reticentes" terminarán cediendo para preservar el proyecto común.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios