El Gobierno había prometido bajarlo al 2%

El INE adelanta que el déficit subió en 2019 por primera vez desde la crisis, hasta el 2,7%

El déficit público aumentó en dos décimas del PIB en 2019 lo que da por concluida una racha de seis años de ajuste de las cuentas públicas. En datos absolutos, aumentó en 2.700 millones

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)

El año 2019 supuso el final del ajuste de las cuentas públicas en España. Según los datos adelantados por el INE, y que revisará el Ministerio de Hacienda a lo largo del día, el déficit público de España ascendió desde el 2,5% de 2018 hasta el 2,7% del PIB (incluyendo ayudas financieras, que en 2019 fueron mínimas), muy lejos del compromiso del Gobierno, que aseguró a Bruselas que lo bajaría hasta el 2%. Se trata del primer aumento del déficit público en España desde el año 2012 y coincide, además, con el primer año completo de gestión del Gobierno de Pedro Sánchez. A lo largo del año 2019, el gasto de las administraciones públicas aumentó en casi 20.500 millones de euros, un 4,1% más que en el ejercicio precedente. Por su parte, los ingresos aumentaron en 17.724 millones de euros, un 3,8% más.

Esto significa que el crecimiento del gasto público fue superior al crecimiento de los ingresos y también al crecimiento del PIB nominal, lo que provocó este aumento del déficit este ejercicio. En términos absolutos, el déficit alcanzó los 33.223 millones de euros, un incremento de 2.728 millones de euros. Malas noticias para el Gobierno en un momento en el que está intentando conseguir que sus socios europeos acepten algún tipo de mutualización de deuda. Ahora países como Holanda o Alemania tendrán más argumentos para justificar que España no aprovechó la fase de crecimiento económico para ajustar sus cuentas públicas. De hecho, siendo uno de los países del euro con mayor crecimiento, no solo no redujo el déficit, sino que lo habría aumentado.

El Ministerio de Hacienda tiene que actualizar estas cifras a lo largo del día, sin embargo estas dos estadísticas tienen que coincidir. Lo que no publica el INE es el déficit público sin ayudas financieras, dato que sí ofrece Hacienda y que es el que sirve como referencia para la Unión Europea. En cualquier caso, hasta noviembre las ayudas financieras eran de apenas 5 millones de euros.

El déficit público había bajado ininterrumpidamente desde el año 2012, el del rescate financiero, aunque a un ritmo irregular en función del calendario electoral y de las presiones de Bruselas. En 2018 este ajuste se redujo significativamente por debajo de los 5.000 millones.

Este aumento del déficit es consecuencia de dos factores. El primero es la escalada del gasto público desde la primavera de 2018, como consecuencia de las políticas de revalorización de las pensiones, del salario de los funcionarios o del aumento de las plantillas públicas. Hasta ese momento, el incremento del gasto público estaba contenido por debajo de los 10.000 millones de euros anuales, desde entonces se disparó hasta el punto de que ese año el gasto aumentó en casi 23.000 millones de euros y en 2019 se incrementó en otros 20.400 millones más. Al inicio del año el Ejecutivo aprobó varias políticas de gasto previas a las elecciones en lo que se llamaron los 'viernes sociales' y que terminaron por dar la puntilla al déficit, como alertó en su momento el Banco de España.

Por el contrario, los ingresos se frenaron significativamente a partir de la primavera de 2019 coincidiendo con el inicio de la desaceleración económica. El resultado es que si en 2018 los ingresos aumentaron en casi 27.500 millones de euros, en 2019 apenas crecieron en 17.700 millones. Una diferencia de 10.000 millones de euros. El crecimiento de los ingresos públicos de 2019, del 3,7%, fue el menor desde 2016.

[Un año perdido para la reducción del déficit]

Este comportamiento opuesto de ingresos y gastos explica la desviación del déficit a lo largo del ejercicio. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió a Bruselas que España reduciría el desfase de sus cuentas públicas hasta el 2% este año, sin embargo, la realidad es que terminó en el 2,7% del PIB. No solo no se redujo el déficit, sino que aumentó por primera vez en siete años.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios