Álvarez reclama los derechos perdidos

UGT avisa al Gobierno: rechaza negociar si no se derogan antes las reformas laborales

El sindicato exige eliminar los cambios introducidos por Rajoy y también los de la última fase de Zapatero antes de empezar a negociar un nuevo Estatuto de los Trabajadores adaptado al siglo XXI

Foto: Manifestación en Madrid contra la reforma laboral. (EFE)
Manifestación en Madrid contra la reforma laboral. (EFE)
Adelantado en

La derogación de la reforma laboral será uno de los principales focos de tensión dentro del Gobierno de coalición durante la próxima legislatura… y también con los sindicatos. UGT lo tiene claro: no entrará a negociar un nuevo Estatuto de los Trabajadores si antes no se derogan las reformas laborales, no solo la de Mariano Rajoy, también la última de José Luis Rodríguez Zapatero, aprobada cuando estalló la crisis económica.

“Nosotros necesitamos, antes de entrar a discutir el nuevo Estatuto de los Trabajadores, un proceso de desmonte de las reformas del PP y de algunas del Gobierno de Zapatero”, señala Pepe Álvarez, secretario general de UGT. En su opinión, el presidente, Pedro Sánchez, debería cumplir la promesa que ha hecho en tantas ocasiones de derogar la reforma laboral sin paliativos. “El presidente del Gobierno habló de derogación en el debate de investidura”, señala Álvarez, y también “lo dijo la ministra de Trabajo [Yolanda Díaz] en su toma de posesión”. De ahí que el líder del sindicato no contemple otra opción que no sea la derogación total.

Para UGT, la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, como proponen algunos miembros del Ejecutivo, “está muy bien”, pero “o nos ponemos de acuerdo en la derogación de las reformas laborales antes del Estatuto de los Trabajadores, o con nosotros que no cuenten, que no vamos a ir a la mesa. Más claro, imposible”, sentencia el secretario general del sindicato.

"O nos ponemos de acuerdo en la derogación de las reformas laborales antes del Estatuto de los Trabajadores, o con nosotros que no cuenten"

El secretario general de UGT considera que el poder de negociación de los sindicatos se vio muy mermado con las últimas reformas laborales, de modo que parten ahora desde una posición de debilidad frente a la patronal. Como consecuencia, cualquier negociación para un futuro Estatuto de los Trabajadores adaptado a la economía digital y a los nuevos modelos de negocio será desigual. Álvarez lamenta que, sin la derogación, “iremos a negociar el nuevo Estatuto en unas condiciones de debilidad que no nos van a permitir mantener una relación de fuerzas laborales equilibrada”.

[La CEOE ofrece "total colaboración" a Sánchez]

Pepe Álvarez lamenta que Unidas Podemos ya no incluya la derogación de la reforma laboral de Zapatero en su discurso. “Ya no hablan de derogación de las reformas laborales, es un matiz importante”, explica el secretario general de UGT. “Nosotros también seguiremos llevándola a la mesa, si Unidas Podemos la ha dejado en el camino, es su problema”.

Pepe Álvarez, durante la entrevista. (Jorge Álvaro Manzano)
Pepe Álvarez, durante la entrevista. (Jorge Álvaro Manzano)

El desgaste de la reforma laboral

Las ‘idas y venidas’ de la reforma laboral en el discurso del PSOE han sido constantes durante los últimos años. De ahí que haya generado tanta incertidumbre sobre su futuro. El acuerdo de gobierno entre los socialistas y Unidas Podemos señalaba claramente que no habrá derogación total de la reforma laboral de Rajoy, sino algunos cambios parciales. Lo que en estos años se ha venido llamando “los aspectos más lesivos de la reforma laboral”.

Sin embargo, los cambios que figuran son muy limitados y se ciñen a recuperar la ultraactividad de los convenios colectivos y a eliminar la prevalencia del convenio de empresa sobre los sectoriales. Nada dice, sin embargo, respecto a la modificación sustancial de las condiciones laborales o los descuelgues de convenio.

"Antes de entrar a discutir el nuevo Estatuto, necesitamos desmontar las reformas del PP y algunas del Gobierno de Zapatero"

UGT considera que los principales damnificados de tantas declaraciones sin cambios efectivos en la regulación laboral son precisamente los sindicatos, ya que estaría evidenciando su incapacidad para conseguir mejoras para los trabajadores. “A mí que no me esperen para esto, porque a quien realmente le desgasta esta negociación es a los sindicatos”, señala Álvarez.

El secretario general de UGT tiene claro que no está dispuesto a entrar en una negociación indefinida sobre el nuevo Estatuto de los Trabajadores y que, mientras tanto, sigan en vigor las últimas reformas laborales. “No vamos a entrar en este mantra y que la gente vaya a sentir una cierta frustración con los sindicatos”, explica, “no vamos a perder ni un ápice del prestigio que hemos ganado en este tiempo”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios