Advierte: España puede acabar en el TJUE

Ribera avisa a PP, Cs y Vox: España se expone a multas europeas si retiran Madrid Central

Transición Ecológica está poniendo el énfasis en los últimos días en la protección de la zona de restricción al tráfico en el centro de la capital instaurado durante el mandato de Carmena

Foto: Muchos han optado por un patinete ante las restricciones de Madrid Central. (C. Castellón)
Muchos han optado por un patinete ante las restricciones de Madrid Central. (C. Castellón)

El Ministerio para la Transición Ecológica está tratando de defender, en la medida de sus posibilidades, el mantenimiento de Madrid Central. Los candidatos del Partido Popular y de Vox a la alcaldía de Madrid abanderaron durante su campaña electoral la retirada del espacio de restricción al tráfico en la zona centro de la capital, que impulsó durante su mandato la alcaldesa Manuela Carmena. La incógnita es Ciudadanos, que aunque sí se ha mostrado partidario de matizar el proyecto, no ha dicho nunca que quiera enmendar completamente Madrid Central. Este será un elemento clave a partir de este viernes, en el que todo apunta a que los tres partidos de derechas pactarán para gobernar en Madrid. De hecho, algunos analistas políticos atribuyen parte de la derrota de la izquierda a la instauración de Madrid Central, pese a que las restricciones al tráfico en la capital ya se iniciaron con el mandato de Ana Botella (PP).

A la vista de los resultados electorales, la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, está lanzando mensajes a favor de mantener este espacio. Además, ha introducido el ángulo europeo. Al margen de considerar que la ministra crea que la medida contribuye a mejorar el aire de la ciudad, también advierte de que su retirada puede implicar multas para España en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La titular del ramo, que todo apunta a que mantendrá sus responsabilidades los próximos cuatro años, ha puesto encima de la mesa que España se enfrenta a procedimientos de infracción por parte de la Comisión Europea si empeora la calidad del aire en Madrid. Hace una semana, calificó de "vergüenza" fruto de la "ignorancia total" plantear la derogación de Madrid Central.

Esta semana, el área que dirige ha elevado el tono. El Ministerio de Transición Ecológica dijo a través de un comunicado que "la Unión Europea ha mostrado una creciente preocupación en los últimos años sobre la consecución de los objetivos de calidad del aire fijados en la legislación europea para todos los Estados miembros, con el objeto de que todos los ciudadanos europeos disfruten de un aire ambiente de calidad".

"En ese sentido, abrió procedimientos de infracción a 11 Estados miembro, entre ellos España, que hasta la fecha se han sustanciado en llevar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) a ocho países por incumplimientos en NO2 y material particulado", prosigue el ministerio que engloba Medio Ambiente y Energía.

"España no ha sido llevada aún al tribunal, al estimar la Comisión que las medidas adoptadas hasta la fecha van en la línea correcta, a la luz de los informes remitidos desde enero de 2017 con carácter casi mensual y en los que se ha informado a las autoridades comunitarias de las medidas adoptadas y las previstas para alcanzar en 2020 los valores exigidos en la legislación europea", añade Transición Ecológica. Pero enseguida advierte: "Sin embargo, la Comisión ha comunicado en repetidas ocasiones que vigilará estrechamente la evolución de los efectos de las medidas adoptadas y, ante cualquier indicio de incumplimiento, no dudará en llevar a España ante el TJUE, con especial vigilancia en lo que se refiere a NO2 en la ciudad de Madrid y el área metropolitana de Barcelona, en donde se han adoptado medidas que, si bien es pronto para asegurar su eficacia, se sitúan en la senda para alcanzar los objetivos exigidos en la legislación europea".

Además de advertir, Transición Ecológica está explorando otras maneras de proteger Madrid Central. En este sentido, el anteproyecto de Ley de Cambio Climático que presentó en febrero, y que se encuentra congelado por el proceso electoral, ya señalaba que las ciudades de más de 50.000 habitantes pueden implementar zonas de bajas emisiones para contribuir a la mejora de la calidad del aire. En la práctica supone, como en Madrid Central, restringir el tráfico rodado, cuya competencia es de ámbito municipal. Sin embargo, con este mecanismo, Ribera ha puesto encima de la mesa que se pueden incentivar medidas para las ciudades que las lleven a cabo.

Ahora está por ver hasta dónde quieren llegar los partidos que se perfilan para formar Gobierno en la capital. Javier Ortega Smith, el candidato de Vox, señaló nada más conocerse los resultados municipales el 26 de mayo que "a partir de mañana, se acabó Madrid Central". Preguntado por esta cuestión tras conocerse los resultados, José Luis Martínez-Almeida, candidato del PP y el que más suena para alcalde, aseguró que la retirada era un compromiso electoral y estaba para cumplirse.

No obstante, tendrán que hacerlo bajo la lupa de un Ministerio de Transición Ecológica que prepara un Plan Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica y que se siente aludido por la cuestión. España se expone a sanciones europeas si Madrid se desvía de la senda de reducción de emisiones que puso en marcha el anterior Ejecutivo local de Ahora Madrid, apoyado por el PSOE. Y como ocurre con todas las cuestiones judiciales europeas, va a tener que ser el Gobierno central el que dé la cara por las decisiones adoptadas por las administraciones locales.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios