comisión de asuntos económicos

Draghi modera expectativas: podría recuperar los estímulos... pero no este año

"Los estímulos siguen siendo esenciales para apoyar un mayor aumento de las presiones de los precios domésticos y la evolución de la inflación general en el medio plazo"

Foto: El presidente del Banco Central Europeo (ECB), Mario Draghi. (Reuters)
El presidente del Banco Central Europeo (ECB), Mario Draghi. (Reuters)

Mario Draghi habla y sube el pan —o, más específicamente, sube el euro—. La divisa europea viró al alza a media tarde, hora a partir de la cual el presidente del Banco Central Europeo (BCE) se sentó por última vez en su mandato ante la comisión de Economía de la Eurocámara. Y es que pese a que el italiano ha admitido que la economía está mostrando señales de ralentización externa y que el banco central estaría preparado para retomar las herramientas monetarias caso hiciese falta, no ve que sea este año cuando la autoridad monetaria recupere los estímulos.

Después de alegar el pasado día 24 que el Consejo de Gobierno del BCE se iba a dar más tiempo para analizar la situación económica hasta marzo y ver si es necesario modificar la orientación sobre los tipos de interés, Draghi ha reiterado el lunes que los estímulos de política monetaria "importantes" siguen siendo "esenciales" para apoyar la inflación a medio plazo en la eurozona y que la institución "está lista" para ajustar todos sus instrumentos como sea apropiado. Sin embargo, al ser preguntado sobre esta utilización de las herramientas macroeconómicas del BCE, el italiano ha matizado que no cree que ocurra este año.

"Importantes estímulos de política monetaria siguen siendo esenciales para apoyar un mayor aumento de las presiones de los precios domésticos y la evolución de la inflación general en el medio plazo", dijo Draghi. Añadió que estos estímulos serán proporcionados por la orientación del BCE sobre sus tipos de interés directores, reforzada también por la reinversión de una cantidad importante de los activos adquiridos en su programa de compra de bonos que terminó al final de diciembre.

"En cualquier caso, el Consejo de Gobierno está listo para ajustar todos sus instrumentos, como sea apropiado, para garantizar que la inflación continúa avanzando hacia el objetivo de inflación del Consejo de Gobierno de manera sostenible", añadió Draghi, en referencia a la meta del BCE de que la inflación se sitúe por debajo del 2%.

[El riesgo de recesión en Alemania cambia el plan del BCE y resucita los estímulos]

Y es respecto a este punto que uno de los asistentes ha querido ahondar. Al ser preguntado sobre si el programa de compra de bonos podría llegar a ser re-activado (el plan se dio por terminado este diciembre), Drahi ha respondido que "si las cosas van muy mal, todavía podríamos retomar los otros instrumentos a nuestra disponibilidad". Sin embargo, también ha añadido que "la clave es bajo que circunstancias haríamos esto", explicando que "en este momento, no vemos que dichas circunstancias se materialicen en, ciertamente, este año". Esta afirmación contrasta con la posibilidad de volver a los estímulos que dejó abierta en su discurso de la semana pasada.

La incertidumbre como desafío

El presidente de la institución recordó que los datos disponibles sobre la economía europea "continúan siendo más débiles de lo esperado", debido a una demanda externa "más suave" y a ciertos factores específicos de algunos países y sectores.

Además, apuntó a la "persistencia de incertidumbres", en particular relativas a factores geopolíticos y la amenaza del proteccionismo que "está pesando sobre el sentimiento económico".

Añadió, no obstante, que las favorables condiciones financieras, las dinámicas también beneficiosas en el mercado de trabajo así como el creciente aumento de los salarios, "continúan apoyando la expansión de la eurozona y aumentando gradualmente las presiones inflacionarias".

"Esto apoya nuestra confianza en la sostenida convergencia de la inflación hacia niveles que están por debajo, pero cerca, del 2 % en el medio término", dijo.

Ese día, el BCE mantuvo los tipos de interés de referencia a los que presta a los bancos semanalmente en el 0% y su orientación respecto al futuro, por lo que prevé que seguirán en el nivel actual hasta, al menos, durante el verano de 2019.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios