¿Y qué hacía Emma Navarro entre ministros?

Las bambalinas del Eurogrupo: ¿por qué ha dejado Irlanda el BCE a Guindos en bandeja?

Una de las muchas normas no escritas del Eurogrupo es la que llevó a Irlanda a retirar a última hora a su candidato a la vicepresidencia del BCE, dejando a Guindos sin rivales

Foto: El irlandes Philip Lane se disputaba con Luis de Guindos la vicepresidencia del BCE. (Reuters)
El irlandes Philip Lane se disputaba con Luis de Guindos la vicepresidencia del BCE. (Reuters)

El Eurogrupo, el foro de ministros que lleva la batuta de la economía de la eurozona, tiene muy pocas normas escritas. Las que tiene, son secretas. Y las que no, se transmiten casi como si fueran antiguas tradiciones, de una generación a otra. Una de ellas, como ha recordado este lunes el comisario Pierre Moscovici a cuenta de un desencuentro entre el griego Euclides Tsakalotos y Mario Draghi, es “no decir lo que pasa dentro”.

Una de ellas es la que llevó a Irlanda a retirar a última hora a su candidato a la vicepresidencia del BCE, dejando a Luis de Guindos sin rivales.

La (pretendida) retirada de Irlanda

En Bruselas, la retirada de Philip Lane no fue ninguna sorpresa: se daba por hecho. Pero ¿por qué evitar dar la batalla, con un candidato tan sólido? El motivo es que hace semanas que está claro que De Guindos contaba con los apoyos necesarios para hacerse con el cargo. Lane no era un un rival serio, aunque sí muy competente. Y, llegada la hora de la verdad, se ha hecho a un lado para evitar que el Eurogrupo tuviera que votar entre dos candidatos.

Ante una decisión tan importante y, además, delicada, se da mucho valor a las apariencias. Se ha querido evitar a toda costa que la eurozona diera la sensación de estar dividida respecto al próximo vicepresidente de su banco central. Es un puesto demasiado delicado como para permitir que ninguna duda empañe el nombramiento. Si Lane hubiera seguido adelante, no se podría haber proclamado a De Guindos candidato por unanimidad, con el respaldo de todos los países del euro.

Una retirada a tiempo es una victoria. Y, en el caso de Lane, la jugada le ha salido redonda. Presentando la candidatura de su banquero central, Irlanda ha forzado su puesta de largo ante la plana mayor de la eurozona. Ahora todos saben quién es Lane, un brillante académico reconvertido en banquero central que, además, tiene aspiraciones a dar el salto al BCE. Y ahora parte de una muy buena posición de cara a las vacantes que saldrán en los próximos años.

¿Por qué le ha sustituido Emma Navarro?

Las normas no escritas son también el motivo por el que De Guindos se ha pasado en el banquillo su último Eurogrupo. Mientras el resto de los ministros del Economía y Finanzas del euro confirmaban su candidatura, De Guindos esperaba en las oficinas que la Representación Permanente de España ante la Unión Europea tiene en el edificio del Consejo. Emma Navarro, su mano derecha y secretaria del Tesoro, le ha representado dentro de la sala.

¿Por qué ha decidido ausentarse el ministro de su último Eurogrupo, un foro que ha frecuentado en los últimos seis años al menos una vez al mes? Lo explica el propio De Guindos: “No he entrado porque había quedado con el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, hace unos días en que yo no iba a estar. Era lo lógico, teniendo en cuenta que había dos candidatos y uno era miembro” pero el otro, Lane, no.

La ambigüedad de Italia

Antes de que comenzara la reunión, la mayoría de los socios europeos han apoyado explícitamente a Luis de Guindos. Holanda, que ha preferido transmitir su voto a sus socios antes que a la prensa, e Italia han sido la excepción. El caso de Roma es particular: a un par de semanas de que se celebren elecciones generales en el país transalpino, hay una fuerte discusión sobre si el actual Gobierno tenía o no legitimidad para posicionarse en una cuestión tan delicada.

El Ejecutivo liderado por Paolo Gentiloni, de corte socialdemócrata, se veía en la tesitura de proclamar su apoyo a uno de los dos candidatos conservadores. Y a sabiendas de las consecuencias que podría tener su elección: si apoyaban, como han hecho, a Luis de Guindos pueden estar abriendo la puerta a que Mario Draghi sea reemplazado por el halcón alemán Jens Weindman en 2019, una perspectiva poco halagüeña para el país. Pero si votaban a Lane, se arriesgaban a quedarse en minoría y fuera del 'pacto de caballeros' entre los grandes del euro.

Y ahora ¿qué?

El próximo paso es este mismo martes, en el Ecofin, donde se volverá a confirmar a De Guindos como candidato. El lunes tendrá que volver al Parlamento Europeo, donde tendrá que hacer frente a las previsibles críticas de los eurodiputados socialistas y de izquierdas, que han mostrado su desacuerdo ante su elección.

La elección de De Guindos plantea varios interrogantes. Después de ser ministro de Finanzas de España desde 2011, su nombramiento podría crear un conflicto de intereses y minar la independencia del Gobierno del BCE”, ha lamentado la socialista francesa Pervenche Berès. “Es el enésimo ejemplo del intercambio de cromos y sillones a puerta cerrada y sin ningún control democrático”, ha dicho el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán.

"El señor de Lehman Brothers, el de las puertas giratorias, el del rescate bancario que no nos iba a costar un euro y el de las autopistas no está capacitado para ocupar un puesto en el BCE por la simple razón de que no va a actuar pensando en la mayoría”, ha dicho su colega de IU Marina Albiol. Ernest Urtasun (ICV) ha anunciado que su grupo, Los Verdes, tratará de convencer al resto de grupos para firmar “un dictamen negativo del candidato”, aunque es difícil que logre movilizar a los liberales e imposible que logre el apoyo del Partido Popular Europeo.

No obstante, el malestar de los eurodiputados no puede impedir que De Guindos recorra el paseo que le queda hasta Fráncfort. Salvo que acontezca una catástrofe, el (aún) ministro español recibirá el último espaldarazo en la cumbre europea del 22 y 23 de marzo. En esa cita, los jefes de Estado y de Gobierno confirmarán el regreso de España al lugar de donde nunca quiso haber salido: el Consejo de Gobierno del BCE. Al menos por un mandato de ocho años, no renovables.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios