Rajoy proclama que España ha entrado en un círculo virtuoso y no hace autocrítica
  1. Economía
a meses de las elecciones

Rajoy proclama que España ha entrado en un círculo virtuoso y no hace autocrítica

El jefe del Ejecutivo ha dicho que las pensiones subirán el próximo año el 0,25 %, la subida mínima de estas prestaciones que garantiza la aplicación del índice de revalorización

placeholder Foto: El presidente del Gobierno Mariano Rajoy hace balance de la legislatura. (EFE)
El presidente del Gobierno Mariano Rajoy hace balance de la legislatura. (EFE)

Balance triunfal del Gobierno a pocos meses de las elecciones generales: el empleo crece (un millón de puestos de trabajo entre 2014 y 2015); la economía avanza a un ritmo trimestral anualizado del 4%; el déficit se reduce hasta sacar a España del Procedimiento de Déficit Excesivo (2,8% en 2016) y el sector exterior vuelve a superávit.

Con estas credenciales macroeconómicas, no es de extrañar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya destinado más del 90% de su balance de legislatura a resaltar los logros económicos. Pero con un mensaje político destinado tanto al PSOE como a los partidos emergentes.

Según Rajoy, la amenaza real viene de la mano de “quienes quieren poner en peligro los pilares de la recuperación”. O lo que es lo mismo, de quienes tienen la intención de derogar buena parte del centenar de leyes aprobadas durante la legislatura, como han sugerido tanto el PSOE como Podemos.

Rajoy, incluso, lanzó de forma sutil un paralelismo de lo que ocurriría en España en caso de que triunfaran las tesis de Syriza en Grecia (o un Gobierno de coalición de izquierdas en el caso español). Grecia iba a crecer y pagar su deuda ya en 2016, pero “políticas equivocadas” le han echado en brazos de un nuevo rescate.

Todo un mensaje a navegantes destinado a dejar bien claro que el Partido Popular (PP) es el único que puede garantizar una política económica “seria” capaz de asegurar la “estabilidad”. Por lo tanto, según el presidente del Gobierno, no hay alternativas. “España está mucho mejor que hace un año y desde luego mucho mejor que en 2011”, proclamó ufano mientras no ocultaba su satisfacción al tiempo que daba paso a los gráficos que mostraban la evolución de la economía española. Algo menos de media hora en tono triunfalista y sin autocrítica alguna.

Era, sin duda, la conferencia de prensa más esperada por el propio Rajoy, que aprovechó la coincidencia de la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos de 2016 -se presentarán el próximo martes en el Congreso- con su habitual comparecencia antes de las vacaciones del verano.

Una oportunidad que no dejó pasar el presidente para anunciar, ya oficialmente, que los empleados públicos tendrán una subida salarial del 1% (algo menos que la inflación prevista); que recuperarán en septiembre el 25% de la paga extra suprimida en diciembre de 2012; que las pensiones subirán un 0,25% (el mínimo que exige la ley) y que las comunidades autónomas tendrán el año próximo 10.200 millones de euros más para gastar. Todo gracias a que España saldrá del procedimiento de déficit excesivo (desequilibrio fiscal inferior al 3%) y logrará por primera vez desde la crisis superávit primario, sin incluir los gastos financieros.

En total, según sus cálculos, el 53% del presupuesto se destinará a gasto social. No en vano, más de 13 millones de españoles viven con alguna prestación de carácter económico por parte del Estado. La conclusión que saca Rajoy es que “España ha entrado en un círculo virtuoso”: más competitividad, más empleo, menos impuestos, más ingresos y más crecimiento.

Pocas menciones a Cataluña. Salvo la idea de rescatar un vieja frase que no se cansa de repetir el presidente del Gobierno: “En ningún país serio se puede violentar la ley”.

Dicho esto, ninguna aproximación para facilitar algún tipo de acuerdo. Los canales de comunicación entre la Generalitat y el Gobierno están cegados. Y no parece que puedan abrirse tras unas elecciones autonómicas que el Ejecutivo catalán quiere convertir en plebiscitarias, pero que tienen una respuesta de Rajoy: “No va a haber elecciones plebiscitarias porque lo prohíbe la ley”. Más claro, agua.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Presupuestos Generales del Estado Mariano Rajoy
El redactor recomienda