GUIÑO A LOS EMPLEADOS PÚBLICOS

Hacienda prepara un gran paquete social para cerrar un acuerdo con los funcionarios

Subida salarial del 1%, devolución de la paga extra, mayor tasa de reposición, medidas sociales... El Gobierno confía en que sirva para que los funcionarios no puedan decir que no a su propuesta

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (EFE)

El Gobierno está dispuesto a poner toda la carne en el asador para sumar a los sindicatos a su causa. Según las centrales, la hoja de ruta ya está sobre la mesa: todo apunta a que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 incluirán una subida salarial del 1% para este colectivo. Eso sin contar con la más que previsible devolución de la paga extra que perdieron en 2012, de la que ya han recuperado un 25% a principios de este año por una sentencia judicial. Un escenario que, en todo caso, no convence a los funcionarios, para los que el Ejecutivo prepara un paquete social añadido.

Precisamente ayer se sucedieron los anuncios, en la previa de la reunión clave prevista para hoy. Sin ir más lejos, el Gobierno se comprometía a elevar un 3,6% el presupuesto de Muface –la mutua que presta atención sanitaria y social a los funcionarios– hasta los 2.672 millones de euros, según adelantaba la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSI-F). Fuentes de este mismo sindicato expresaban a El Confidencial su temor de que el Gobierno les presentara una propuesta cerrada sin posibilidad de réplica.

En el caso de que la propuesta de subida salarial del 1% se haga oficial, los sindicatos consideran que este aumento sería “muy insuficiente” porque “no se corresponde con los esfuerzos de la sociedad española” en los años de crisis. Los funcionarios están especialmente molestos por el deterioro de las condiciones laborales. “Hay que recuperar poder de compra. Si las cosas van bien como el Gobierno dice, parece razonable que los empleados públicos podamos participar de eso”, opina por su parte el secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Juan Antonio Gilabert.

Según CSI-F, los funcionarios han perdido un 30% de poder adquisitivo desde 2010

Por eso el Gobierno intenta aliviar el malestar de los empleados públicos con otras propuestas, como elevar la tasa de reposición del 10% al 50%. Es decir, a partir de 2016 la Administración podrá reponer la mitad de los efectivos que se den de baja. Esa tasa pasaría del 50% al 100% en servicios esenciales como Sanidad, Educación, fuerzas de seguridad o lucha contra el fraude.

Igualdad y conciliación entran en escena

Del mismo modo, fuentes del CSI-F han adelantado a este periódico que el Ejecutivo de Rajoy prepara una importante batería de medidas de carácter social sobre conciliación familiar y laboral, promoción de la igualdad de género, lucha contra la violencia machista y prevención de agresiones. Así lo confirman fuentes de Hacienda según las cuales el Gobierno estaría ultimando también protocolos de acoso, seguridad en el trabajo y medidas para madres con hijos.

Al margen de este paquete social, el sindicato de funcionarios confía en que el Gobierno cumpla con su palabra y devuelva hasta el último céntimo de la paga extra. “De lo contrario sería una tomadura de pelo y una falta de compromiso” por parte del Ejecutivo. Si bien una de sus mayores reivindicaciones es recuperar la estructura salarial previa a la crisis, es decir, antes de que empezasen a sufrir congelaciones del sueldo o retirada de días de libre disposición. “A eso hay que sumar los recortes de los gobiernos autonómicos”, recuerdan.

Otro de los asuntos que preocupa al colectivo de funcionarios es su mala imagen ante la sociedad, fruto de “una brutal campaña de desprestigio social”. Por ello piden “que se dignifique la imagen social del empleado público”. De momento están muy pendientes del feedback del Gobierno justo antes de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado mañana, aunque advierten de que las negociaciones “no van bien”.

Es más, Gilabert critica la actitud “poco respetuosa” del Ejecutivo porque con ellos “no han hablado”. Esta tarde conocerán las líneas maestras de la propuesta en una reunión entre Gobierno y sindicatos. “Es la última oportunidad del Gobierno para reconciliarse con los empleados públicos. Hoy por hoy hay un divorcio absoluto”, zanja un portavoz de CSI-F.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios