Por temor a que ocultara su patrimonio

Un requerimiento notarial de Goirigolzarri para la fianza precipitó la 'operación Rato'

Las prisas de Hacienda para actuar contra Rodrigo Rato se explican por su temor a que ocultase su patrimonio para evadir la parte de la fianza impuesta por el juez Andreu que le reclama Bankia

Foto: El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. (Reuters)
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. (Reuters)

Una de las incógnitas de las actuaciones contra Rodrigo Rato del jueves y el viernes es la precipitación con que ha actuado la Agencia Tributaria, unas prisas que le llevaron incluso a presentar un informe a la Fiscalía Anticorrupción hace dos meses que este ornanismo rechazó por ser demasiado embrionario. La respuesta reside en la reclamación de Bankia para que aportase todo su patrimonio para cubrir una parte de la fianza de 800 millones impuesta por el juez Fernando Andreu, que adelantó El Confidencial.

Según fuentes conocedoras del proceso, Hacienda temía que, ante esta demanda, el exvicepresidente del Gobierno ocultase sus bienes en el entramado societario que había detectado, y eso le obligaba a actuar rápido. Lo cual explica también la acusación de alzamiento de bienes por parte del juzgado número 35 de Madrid. Fuentes tanto de Hacienda como de Bankia declinaron hacer comentarios sobre esta información.

Después de acogerse a la amnistía fiscal, el Sepblac (Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales) incluyó a Rato en la lista de 705 evasores investigados, debido a que estaba imputado por los casos de Bankia y de las tarjetas black. Esta investigación, que duraba más de un año, se aceleró cuando el juez Andreu impuso en febrero la fianza civil de 800 millones a BFA, Bankia, Rato, José Manuel Fernández Norniella, José Luis Olivas y Francisco Verdú para responder de las posibles consecuencias de una condena por la salida a bolsa de la entidad.

Estos requerimientos reclamaban a cada uno una sexta parte de la fianza, es decir, 133 millones

El banco que preside el sucesor de Rato, José Ignacio Goirigolzarri, no consiguió que ninguno de los cuatro exconsejeros aportase ni un solo euro, ni siquiera que reclamaran a las pólizas de seguro que se contrataron con la OPS (oferta pública de suscripción) de 2011 y que sólo podían solicitar ellos como personas físicas, no la entidad. Ante esta situación, Goirigolzarri decidió que BFA y Bankia pagaran íntegramente los 800 millones para evitar un embargo judicial, cosa que hizo el 18 de marzo. Pero, inmediatamente después, envió requerimientos notariales a los cuatro para que aportaran su parte de la fianza. 

Según la fuentes consultadas, estos requerimientos reclamaban a cada uno una sexta parte de la fianza, es decir, 133 millones. "Bankia considera que, si es una fianza para seis partes, lo lógico es que cada una ponga un sexto del total", explican. En realidad, la entidad no tenía esperanzas de llegar a recaudar tanto, puesto que su patrimonio conocido dista mucho de estas cifras. Pero sí pretendía forzarles a aportar todos los bienes de que dispusieran para reducir su propia factura (y, en consecuencia, la de los contribuyentes al tratarse de una entidad nacionalizada) y a reclamar las indemnizaciones máximas a los seguros, tanto los individuales contratados con Mapfre como el seguro de responsabilidad civil suscrito por Bankia a través de Willis para su salida a bolsa.

Rato maniobra para evitar un embargo

A partir de ahí se precipitan los acontecimientos. La Agencia Tributaria detecta movimientos del exdirector gerente del FMI para ocultar una parte de su patrimonio a través del entramado en que tenía escondido el dinero que regularizó en la amnistía fiscal. Ante el temor a que consiga evadir el pago de la fianza de esta forma, y tras la negativa de Anticorrupción, acude a los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid, donde insta la acusación de alzamiento de bienes. Este delito consiste precisamente en cualquier acción de un deudor dirigida a la sustracción u ocultación de todo o parte de su patrimonio, dirigida a que el acreedor encuentre dificultades para hallar elementos patrimoniales con el que poder cubrir su deuda.

Rodrigo Rato sale de su domicilio en el segundo día de registros. (EFE)
Rodrigo Rato sale de su domicilio en el segundo día de registros. (EFE)

La intención de Goirigolzarri era acudir a los tribunales para reclamar a Rato y sus compañeros su parte de la fianza, ante su previsible negativa a responder al requerimiento notarial. "No se trataba de negociar cuánto puedes poner tú, sino de que me des todos tus bienes porque no llega ni con eso. Obviamente, nadie va a entregar todo su patrimonio si no le embarga un juez, de ahí que fuera necesario acudir a los tribunales", explica otra de las fuentes consultadas. De hecho, si las sospechas de Hacienda son correctas, Rato ni siquera pretendía entregarlo aunque se lo ordenara un juez.

De hecho, después de conocerse que el Sepblac estaba investigando a Rato esta semana, fuentes solventes aseguraron que tanto Bankia como UPyD tenían previsto reclamar al juez que tenga en cuenta el patrimonio regularizado por el expresidente de Bankia a la hora de determinar sus responsabilidades en los casos que tiene abiertos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios