Anticorrupción tumbó la investigación a Rato por estar demasiado embrionaria
  1. España
Las acusaciones giran en torno a los delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y alzamiento de bienes

Anticorrupción tumbó la investigación a Rato por estar demasiado embrionaria

Según ha podido saber El Confidencial, la AEAT le entregó hace dos meses su informe sobre el entramado societario del expresidente de Bankia pero fue desechado en ese momento

placeholder Foto: El exvicepresidente económico del gobierno Rodrigo Rato (EFE)
El exvicepresidente económico del gobierno Rodrigo Rato (EFE)

LaAgencia Tributaria quiso actuar rápido en el registro del domicilio y despacho del exministro de Economía, Rodrigo Rato, lo que llevó a su detención durante siete horas. Las prisas del organismo público hizo que se saltara el cauce abierto con la Fiscalía Anticorrupción. Según ha podido saber El Confidencial, la AEAT le entregó hace dos meses su informe sobre el entramado societario del expresidente de Bankia pero fue desechado al estar todavía en estado demasiado embrionario.

Desde Anticorrupción, se reclamó a los inspectores que perfilaran mejor su informe en el que aparecía implicado no solo Rato sino otras personas. Sin embargo, tras conocerse las noticias de que el exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) se había acogido a la amnistía fiscal y que estaba siendo investigado por el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC), optaron por actuar a través de la Fiscalía de Madrid para que solicitara por vía de urgencia en un Juzgado ordinario laentrada y registro tanto de su domicilio como de varios despachos, que en el día de hoy siguen desarrollándose.

Fuentes conocedoras del caso señalan que la actitud de la AEAT, dependiente del Ministerio de Hacienda, es bastante sorprendente después de que los inspectores encargados del asunto hubieran tratado ya el asunto con la Fiscalía Anticorrupción, que les había pedido un informe más detallado y más preciso de sus pesquisas.

Esta investigación estaba siendo llevaba por varios inspectores de la Agencia Tributaria, sin el conocimiento de los agentes de Aduanas, quienes intervinieron ayer en el registro y detención de Rato sin tener conocimiento previo de las actuaciones, según estas mismas fuentes. Otras fuentes conocedoras del caso sospechan que el organismo público evitó a Anticorrupción por si les volvía a tirar para atrás su informe por falta de concreción.

Alzamiento de bienes, competencia de la AN

Las acusaciones de la AEAT, recogidas en la denuncia que la Fiscalía de Madrid presentó estejuevesen el juzgado de guardia de Plaza de Castilla, giran en torno a losdelitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y alzamiento de bienes. Fuentes de la investigación señalan que este último delito se investiga a raiz de la fianza requerida por el juez de la Audiencia NacionalFernando Andreupor el caso Bankia. Se sospecha queocultó sus bienes para no hacer frente al pago de los 800 millones de euros de fianzaimpuesta de manera solidaria tanto al expresidente de la entidad como a la propia entidad, y que pagó ésta.

Pero previamente, ya había pagado unafianza de tres millones de eurosque el mismo juez le había impuesto en octubre del pasado año como fianza por la pieza separada conocida por las 'tarjetas black'. Rato consiguió el dinero gracias a un aval del Banco Sabadell y que podría haber sido aprobado, según ciertas fuentes, tras demostrar a la entidad que tenía capacidad de pagarlo.

Fuentes fiscales señalan que de tratarse de esas sospechas, la Agencia Tributaria tendría que haber solicitado el registro al instructor de la Audiencia Nacional, encargado del caso Bankia, y no en un juzgado de Plaza de Castilla. Aún así, Anticorrupción está esperando el decreto de la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, para poder asumir la investigación oficialmente.

Una vez que el asunto llegue a la Fiscalía que dirige Antonio Salinas habrá que estudiar el informe de la AEAT detenidamente para ver primero, si las pesquisas entregadas están suficientemente formadas por judicializar el caso y, segundo, para ver en qué Juzgado debe remitirse la denuncia. Por ahora, el decanato de Plaza Castilla ha designado el asunto por reparto al Juzgado de Instrucción número 31, cuyo titular es Antonio Serrano.

Rodrigo Rato Hacienda
El redactor recomienda