DURANTE UN TORNEO INTERNACIONAAL DE VETERANOS

La lucha de Nanino, el 'ángel' en un torneo de rugby que salvó la vida a un rival

El veterano de Silverstorm Salvador tuvo que practicar un masaje cardíaco durante casi seis minutos, salvando la vida a un jugador del XV de Hortaleza que sufrió un infarto

Foto: La reanimación de Covo con un final feliz.
La reanimación de Covo con un final feliz.

Esta semana, el chat de veteranos del Chami ha echado humo. Y no precisamente por el buen comienzo liguero de los de Juan Carlos Pérez ni por el fallecimiento del legendario padre Georges Bernés, impulsor del rugby en el colegio de El Salvador. ¿Quién ha sido el gran protagonista? Un jugador anónimo llamado Miguel Cuartas, veterano del club vallisoletano y su apodo, ‘Nanino’.

El pasado fin de semana se disputaba el IV Torneo Internacional Solidario Rugby XV Veteranos de la ciudad de Santander. Un torneo “de 10”, según todos los jugadores con los que El Confidencial ha contactado, y que fueron partícipes de de una jornada que no olvidarán nunca.

El torneo enfilaba sus últimos compases con la celebración de las semifinales entre los madrileños del XV de Hortaleza y del Chami. Durante una jugada del partido, en un lado del campo ajeno al juego, el jugador Marcos Covo de los de Hortaleza se desplomaba sobre el campo (una imagen muy parecida en la que pudimos ver hace años con Antonio Puerta del Sevilla). Rápidamente, en cuanto el público y los compañeros se dieron cuenta se paró el partido para atender al jugador de nacionalidad argentina. Es aquí, donde Miguel Cuartas cambió su polo de veterano del Chami por el traje de ‘Ángel de la Guarda’ de Marcos. El jugador de Valladolid, que lleva trabajando como técnico en transporte sanitario 21 años, se apresuró a la zona del campo donde había caído el rugbier del equipo rival y le practicó un masaje cardíaco durante 5 minutos y 27 segundos eternos, según reconoce el propio Miguel a este periódico: “Fueron eternos. No se me olvidará en la vida aquel momento. Marcos estaba totalmente bloqueado orgánicamente, no le llegaba al cerebro el oxígeno”.

Miguel (derecha) en acción con la camiseta del Chami.
Miguel (derecha) en acción con la camiseta del Chami.

Fue un momento de angustia, de tensión y de preocupación. Gracias al buen hacer de este veterano rugbier, de los servicios médicos que tenía el torneo y a una enfermera y otra médico que había en público, se pudo solventar de manera positiva y salvar la vida de Marcos. Todos empujaron en la misma melé. “En estos casos es muy difícil salvar la vida del jugador, hay que actuar muy rápido y aún así la probabilidad de hacer volver funcionar el corazón es muy baja (una entre un millón)”, explicaba 'Nanino' a otros veteranos del torneo y a este medio.

Vuelta a la vida y ovación

Tras esos casi 6 minutos en los que se produjo este ‘milagro’ -en los que Miguel se dejó el alma para salvar a su compañero rugbier-, el jugador de Hortaleza volvió a ser consciente y se recuperó preguntando a su ‘Ángel de la Guardaqué había pasado. Pronto llegaron los servicios del 061 al césped y Marcos fue trasladado al hospital junto con su mujer y sus hijos, que presenciaron el dramático paro cardíaco de su marido y padre.

Después, la emoción se apoderó de todos los asistentes y participantes a este torneo de veteranos de Santander y hubo una ovación que no olvidará en la vida quien la presenció.

En el Hospital de Valdecilla, el jugador del equipo madrileño fue operado para quitar la obstrucción de varias arterias que provocaron el fallo cardíaco (comunicado de su club). En el campo, el tercer tiempo del torneo fue algo especial: no se hablaba de otra cosa que de la emoción vivida por esta historia trágica con final feliz.

Un regalo para Marcos

La camiseta de Marcos Covo.
La camiseta de Marcos Covo.

Miguel, aunque había practicado más masajes cardíacos durante estos 21 años, nunca había vivido una experiencia igual y así lo cuenta a El Confidencial: “Cuando acabó el torneo me llevé a casa el polo de juego de Marcos. Es el número 70 de los Dragones de Hortaleza y se lo tuve que romper mientras intentaba reanimarle. Está roto por muchos sitios, pero cuando vuelva a verle se lo regalaré para que recuerde el día que volvió a nacer”.

A este veterano del Chami le encantaría que su ejemplo sirviera para concienciar, tanto a instituciones como a deportistas, de la importancia de aprender las maniobras básicas de reanimación para poder emplearla en los campos. Todos -jugadores, entrenadores, padres…- deberían tener conocimiento de estos primeros auxilios, afirma 'Nanino', que se enorgullece de que su club, el Silverstorm Salvador, haya puesto en marcha un curso para enseñar las técnicas necesarias para aplicar en casos como el ocurrido en Santander y el protocolo necesario para conmociones cerebrales y lesiones.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios