GRAN DEBATE EN INGLATERRA

Quieren cambiar las reglas del rugby entre los jóvenes: prohibido el placaje y la melé

La World Rugby ha decidido emitir su opinión sobre la corriente que desde la medicina se ha sugerido: prohibir en los colegios la melé y el placaje para evitar lesiones cerebrales y medulares

Foto: El All Black Codie Taylor realizando un ensayo ante Sudáfrica. (Reuters)
El All Black Codie Taylor realizando un ensayo ante Sudáfrica. (Reuters)

“Lo siguiente que querrán será prohibir que vayan andando al colegio”. El considerado mejor árbitro del mundo, Nigel Owens, ha reaccionado a la petición de prohibir melés y placajes desde un sector de la sanidad inglesa. La World Rugby, el máximo organismo del deporte del oval, también ha criticado esta idea y pone en duda que los estudios en los que se apoya esa idea sean lo suficientemente concluyentes. El objetivo: evitar contusiones en la cabeza y medulares que pongan en peligro el 'cerebro' y sistema nervioso del rugbier en el futuro. ¿Se evitarían imponiendo esta prohibición en el colegio?

“Estas reclamaciones no están basadas en estadísticas de afectados y las conclusiones no están apoyadas en datos válidos. Está bien documentado que, para la mayoría de los deportes, hay un incremento de problemas de salud conforme más edad, pero estos estudios mezclan edades de entre 9 y 12 años con 18 y 20. La World Rugby y sus miembros se toman muy en serio la salud de los jugadores y trabajan en encontrar evidencias que reduzcan el riesgo de lesiones a todos los niveles”, señala un comunicado de la federación en reacción a la sugerencia médica. Además, recalca que los estudios existentes tampoco concluyen si estos supuestos riesgos en el rugby a los que está expuesto un menor son “inaceptables por lo elevados que son en comparación con otros deportes populares”.

Allyson Pollock y Graham Kirkwood, del Instituto de Salud de la Universidad de Newcastle, son autores del escrito en el British Medical Journal que ha generado todo el revuelo en el rugby de los más jóvenes. Han realizado lesiones -y lesiones procedentes del rugby- en los últimos diez años y han apresurado al gobierno de Reino Unido a “proteger los intereses de los niños antes que el del rugby profesional y prohibir el contacto en los partidos del colegio. La mayoría de lesiones de los jóvenes rugbier se han producido por acciones de contacto, principalmente placajes”, explican. En su texto, como señala 'Press Association', recuerdan que las voces médicas ya pidieron en marzo de 2016 que se prohibieran los placajes entre los más jóvenes.

“Prohibir este rugby no es la solución”

“La crisis de salud que sufren los niños no es por las conmociones, sino por la obesidad y la falta de ejercicio”, reflexiona el Doctor Willie Stewart a través de Twitter, tal y como recoge 'The Guardian', periódico que también menciona otro comentario a través de esta red social del padre de Ben Robinson, quien murió a los 14 años por un impacto en rugby: “Prohibir los placajes en el colegio no es la solución. La mala gestión de los golpes es el mayor riesgo del juego”.

El rotativo británico consultó sobre toda esta polémica al profesor Tara Spires-Jones, del instituto de investigación de la demencia del Reino Unido, y la respuesta fue la siguiente: “Hay riesgos evidentes de demencia en personas que han tenido lesiones de cabeza a lo largo de su vida, lo cual llama a la precaución a deportes donde hay importantes riesgos de lesiones de cabeza. Sin embargo, en los datos no se esgrime específicamente si es jugando al rugby o a otros deportes de contacto lo que incrementa el riesgo de demencia. Lo que está claro es que estos riesgos de salud están liderados por un estilo de vida sedentario”.

La discusión está sobre la mesa y la clave parece residir en conocer exactamente qué porcentaje de lesiones corresponden a golpes que un rugbier ha recibido en su época más joven. El día que exista un estudio así, ¿cómo se actuará? En EEUU, actualmente hay un fuerte movimiento para prevenir lesiones similares que se generan en el fútbol americano. Quizás prohibir sea la solución más radical y exista, en caso de que fuera necesario, alguna otra medida para minimizar en todo lo posible los riesgos, sin tener que modificar la base -la salsa y algo casi sagrado- sobre la que se asienta el reglamento de todo un deporte, el rugby. Tal vez sin placajes ya no se jugaría al rugby, sino a otro deporte muy parecido.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios