Mireia, Carolina, Ruth… heroínas que han llevado al deporte femenino a lo más alto
  1. Deportes
  2. Otros deportes
LAS MUJERES NO HAN DEJADO DE COSECHAR ÉXITOS

Mireia, Carolina, Ruth… heroínas que han llevado al deporte femenino a lo más alto

Mujeres y deporte han sido sinónimo de éxito en 2014. Han sido muchas las deportistas que han triunfado en lo que ya es una generación de oro del deporte femenino

Foto: Mireia Belmonte, en el Mundial de Doha (Efe).
Mireia Belmonte, en el Mundial de Doha (Efe).

Mujeres y deporte han sido sinónimo de éxito en 2014. Han sido muchas las deportistas que han cosechado éxitos en lo que ya se ha convertido en una generación de oro para el deporte femenino español. Sin duda, las chicas pasan por una época dorada que arrancó en los Juegos Olímpicos de Londres y que parece no tener fin. Fue en la cita británica donde las mujeres lograron 11 medallas de las 17 que cosechó el deporte español y donde empezaron una andadura que no quieren terminar. “Estoy segura de que esto es sólo el principio”, reconoce Ona Carbonell a El Confidencial. “Esto es la continuidad de lo que empezó en Londres, es el momento de que las mujeres saquemos pecho”, asegura Mireia Belmonte.

Desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) la Directora General de Deportes, Ana Muñoz, ha expresado a este periódico su felicidad tras un 2014 cargado de éxitos: “A nivel personal para mí es un privilegio porque significa que he compartido con ellas sus éxitos. Estos triunfos significan que se abren nuevas posibilidades para la mujer en el ámbito de la alta competición porque los éxitos llaman a los éxitos. Estoy segura de que vamos a conseguir más todavía y creo que esto no puede llevarnos a la complacencia, sino que las mujeres requieren de proyectos renovados que les permitan aumentarlos. El reto para el año 2015 es consolidar ese presupuesto de 1.400.000 euros dedicado exclusivamente a las mujeres y buscar que todas las fuentes de financiación privada se interesen por el deporte femenino porque son una garantía de inversión exitosa”.

Las Guerreras han sido las encargadas de cerrar el año con un nuevo éxito al cosechar una medalla de plata en el Europeo disputado en Hungria y Croacia. El Confidencial recoge los testimonios de algunas de las mujeres que han triunfado en 2014 y repasa los éxitos del deporte femenino español en uno de los mejores años de la historia.

Mireia Belmonte ha copado portadas, minutos de radio, de televisión… su nombre ha sido sinónimo de éxito en 2014. En su palmarés acumula cuarenta medallas internacionales, trece títulos de campeona de España y tres récords del mundo. La mejor nadadora española de todos los tiempos no tiene techo, no se pone límites, quiere más y mira a Río con esperanza. Antes de arrancar un nuevo año analiza cómo ha sido el 2014.

“La presión me la pongo yo. Siempre quieres más y siempre intentas conseguir más cosas. El deporte femenino en este 2014 ha sido espectacular. Creo que, al menos en natación, hemos tenido un papel fundamental y es importante que las mujeres digamos ‘estamos aquí’. Los hombre han tenido mucho protagonismo en los últimos años y ahora toca también que las mujeres saquemos pecho. Creo que es la continuidad de lo que empezamos en Londres”, asegura Mireia.

Ona Carbonell completó un año redondo en Berlín logrando cuatro medallas de cuatro posibles en el Europeo de Berlín, una en individual, otra en dúo y dos por equipos. Con el Mundial de Kazan del próximo verano como uno de sus próximos objetivos, los Juegos Olímpicos de Río serán su meta. La catalana asegura que es “un deporte muy duro” y prefiere pensar “temporada a temporada”.

Después de su gran año personal, Ona analiza también lo que ha sido el deporte femenino español en 2014: “No es algo repentino, las chicas llevamos muchos años trabajando muy duro, cada vez se nos dan más recursos para poder trabajar mejor y eso se nota en cuanto a medallas y en cuanto a rendimiento. Está claro que si tenemos muchas ayudas el deportista puede crecer muchísimo. Esto es lo que ha ido pasando estos últimos años y ahora todo da sus frutos. Esto es como todo, si hay medallas hay repercusión y si no las hay pues no. Ahora es un gran momento para el deporte femenino y estoy segura de que sólo es el principio”, reconoce.

Las chicas de Miki Oca lo volvieron a hacer. Lideradas por Jennifer Pareja, se llevaron por delante a Holanda y se proclamaron campeonas de Europa en Budapest. Después de la plata en los Juegos de Londres y del titulo de campeonas del mundo en el Mundial de Barcelona en 2013, el waterpolo femenino español puede presumir de haber firmado otro gran año: “Campeonas de Europa, otro año perfecto. No podíamos aspirar a más en este 2014. El objetivo final de este grupo son los Juegos, pero el año que viene tenemos un Mundial, que todavía nos hace mucha ilusión, y antes de Río un Europeo así que objetivo a objetivo, nunca hemos querido mirar más allá”.

Más allá del waterpolo y de sus éxitos personales, Jennifer Pareja, también analiza lo sucedido en el deporte femenino español en 2014: “Sigo pensando que cuando al deporte femenino se le han dado las mismas oportunidades que al masculino, al final han llegado los éxitos y las chicas hemos respondido. Hasta hace diez años realmente había una diferencia entre el masculino y el femenino a nivel de instalaciones, de prestaciones y de todo. Y cuando esto se ha igualado el deporte femenino ha resurgido. El deporte son dinámicas, llegará el día en que ellos lo harán también, pero de momento, hay que disfrutar de este momento y trabajar para que no acabe. Que nos quiten lo bailado”.

La veteranía es un grado y eso lo demostró Ruth Beitia. En su madurez deportiva, y tras una prejubilación anticipada, la atleta logró ser campeona de Europa en Zurich en salto de altura. En esta prueba la cántabra defendía el premio logrado en 2012 en Helsinki y no defraudó.

Beitia saltó 2.01 logrando su seguro oro consecutivo y la undécima medalla a su palmarés en la que fue la actuación más destacada para España del Europeo de atletismo.

La principal culpable de que el bádminton se convierta en los próximos años en el deporte de moda en España será Carolina Marín. Ya llevaba tiempo siendo la mejor de Europa en los últimos años, pero 2014 sirvió para verla en lo más alto del podio mundial. Carolina logró ser campeona del Mundo frente a la todopoderosa jugadora china Li, número uno del mundo y campeona olímpica. La heroína ha logrado que España se interese por un deporte totalmente desconocido hasta que llegó ella. Una de las grandes esperanzas de Río 2016 con un futuro repleto de ilusión.

Por primera vez en la historia, la selección de fútbol femenina ha conseguido clasificarse para un Mundial, el que se disputará en Canadá en 2015 y donde la gallega y líder del combinado nacional, Vero Boquete, será la encargada de intentar consagrar en la élite al futbol español.

"A nivel personal ha sido un año buenísimo. Con la selección conseguimos los objetivos que nos marcábamos. A nivel de fútbol femenino creo que hemos dado un paso importante y hemos puesto a nuestro deporte donde se merece que es estar entre los mejores", explica la embajadora del deporte más universal, pero que en España no cuenta con gran repercusión.

Las grandes diferencias con el masculino convierten al fútbol femenino en clandestino, algo que añade mérito a la gesta de Vero: "Es un milagro llamado ilusión porque el fútbol femenino en España no es profesional, las jugadoras trabajan y estudian y lo compaginan con el fútbol de alto nivel. No sé si llegamos a 30.000 licencias y competimos contra países que tienen un millón como Alemania, así que el conseguir estar en el Mundial es un milagro".

Las chicas de la selección de baloncesto femenino lograron que 2014 tenga un buen recuerdo en su deporte tras el fracaso de la selección masculina en el Mundial de España 2014. Torrens y compañía se colgaron una plata con tonalidad dorada ante la todopoderosa selección de Estados Unidos, pese a las adversidades que debe superar este deporte mirotirario.

El Europeo de 2013 no fue una casualidad y lo confirmaron con ese segundo puesto en el torneo disputado en Turquía. Sancho Lyttle fue la máxima anotadora del torneo y destacó junto a Alba Torrens en el quinteto ideal del Mundial. Ambas lideran una generación llamada a seguir peleando por éxitos, con permiso de las extraterrestres americanas.

LAS GUERRERAS PARA CERRAR EL AÑO

En otro deporte de equipo que se juega con un balón y de la mano de las Guerreras, España se volvió a subir al podio. La selección de balonmano logró la medalla de plata en el Europeo y conquistó a todo el país con su capacidad de sacrificio y trabajo. Es la cuarta medalla lograda desde 2008 en un éxito que parece interminable para el balonmano femenino español. Pese a que la mayoría ha tenido que emigrar para lograr poder vivir del balonmano, en las grandes citas logran superar las adversidades para representar a España de la mejor manera posible. Ya lo hicieron anteriormente con el bronce en el Mundial de 2011 y en los Juegos Olímpicos de Londres y con la plata en el Europeo de Macedonia 2008.

Otros éxitos a destacar han sido el Mundial de Gimnasia en la modalidad de mazas por parte del equipo español compuesto por Sandra Aguilar, Elena López, Artemi Gavezou, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda. Las españolas revalidaron la medalla de oro que se habían colgado un año antes en Kiev. En karate, Yaiza Martín logro el bronce en el Campeonato del mundo de Alemania, y Fátima Gálvez se colgó una medalla de plata en la disciplina de foso olímpico de Tiro disputado en Las Gabias (Granada). La regatista Marina Alabau también tuvo premio en la modalidad de RS:X en los mundiales de vela disputados en Santander y fue segunda colgándose la plata. Éxito tras éxito de unas deportistas españolas que valen oro.

Mireia Belmonte Ona Carbonell Ana Muñoz Ruth Beitia Carolina Marín
El redactor recomienda