El fisco reclama al español 40 millones

Los reproches entre Jorge Lorenzo y Zarco o por qué el francés le acusa de pesetero

El piloto del Reale Avintia cree que al balear el dinero "le importa más" y le echa en cara que tribute fuera de su país. Lorenzo se defiende en sus redes sociales. Hacienda persigue al español

Foto: Jorge Lorenzo, con el mono de Yamaha antes de subirse a la M1
Jorge Lorenzo, con el mono de Yamaha antes de subirse a la M1

Jorge Lorenzo y Johann Zarco siguen a la gresca. Antaño compañeros en Yamaha, las relaciones entre ambos se han enfriado considerablemente en los últimos años. El curso pasado ya hubo roces entre ellos. El francés, que se bajó de KTM a mitad de temporada tras no adaptarse a la moto, fue muy crítico con el balear por no haber hecho lo mismo. Posteriormente, Zarco fichó por el satélite de Honda, LCR, para el tramo final del año en sustitución de Nakagami, lesionado, y se especuló sobre la posibilidad de que obtuviera el asiento del campeón del mundo de MotoGP para 2020. Sin embargo, cuando Jorge anunció su retirada en el GP de Valencia, el equipo contrató finalmente a Álex Márquez para suplirle. Tras la vuelta de Nakagami, Zarco tuvo que buscarse la vida y encontró acomodo en las filas del Reale Avintia de Ducati.

Ahora, en una entrevista concedida a 'Marca' tras los primeros test del año, los disputados en Malasia, el francés, en unas declaraciones polémicas, apunta directamente a razones económicas el motivo por el que Lorenzo continuó a disgusto en Honda hasta el final: "Creo que él tenía más miedo por el dinero que yo. Creo que por eso esperó tanto a bajarse de la moto. Pero yo no tengo la misma manera de pensar. El dinero me importa mucho menos que a él. Yo he tenido que pedir un crédito para tener mi casa. Él vive en un país donde no paga impuestos, o paga pocos. Yo vivo en Francia, pago mis impuestos y una hipoteca. Tenía razones para seguir por dinero, pero no lo hice".

La respuesta de Lorenzo

A Jorge, que poco tiempo después reculó y decidio zanjar sus vacaciones para fichar por Yamaha como probador, no le sentaron bien estas palabras. Desde finales de noviembre el balear maneja sus redes sociales, antes pagaba a terceros para que se encargaran, y a través de ellas ha contestado a Zarco. El mallorquín se sometió a varias preguntas de sus seguidores en Instagram y en una de ellas fue cuestionado al respecto. Ni corto ni perezoso, aportó su visión: "No me gusta meterme con la gestión económica de nadie, cada uno hace lo que puede con lo que tiene. Pero ya que, desgraciadamente, se ha metido donde no le llaman creo que debería preguntarse seriamente cómo después de más de 10 años en el mundial, siendo doble campeón del mundo y firmar con KTM aún sigue pagando la hipoteca de su casa".

La contestación que Lorenzo dio por sus redes sociales a Zarco
La contestación que Lorenzo dio por sus redes sociales a Zarco

La realidad es que Zarco, con su acusación directa, volvió a sacar a la luz un tema siempre espinoso para los pilotos del mundial de motociclismo. Son muchos los que, en aras de salvaguardar sus ingresos, han trasladado sus residencias fuera de sus lugares de origen. Los hermanos Márquez, Tito Rabat e Iker Lecuona son los únicos pilotos nacionales de MotoGP que todavía rinden cuentas a las arcas públicas españolas (más del 50% de sus ganancias), mientras que los Espargaró, Viñales, Rins, Mir, Lorenzo y Dani Pedrosa, probador de KTM, se ahorran importantes sumas al hacerlo fuera de nuestras fronteras, en Andorra y Suiza.

El pasado 2019 Hacienda, cansada de estas artimañas (legítimas, por otra parte), se empezó a poner seria y, tal y como contó El Confidencial, trasladó una serie de directrices a los asesores de los pilotos instándoles a tributar en España por las carreras que se corriesen en nuestro suelo. Esto es: Jerez, Catalunya, Aragón y Valencia. En 2014, superado por las críticas tras conocerse su intención de mudarse a Andorra, Marc Márquez dio marcha atrás y aseguró, entre lágrimas en una nutrida rueda de prensa, que seguiría pagando sus impuestos en España.

Actualmente, sobre Jorge Lorenzo pesa una grave denuncia de la Agencia Tributaria. El fisco le reclama 40 millones de euros por no tributar en España entre 2013 y 2016. Hacienda considera que, en ese momento, era residente español aunque viviera en Lugano (Suiza). El organismo usó como prueba la mansión en Barcelona que el piloto promocionó en 2013 en un polémico vídeo con uno de sus patrocinadores, la firma Monster. Se trata de un caso sin precedentes para un deportista español por el nivel de las cuantías reclamadas. El proceso va para largo y Lorenzo deberá defenderse. Ahora que había iniciado una nueva etapa ajena a la competición, que Zarco le recuerde, a su manera, lo que todavía hace o deja de hacer con su dinero, le molesta.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios