¿Se abre el debate sobre su continuidad?

El nuevo rival de Jorge Lorenzo o por qué un recién llegado puede ponerle en apuros

Johann Zarco, nuevo fichaje de Honda para su equipo satélite, puede ponerle las cosas muy difíciles al español. El francés ya fue la primera opción de la fábrica cuando se fue Pedrosa

Foto: Jorge Lorenzo, con la RC213V de Honda esta temporada en el GP de Gran Bretaña. (EFE)
Jorge Lorenzo, con la RC213V de Honda esta temporada en el GP de Gran Bretaña. (EFE)

La presión sube por momentos para Jorge Lorenzo. El balear, condenado a una temporada en el ostracismo por su falta de adaptación a la Honda, no puede despistarse. Johann Zarco, hasta hace unas pocas carreras piloto oficial de KTM, será el sustituto de Nakagami, convaleciente del hombro, con la RC213V en el equipo satélite de la marca nipona, el LCR. El francés -uno de los pilotos con más talento de la parrilla- fue doble campeón del mundo en Moto2 y durante su periplo de dos años en la Yamaha de MotoGP (2017 y 2018) dejó muy buenas sensaciones, siendo el mejor de los 'independientes' y quedando por delante de otros compañeros de peso como Dani Pedrosa. De hecho, Zarco fue la primera opción de Alberto Puig para sustituir al catalán en el Repsol-Honda antes de que el '99' suplicara ese asiento tras salir de Ducati.

Honda ha dicho por activa y por pasiva que no va a bajar a Lorenzo de su moto de cara al año que viene pese a su desastroso curso, que respeta los contratos, que confía en que el balear recupere su nivel y vuelva a competir en condiciones, pero por el 'paddock' corren rumores de que Lorenzo se juega su futuro en las cuatro carreras que le restan al Mundial, empezando por este fin de semana en Japón. No es Zarco un piloto de poner precisamente las cosas fáciles. A buen seguro que el galo, con su nueva LCR, intentará demostrarle a la fábrica del ala dorada que es merecedor de un asiento en el equipo oficial junto a Marc Márquez y que se equivocaron al no escogerle en detrimento del mallorquín. En este momento, la opción de que se acabe quedando corre como la pólvora en el campeonato, resuena con fuerza.

Zarco, con la KTM en San Marino. Al fondo, Jorge Lorenzo. (EFE)
Zarco, con la KTM en San Marino. Al fondo, Jorge Lorenzo. (EFE)

Bradl ya le presionó

Zarco dispondrá de una moto compleja a partir de Australia, pero extremadamente competitiva si consigue hacerse a ella (es la versión de 2018, más amable). No lo ha conseguido con la RC16 de KTM, que prescindió de sus servicos de mutuo acuerdo tras el GP de San Marino, pero en esta segunda oportunidad que se le presenta espera poder hacerlo. Es curioso, pero Zarco, con una moto inferior a la de Jorge sí que consiguió meterse en el top 10 este curso. Fue en la carrera de Catalunya, donde el español cometió el famoso 'strike' que descabalgó de la lucha por el podio a Rossi, Dovizioso y Maverick Viñales. Lorenzo sabe que se va a encontrar a un rival de entidad que le puede meter en serios apuros. "Si se encuentra bien con la Honda, Zarco puede ir muy rápido”, comentó.

Es una realidad que la sombra del francés se cierne sobre el tres veces campeón del mundo de la máxima categoría del motociclismo. Zarco desea impresionar, tiene pundonor y ganas de plantar batalla. No conoce su montura, pero tanto le da porque peor que con KTM es difícil hacerlo. Necesita reivindicarse como piloto rápido y el escenario es más que perfecto. Eso es lo malo para Lorenzo, que transita por el camino de la penitencia y no parece que vaya a salir de él en lo que queda de curso pese a que mentalmente es uno de los hombres más sólidos de la categoría.

Marc arrasa con la Honda, mientras que a él le saca de quicio. Bradl, el probador que le sustituyó en el campeonato durante su ausencia tras la caída de Assen, ya le dejó en cierta evidencia cuando en apenas tres carreras sumó casi los mismos puntos (16) que él en siete (19). Tras su vuelta Lorenzo tan solo ha podido sumar cuatro puntos más en la general, sigue renqueante y ahora ya ve a Zarco, un oponente de verdadero peso, por el retrovisor.

"Puede hacerlo mejor que Lorenzo"

“La moto 2018 es muy diferente, es mucho más fácil de manejar, se para y gira bien y creo que puedes manejar la situación con esa moto mucho más fácilmente que con la de este año", explicó Crutchlow al ser preguntado por las opciones en la fábrica de su nuevo compañero, que partirá con una montura a priori más dócil. "Ceo que él (Zarco) hará un buen trabajo. Claro que tiene un estilo muy fino pilotando, pero Pedrosa también lo tenía. Creo que lo hará mejor de lo que la gente espera”, advirtió. No es el único, Lucio Cecchinello, su nuevo jefe de filas en el equipo, también tiene mucha fe depositada en el francés: "Con la motivación que va a tener Zarco y por las ganas que tiene de revancha debido a sus problemas con la KTM creo que puede hacerlo mejor que Lorenzo". No obstante, el italiano también quiso matizar su afirmación: "La moto que va a llevar es la del año pasado, no es la misma que la de Marc y esto es algo que sabe Zarco. El motor de la 2019 tiene más potencia".

Sea como fuere, Lorenzo no está cómodo con la llegada de un piloto como el francés a Honda. Él mismo reconoce que, pese a que físicamente se encuentra mejor que semanas atrás, no ve progresión. "Ahora mismo no sé si estoy o no perdido, pero los resultados no son buenos", detalló. ¿Ha fichado Honda a Zarco para, en parte, hacerle reaccionar? "La entrada de Zarco es un asunto de LCR y Honda. LCR necesitaba un piloto y él estaba libre y era una buena opción. No puedo decir mucho más. Ha sido un buen movimiento por ambas partes. Imagino que Johann estará ilusionado por hacerlo bien”, zanjó el balear, que no espera mejorar demasiado sus prestaciones durante las siguientes citas. Está por ver si Zarco conseguirá sembrar la duda a los nipones sobre la continuidad de Lorenzo el año que viene. En su mano está.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios