marc márquez gana el gp de catalunya

El error de Jorge Lorenzo que ha devuelto MotoGP a su realidad

Era un espejismo lo ajustado de la clasificación de MotoGP. Ahora Marc Márquez disfruta de una ventaja que refleja la verdadera realidad del campeonato

Foto: Jorge Lorenzo y Dovizioso en el suelo de Montmeló. (EFE)
Jorge Lorenzo y Dovizioso en el suelo de Montmeló. (EFE)

Así es la realidad de MotoGP: Marc Márquez gana cuando puede y hace segundo cuando le conviene. De no ser por el cero registrado en Estados Unidos, donde se fue al suelo por un error sobrevenido por problemas técnicos, el campeonato estaría más que encarrilado. Desde aquel error de Márquez en COTA, el campeonato se había vuelto emocionante y disputado, con alternativas fugaces a la indudable superioridad del piloto de Honda, como las victorias de las Ducati o el triunfo de Alex Rins y la Suzuki, que ofrecían una aparente sensación de igualdad en la cabeza de MotoGP que, a mi juicio, no existe.

Hoy, más que hablar de la contundente victoria de Márquez, que le dispara al frente de la clasificación del campeonato, se habla del error tremendo de Jorge Lorenzo que ha provocado semejante beneficio a su compañero, porque de un plumazo ha visto fuera de carrera a tres peligrosos contendientes: Andrea Dovizioso, Maverick Viñales y Valentino Rossi. Y esto ha propiciado que en un solo Gran Premio Márquez pase de los 12 puntos de renta que disfrutaba al llegar a Montmeló, a los 37 con los que se va a presentar en Assen, dentro de dos semanas.

No hay mucho que decir sobre la fallida maniobra de Lorenzo, y él ha sido el primero que, desolado, ha pedido públicamente perdón por arruinar el fin de semana a sus compañeros. No ha sido el primero ni será el último que se vea en una situación así, y aunque hay voces en el paddock de MotoGP que exigen una severa penalización contra Lorenzo, creo que es evidente que su maniobra no se puede englobar en lo que el reglamento denomina “pilotaje irresponsable”, que sí es merecedor de sanción.

Márquez protege a Lorenzo

Así lo han reconocido sus compañeros de pista. “Lorenzo no está fuera de control en esa curva. Él va por la línea pero desgraciadamente pierde la rueda delantera. Son Dovizioso y Viñales los que están fuera de la trazada”, ha dicho Márquez en la rueda de prensa. Simplemente, Lorenzo replicaba la misma maniobra que en esos momentos hacía Márquez, que acababa de superar a Dovizioso en ese punto para pasar a liderar la carrera.

Con el italiano fuera de línea y Viñales también buscando el hueco, el error de Lorenzo, en un asfalto sorprendentemente traicionero por la falta de agarre teniendo en cuenta que fue reasfaltado el año pasado, perdió el apoyo delantero y se vio fuera, arrastrando a los anteriores. Rossi llegaba muy por detrás pero se vio atrapado por la moto de Lorenzo cuando se abrió evitando a los caídos, y también acabó en el suelo. El propio Rossi se mostró muy comprensivo: “Son cosas que pasan en carrera, han ocurrido y ocurrirán siempre”, dijo.

Presión y curva

Indudablemente, la presión a la que se ha visto sometido Jorge Lorenzo en las últimas carreras es una pesada carga que arrastra. Esta temporada se ha caído dos veces y no ha completado ninguna carrera entre los diez primeros. Necesitaba –sigue necesitando- un gran resultado, y después de una brillante salida se ha visto con capacidad y ganas para pelear por la cabeza de carrera. Pero la pista estaba muy delicada, con una preocupante falta de agarre, como lo demuestra la elevada siniestralidad de este Gran Premio, en el que se han producido nada menos que 73 caídas, un número de accidentes muy grande para tratarse de carreras en seco.

Las caídas por perder el tren delantero en las dos curvas más lentas del trazado, la 5 y la 10 -donde se produjo el accidente masivo de MotoGP- representaron prácticamente la mitad de los incidentes del Gran Premio, con nada menos que veinte caídas en la curva 10.

No es por disculpar a Lorenzo, que evidentemente es responsable absoluto de todo lo sucedido, pero tiene razón en su queja sobre el trazado de la curva. Ese punto del circuito siempre ha sido motivo de queja. El viejo trazado, con una curva también lenta pero más abierta, fue igualmente conflictivo en el pasado, y su modificación tiene que ver con la reducida escapatoria y la cercanía del muro, motivo por el cual se adaptó a MotoGP la reforma realizada por la Fórmula 1, que anticipa la curva unos cuantos metros con un radio y una velocidad menores. Indudablemente se trata de una trazada antinatural para una moto, pero es lo que hay.

Los pilotos se quejaron de ese trazado, y hoy incluso Rossi ha sugerido que no sería mala cosa regresar al viejo tramo, pero también Márquez ha recordado que es inviable por la cercanía del muro.

Sea como fuere, el error de Lorenzo y la victoria de Márquez han disparado la ventaja del campeón, que lidera con un amplio margen de 37 puntos. A pesar de que no las tiene todas consigo, Márquez ha superado con nota los duros trances de Mugello y Catalunya, y contempla las próximas carreras con optimismo. Lorenzo, por el contrario, no ve luz al final del túnel. La situación parece cada vez más complicada para él, y aunque siempre ha hecho gala de una inquebrantable fe en sí mismo, no cabe duda que la carrera de hoy es un serio mazazo a su moral.

opta

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios