el mallorquín ganó el gp de italia de motogp

Jorge Lorenzo rompe los pronósticos: Ducati se cansa del español demasiado pronto

En Italia, este fin de semana, ha llegado la primera victoria de Jorge Lorenzo con Ducati, pero ha sido demasiado tarde. Con su futuro resuelto hacia Yamaha, Lorenzo se ha liberado

Foto: Jorge Lorenzo, en lo más alto del podio italiano, aplaudido por Rossi. (EFE)
Jorge Lorenzo, en lo más alto del podio italiano, aplaudido por Rossi. (EFE)

Durante los compases finales de la carrera de MotoGP, cuando la victoria de Jorge Lorenzo era clara, la cúpula directiva de Ducati contemplaba ese momento con cara de circunstancias. Menuda papeleta. El sábado por la noche firmaban con Danilo Petrucci como sustituto de Lorenzo, y al día siguiente el mallorquín les regalaba una victoria indiscutible en el Gran Premio de Italia. Aunque hace ya algunas carreras se dijo que las citas de Mugello y Montmeló iban a ser fundamentales para el futuro de Lorenzo en Ducati, después de Le Mans la marca de Bolonia ya había decidido no contar con él.

Claudio Domenicali, consejero delegado de Ducati, histriónico hasta la exageración con la victoria de Andrea Dovizioso en Qatar, ejerciendo incluso un protagonismo inapropiado en las celebraciones, en esta ocasión tuvo un comportamiento más discreto: se limitó a ser uno más en el grupo que jaleó la llegada de Lorenzo al 'pit lane', y no subió al podio a recoger el trofeo de la escudería ganadora. Significarse en estos momentos habría estado fuera de lugar, porque suya ha sido la responsabilidad de que Lorenzo no siga en Ducati. Y parece que ya se están arrepintiendo.

Sin embargo, no hay nada que hacer. Lorenzo ha sido comedido en sus declaraciones, hasta que tuvo oportunidad de pararse a hablar con los medios españoles tras la rueda de prensa: “Gigi (Dall’Igna, director de Ducati Corse), Paolo (Ciabatti, director deportivo de Ducati), y Davide (Tardozzi, coordinador del equipo de MotoGP) sí querían que me quedara. No hay que decir mucho más, no guardo rencor… Es una cuestión de amor propio”, dijo Lorenzo. Y no necesitaba decir más, porque la respuesta que tenía que recibir Domenicali se la había dado una hora antes sobre el asfalto de Mugello.

El día más feliz" en la vida de Jorge Lorenzo

Lorenzo ha terminado felicísimo en Mugello. “Es el día más feliz de mi vida”, llegó a decir. Puede parecer exagerado, pero después de 23 carreras sin ganar -el periodo más largo sin éxitos desde que debutó en el Mundial- lo normal es que te asalten las dudas, aunque él nunca perdió la fe. “Por un lado estoy triste –dijo Lorenzo tras ganar– porque creo que si estas piezas que tengo ahora hubieran llegado hace cuatro meses me habría quedado en Ducati, pero ahora es tarde, por desgracia”.

La Ducati es una moto extraña y difícil de pilotar, y Lorenzo ha necesitado 24 carreras para ganar por primera vez. Andrea Dovizioso tardó 70; Troy Bayliss, 33; Andrea Iannone, 28; Loris Capirossi 6. Checa, Gibernau, Hayden, Melandri, Rossi y Crutchlow, los otros pilotos oficiales que ha tenido Ducati, nunca ganaron con la Desmosedici. Casey Stoner fue el único que ganó a la primera y el único campeón con la marca italiana.

Lorenzo se ha lamentado de la poca confianza que han tenido en él: “Mucha gente ha dicho que mi método no era adecuado, pero cuando mi equipo me ha dado una novedad he podido ahorrar energías, mantener un ritmo constante y ganar”. Parecerá una tontería que una modificación aparentemente menor, un suplemento colocado en el depósito que evita cargar demasiado peso sobre el tren delantero, descargando además los antebrazos del piloto, haya sido la clave en este resultado, pero así es.

A veces no es tan importante el motor, o el bastidor, y son los pequeños detalles los que marcan la diferencia, y cuando se trata de un piloto meticuloso y preciso como Lorenzo, esto resulta de vital importancia. “Si hubiera tenido antes esas piezas que necesitaba, podría haber hecho podios antes, podría haber ganado antes”, indicó Lorenzo.

Esta victoria tendrá un efecto liberalizador en Lorenzo, como en su día lo tuvo el primer título de 250. Hasta ese momento, Jorge era un muchacho bajo tensión, excesivamente rígido. Fue ganar su primer título y quitarse un peso de encima. Creo que ahora sucederá lo mismo con la Ducati.

Ducati: la urgencia se impone a la mesura

El pasado jueves, poniendo fin a muchas especulaciones que llegaron a decir incluso que Lorenzo podría retirarse a final de temporada, Lorenzo aclaró que seguiría dos años más en MotoGP y que tendría una moto competitiva. Si no hay sorpresas, dentro de dos semanas, en el GP de Cataluña, podremos conocer los planes del mallorquín. Todo indica que acabará corriendo de nuevo con Yamaha dentro de una escuadra satélite pero con material oficial, con el patrocinio de Petronas y, si las negociaciones llegan a buen puerto, con la estructura del Ángel Nieto Team.

Su victoria y su futuro acomodo dejan a dos equipos, Ducati y Yamaha, en una situación perpleja. Ducati seguirá con Andrea Dovizioso y tendrá como segundo de a bordo a Danilo Petrucci. Respeto mucho a Dovizioso, un gran piloto, un hombre de equipo, que ha aprovechado sus oportunidades, pero no creo que sea el superserie que necesita una marca como Ducati para luchar por un título. El año pasado estuvo relativamente cerca, pero hasta la temporada pasada se le consideraba uno más. Y Petrucci tampoco será un ganador. Sorprende cómo se puede poner al mismo nivel a Lorenzo y Petrucci, incomparables como son; cómo la urgencia por cerrar el futuro inmediato se impone a la mesura, cuando hay tanto en juego.

Yamaha no sale de su atolladero, y si el acuerdo con Lorenzo se alcanza en buenas condiciones, quien sabe si no será su antiguo campeón el que termine sacando las castañas del fuego, porque hoy, a pesar del impresionante podio conseguido por Valentino Rossi, que ha estado ejemplar en su comportamiento con Lorenzo, felicitándolo de un modo sincero y repetido, Yamaha sigue atrancada. Rossi no pudo con las Ducati, y Viñales no sabe qué sucede. Y mientras tanto, el hombre al que dejaron escapar ha vuelto a la victoria. En Yamaha tienen claro quien fue el motor de sus éxitos; por eso lo reclaman de nuevo.

opta

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios