MotoGP: El futuro en el aire de Pedrosa y Lorenzo en MotoGP. Noticias de Motociclismo
LA CONTINUIDAD DE VARIAS FIGURAS, EN EL ALERO

El futuro en el aire de Pedrosa y Lorenzo en MotoGP

Durante el 2018 se hablará mucho de la continuidad de Valentino Rossi, pero también del futuro de Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y otras estrellas de MotoGP

Foto: Jorge Lorenzo en la presentación de Ducati para este 2018. (EFE)
Jorge Lorenzo en la presentación de Ducati para este 2018. (EFE)

Cumpliendo con su habitual ciclo bienal, en 2018 vence la mayoría de los contratos de los pilotos de MotoGP. De esta forma, el próximo campeonato tendrá un doble foco de interés: la competición en sí misma y el futuro de la parrilla de la máxima categoría, sobre la que se ciernen multitud de especulaciones. Dando por hecha la continuidad de Marc Márquez en el equipo Repsol Honda, el foco de atención se centra sobre Valentino Rossi y su futuro. ¿Seguirá el piloto italiano, que el próximo 16 de febrero cumplirá 39 años, con las suficientes ganas y motivación para mantenerse en el exigente Mundial de MotoGP?

Pero la continuidad de Rossi no es la única incógnita del campeonato. ¿Qué le depara el futuro a Dani Pedrosa? ¿Continuará en Honda? Y todavía hay más: ¿Y Jorge Lorenzo? ¿Y Andrea Dovizioso? Hay tantas variables sobre la mesa que los rumores de 'paddock' van a estar a la orden del día en los próximos meses. Eso sí, Maverick Viñales ha anunciado este miércoles que continuará dos años más ligado con Yamaha, único de los top en tener el futuro claro junto con Marc Márquez.

No cabe duda que del futuro del piloto más veterano del Mundial de MotoGP dependerá un nuevo movimiento en la parrilla del campeonato. En 2016 la temprana renovación de Rossi agitó el tablero de MotoGP, y la toma de posición de Yamaha, que forzó una rápida respuesta de Lorenzo poniéndole sobre la mesa un plazo para aceptar o no su propuesta, fue el empujón necesario para desplazar todas las fichas del dominó de las carreras, asistiendo al más multitudinario cambio en las formaciones de la máxima categoría desde los tiempos de Eddie Lawson, cuando el norteamericano dejó Yamaha con el título en el bolsillo para fichar por Honda, que ya tenía dos pilotos oficiales en su equipo…

La respuesta en Mugello

Pero que nadie se piense que esto va a ser como en 2016, cuando el futuro de los pilotos quedó definido ya en la primera carrera, cuando Yamaha anunció la renovación del contrato con Valentino Rossi hasta el final de 2018. Se supone que ahora no habrá tanta anticipación, y cualquier movimiento será milimétricamente calculado. Al igual que la salida de Lorenzo de Yamaha dejó un precioso hueco que había que llenar, la posible retirada de Rossi volvería a convertir a Yamaha en el objeto del deseo de todos los pilotos de MotoGP. A pesar de pasar por su situación más crítica desde 2007, el garaje de la marca de los diapasones posee un atractivo irresistible.

Precisamente desde Yamaha se ha hecho una llamada a la calma, a no embarcarse en una lucha sin cuartel a la caza de un piloto o una plaza. Lin Jarvis, el máximo representante de la marca en MotoGP, ha avisado sobre el peligro de entrar en pujas sin sentido para conseguir los servicios de un piloto, que no llevarían a otra cosa que una escala de costes que ninguno de los fabricantes quiere permitirse. Con el gasto del desarrollo técnico bastante controlado gracias a la reglamentación, la otra partida que incrementa el presupuesto de un equipo es el salario de los pilotos, y Jarvis no quiere que este se infle innecesariamente. Aunque Yamaha posee un potente patrocinador, los tiempos de las vacas gordas quedaron atrás.

La motivación de Rossi, clave en su futuro

Volviendo a Rossi, el año pasado se dio hasta mitad de temporada 2018 para decidir su futuro, pero probablemente será mucho antes cuando decida su futuro. Si sigue o no en activo dependerá de las primeras carreras del Mundial, el primer tercio de campeonato, con lo que es probable que antes del Gran Premio de Italia (3 de junio) Rossi haya tomado una decisión. ¿De qué depende su futuro? De su motivación. Con su regreso a Yamaha en 2013 tras el fiasco de su aventura en Ducati, hemos visto a un renacido y renovado Rossi que ha ido a más temporada tras temporada. Subcampeón en 2014, 2015 y 2016, Valentino sigue siendo un valor que cotiza alto en el mercado de MotoGP, pero nadie es eterno, por más que lo desee, y ya a punto de cumplir los 39 años, la altísima exigencia del actual Mundial de MotoGP es un reto extraordinario.

Ya no queda en pista nadie de su generación, y apenas cuatro o cinco pilotos de la siguiente hornada. El resto ha nacido en los noventa. Hay una barrera generacional que pocos consiguen superar. De momento, Rossi lo está logrando, pero 2017 seguramente ha marcado un punto de inflexión.

El lío de Tech 3... y más

Luego está el tema de Tech 3, que con la enfermedad de Jonas Folger y su renuncia a competir esta temporada se ha encontrado con una 'patata caliente' que no hay por donde coger. La escudería francesa es el equipo más atractivo fuera de las escuderías de fábrica, como lo demuestra el buen papel realizado por todos los que han pasado por el equipo de Herve Poncharal: Dovizioso, Crutchlow, Espargaró y ahora Johann Zarco. Incluso el propio Folger hizo un podio y cuajó buenas carreras en 2017. Pero su renuncia a menos de dos meses del inicio del Mundial deja a Tech 3 con un reducido margen de maniobra.

Aunque el año pasado se comentó que Michael Van der Mark, uno de sus pilotos en el Mundial de Superbike, se iba a involucrar en el trabajo de desarrollo de las Yamaha YZR M1 de MotoGP, en Yamaha no van a desvestir un santo para vestir otro, con lo que, salvo sorpresa, Van der Mark seguirá en SBK. La baja de Folger se suple provisionalmente en las pruebas de Sepang con el colombiano Yonny Hernández, que corre con Honda Endurance Racing en el Mundial de Resistencia (tercero en el Bol d’Or el pasado mes de septiembre), y esta misma semana está entrenando con el equipo Pedercini de SBK. Pero no está confirmado que Hernández haga el resto de la pretemporada ni que vaya a ser el sustituto de Folger en el campeonato.

Movistar y Yamaha

Tampoco habrá que perder de vista a los patrocinadores. El contrato de patrocinio entre Repsol y Honda finaliza esta temporada, y aunque el vínculo entre ambas empresas es muy estrecho, desde el año 1994, constituyendo la relación patrocinador/equipo más longeva de la historia del campeonato, todavía no se ha hablado sobre una posible renovación del acuerdo. La lógica lleva a pensar que la relación proseguirá, porque resulta satisfactoria a ambas partes, pero nunca se sabe.

Otro tanto sucede con Movistar y Yamaha, cuyo acuerdo por cinco temporadas vence a final de año, aunque este lunes han anunciado desde la compañía española que quieren seguir "muchos años más". Haciendo balance, el resultado es positivo, sin duda, con sus luces y sus sombras, y sería una auténtica sorpresa un cambio en la política de patrocinios de Telefónica, sobre todo tras su fuerte apuesta por los contenidos deportivos de su plataforma televisiva. Pero, lo dicho, nunca se sabe… Habrá que tener los oídos muy abiertos.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios