Adiós a Tokio, pero habrá revancha en París 2024: "Queda Lydia Valentín para rato"
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
Enfadada con la Federación Internacional

Adiós a Tokio, pero habrá revancha en París 2024: "Queda Lydia Valentín para rato"

La halterófila logró levantar 103 kg en arrancada y 122 kg en cargada, pero decidió retirarse de estos Juegos Olímpicos y no realizar ni el segundo ni el tercer intento por molestias

placeholder Foto: Lydia Valentín, durante su prueba. (Reuters)
Lydia Valentín, durante su prueba. (Reuters)

Lydia Valentín llegaba a Tokio como una de las grandes deportistas olímpicas de la historia de España. Pese a competir en una categoría no habitual para ella, y no haber completado una temporada a su mejor nivel, existía esperanza en una nueva machada de la ponferradina. Pero todo se torció en el inicio de la competición, cuando la española volvió a sufrir molestias en la fase preliminar del grupo en la categoría de +87 kilos. La halterófila logró levantar 103 kg en arrancada y 122 kg en cargada. Los problemas físicos que Valentín arrastraba se acentuaron, por lo que decidió retirarse y no realizar ni el segundo ni el tercer intento. Lydia terminó con 225 kg en total, segunda del grupo. “Una vez hice el primer intento vi que se podía complicar. Intenté calentar dentro antes de salir, pero comprobé que tenía dolor y que no iba a ir a mejor”, explicó ante los medios en zona mixta.

placeholder Lydia Valentín, antes de intentar una de las series. (Reuters)
Lydia Valentín, antes de intentar una de las series. (Reuters)

La atleta española, que suma tres medallas olímpicas en su trayectoria, no va a dejar que esta sea su última experiencia deportiva. A sus 36 años, Lydia está dispuesta a acudir a París 2024 para poner un broche de metal en su carrera: “Se lo dije a Alejandro Blanco cuando me vino a visitar y ahora lo tengo más claro que nunca. Me hubiese gustado terminar mi carrera deportiva en unos Juegos Olímpicos, en mi categoría de peso y sin todo este lío que ha ocurrido este año. Desde 2017 había hecho buen ciclo, pero por eso ahora quiero retirarme con mejor sabor de boca”.

Enfado con la Federación Internacional de Halterofilia

El pasado abril, Lydia Valentín tenía una cita en los campeonatos europeos de halterofilia de Moscú, en un evento que le daría la clasificación definitiva para Tokio en la prueba de 76 kg, su gran especialidad, aunque la disciplina fuera de 75 kg en los pasados Juegos Olímpicos. Una gastroenteritis aguda impidió su desplazamiento a Rusia y la española acabó por subir de peso para competir en +87 kg y tener billete para Japón. "La Federación Internacional de Halterofilia hace lo que le da la gana y no es bueno para el deportista. El no participar en el Europeo por una gastroenteritis y que todo cambie tanto no me ha parecido lo más justo", señaló tras su retirada, visiblemente enfadada.

Foto: Se apaga la llama del pebetero. (Reuters)

Quiero estar en los Juegos como yo soy, en mi categoría y dar el máximo. Ahora me he quedado con una sensación muy rara. El tener que subir de peso tan rápido porque cambiaron las normas dos meses antes de venir aquí fue un poco raro. No sabíamos ni qué clasificación debíamos hacer. He estado muy perdida y eso tampoco es bueno para el deportista”, reflexionó, antes de señalar que sus molestias obedecen a esta circunstancia: “Todo esto me ha dado problemas a nivel salud, obviamente”.

Lydia Valentín abandona Tokio con este sabor agridulce, aunque admite haber disfrutado “la ilusión que había en la Villa, casi igual que en otros Juegos”. La nacida en Ponferrada era una gran opción de medalla para la delegación española, más tras un fin de semana en el que se celebraron cuatro metales con el oro en tiro mixto de Fátima Gálvez y Alberto Fernández, el bronce de tenis de Pablo Carreño, la plata de Ray Zapata en el ejercicio de suelo y el bronce de Ana Peleteiro en triple salto. Por suerte para la afición, la halterófila promete revancha: “Los más cercanos sabían que no iban a ver mi mejor rendimiento, ¿qué le puedo decir a la gente? Que me sigan, porque todavía queda Lydia Valentín para rato”.

Halterofilia Juegos Olímpicos
El redactor recomienda