Fernández y Gálvez conquistan el primer oro de España en una final agónica de tiro
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
TIRO OLÍMPICO MIXTO

Fernández y Gálvez conquistan el primer oro de España en una final agónica de tiro

La pareja española supo reponerse a los nervios iniciales para remontar a San Marino y firmar un tramo final apoteósico donde el madrileño mantuvo con vida al dúo

placeholder Foto: Fatima Galvez and Alberto Fernandez con la medalla de oro. (EFE)
Fatima Galvez and Alberto Fernandez con la medalla de oro. (EFE)

Se ha hecho esperar, pero Fátima Gálvez y Alberto Fernández han conquistado el primer oro de España en estos Juegos Olímpicos gracias a su impecable precisión en el trap mixto olímpico para amarrar la cuarta medalla. La pareja española se desquitó de su actuación individual en los días previos y aunaron sus fuerzas para realizar una clasificación imperial hacia la final al firmar 148 aciertos de 150 disparos entre tres rondas y superar a 14 parejas con sus escopetas del calibre 12. Una cifra que les emparejaba irremediablemente contra los sanmarinenses Gian Marco Berti y Alessandra Perilli. Ambos tenían un palmarés imponente, pero faltaba la corona olímpica. Ahora, 17 años después desde la última medalla española en tiro, lo han conseguido.

"Tenemos muy buen nivel y solo nos hace falta un buen tiro que nos meta en la final", explicaba Fátima tras la eliminación individual. El amargo sabor de quedarse a las puertas de la finalísima individual se vio recompensado con una actuación coral en el doble mixto. Con estilos y características diferentes, pero con trayectorias similares (ambos progenitores eran aficionados a la casa y les inyectaron la afición por las escopetas) y un objetivo en común que sirvió de gasolina para traer la cuarta medalla a la delegación española tras las platas de Adriana Cerezo y Maialen Chorraut y el bronce de David Valero. "Tienen un gran palmarés, pero todo el mundo les decía que les faltaba la medalla olímpica, pues ya ha llegado ese momento", comentaba su mujer en la conexión con RTVE en los momentos previos a la final.

La tiradora cordobesa Fátima Gálvez (34 años), campeona de España en hasta seis ocasiones y del mundo, ya había acariciado las mieles olímpicas con el quinto puesto en Londres 2012 y el cuarto puesto en Río 2016. Pero se resistía. Gálvez, que se define a sí misma como "una luchadora en un mundo de hombres", cuenta que "a pesar de nacer zurda me enseñaron a disparar con la derecha porque era lo correcto en aquellos tiempos". Y tuvo que luchar de lo lindo en la final para contrarrestar la tensión del momento.

placeholder Fátima Gálvez, durante las rondas clasificatorias. (EFE)
Fátima Gálvez, durante las rondas clasificatorias. (EFE)

Por su parte, el madrileño Alberto Fernández, de 38 años, inició un camino desde Pekín 2008 (33º), pasando por Londres 2012 (25º) y Río (17º), pero mientras se proclamaba campeón del mundo en tres ocasiones, el éxito olímpico se le esfumaba. Hasta viajar a Tokio. Fan acérrimo de los Beatles y miembro de un grupo de música llamado 'Los Geiperman' donde toca bajo, Alberto decidió contratar a un 'coach' deportivo que se centrara en su mentalidad y en mejorar su capacidad competitiva y el control de las emociones en situaciones de estrés de cara a estos Juegos Olímpicos.

Una vez en la final, Gálvez tuvo la fortaleza suficiente para reponerse de sus tres primeros fallos consecutivos después de un tiempo muerto mientras Fernández tiraba del carro de la pareja. Cuando parecía que San Marino tendría un oro plácido, tanto Berti como Perilli concatenaron tres fallos seguidos que igualaron la contienda de nuevo. Los nervios pasaban factura para ambas parejas hasta que España pudo recortar distancias en el marcador y empatar. Gálvez y Fernández hacían añicos los platos de 110 milímetros de diámetro y 25 de altura a pesar de salir disparados a 100 kilómetros por hora desde las máquinas que se posaban sobre el foso nipón.

placeholder Alberto Fernández solo falló un tiro. (Reuters)
Alberto Fernández solo falló un tiro. (Reuters)

Una vez alcanzado el ecuador, el dúo español consiguió colocarse por delante a lomos de un Alberto Fernández que tan solo falló un plato de los 50. A tres tiros para el final, Gálvez falló, Berti le siguió la pista y se dejó todo para el final. Alberto volvió a reventar su objetivo y Fátima falló, con un 41 a 39 arriba. La pareja de San Marino se veía abocada a no fallar si quería alargar la final. Pero a Berti le tembló el pulso y España ganó su primer oro en estos Juegos Olímpicos de Tokio. "Esperemos que el destino nos pague todo lo que hemos trabajado y lo bien que estamos compitiendo juntos, aunque hay grandes parejas en liza", confesaba Fátima durante estos Juegos. Ya no habrá que esperar más. El oro ya está aquí tras una final de infarto.

Tiro Juegos Olímpicos Fátima Gálvez
El redactor recomienda